VTCs: ¿En qué consiste el nuevo real decreto y cómo pueden intervenir los seguros?

VTCs: ¿En qué consiste el nuevo real decreto y cómo pueden intervenir los seguros?

publicado en: Transporte | 0
SUSCRÍBETE

La movilidad está cambiando en las ciudades. Plataformas de car sharing, bicicletas eléctricas y patinetes conviven con el transporte urbano tradicional y los vehículos particulares. En los últimos años, una de estas alternativas de movilidad ha acaparado casi toda la atención: las empresas VTC o Vehículos de Turismo con Conductor. Es decir, compañías como Uber y Cabify. Ahora, a través de un Real Decreto-ley, el Gobierno busca regular el sector y garantizar el equilibrio competitivo con el del taxi.

 

La última palabra para la administración local

El Real Decreto-ley 13/2018, de 28 de septiembre, fue convalidado por el Parlamento el pasado 25 de octubre, entrando en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE. La gran novedad de esta regulación respecto a las medidas tomadas con anterioridad es que otorga a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos la capacidad de gestionar la movilidad. Es decir, serán las administraciones locales, y no el Estado como hasta ahora, los que concedan las licencias VTC.

En palabras del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el Real Decreto-ley persigue que “cada territorio pueda elegir el transporte por el que se desplaza” y que “sea la administración local, conocedora de las necesidades concretas de cada territorio, la que tome las decisiones más adecuadas para su población”.

Existen 11.200 licencias VTC, concentradas en Madrid, Barcelona y Málaga. Entre todos los ayuntamientos españoles existen seis veces más licencias de taxi.

La nueva normativa iguala la gestión de las licencias de taxi con las de compañías como Uber y Cabify, una decisión que, aseguran desde el Ministerio, busca equilibrar la oferta y la demanda y las condiciones competitivas del mercado. En la actualidad, existen 11.200 licencias VTC, concentradas en Madrid (5.277 licencias), Barcelona (1.926) y Málaga (1.075). Entre todos los ayuntamientos españoles existen seis veces más licencias de taxi.

 

Las implicaciones del Real Decreto para las VTC

Aunque la normativa ya está en vigor, los actuales titulares de licencias VTC (emitidas a nivel estatal) podrán seguir operando durante un máximo de cuatro años. El Ministerio considera que este plazo es suficiente para compensar el impacto de la nueva regulación. Después de este periodo de tiempo, las licencias VTC quedarán habilitadas solo para prestar servicios interurbanos. Para trabajar en el ámbito urbano habrá que adaptarse a la normativa de cada ciudad.

En casos especiales, el Real Decreto-ley contempla una ampliación de este plazo compensatorio. Es decir, siempre y cuando se justifique debidamente, los titulares de licencias VTC podrán extender hasta un máximo de seis años el permiso para seguir operando a nivel local. Por otro lado, bajo el paraguas del Ministerio de Fomento, se creará un subgrupo de trabajo para compartir buenas prácticas regulatorias y casos de éxito para ayudar a las administraciones locales y al sector a buscar soluciones.

 

El papel de los seguros

Con el cambio regulatorio, la incertidumbre se une a los riesgos que ya enfrenta el sector de las VTC. Hasta ahora, el sector seguros no ha respondido de forma masiva creando soluciones propias para las VTC, aunque la tendencia está cambiando a medida que crece el uso y la penetración de este tipo de servicios. Por el momento, las soluciones que las empresas de VTC han encontrado por parte de las aseguradoras han consistido en ir asegurando pocos vehículos, con algunas compañías, a través del canal de distribución de particulares.

Contar con un buen plan de prevención permitirá a las VTC obtener condiciones de seguro adecuadas a sus necesidades

“Por parte de nuestra unidad, siempre vimos que había una necesidad importante de aseguramiento para el empresario o autónomo de VTC, y por eso nos pusimos manos a la obra para aportar nuestras soluciones como expertos en transporte de viajeros en zonas urbanas”, asegura Carlota Suárez, subdirectora de la Unidad de Flotas en Willis Towers Watson. A día de hoy, existe en Willis Towers Watson un equipo específico para gestionar las necesidades aseguradoras de los vehículos VTC.

Con el precedente del sector del taxi sobre la mesa, las empresas de VTC deberían empezar a tener en cuenta la alta siniestralidad a la que se enfrentan, en relación a los turismos particulares. Su prevención y su gestión son clave para minimizar riesgos. Contar con un buen plan de prevención permitirá a las VTC obtener condiciones de seguro adecuadas a sus necesidades. Y mejores condiciones en la póliza significan menores costes y aumento de los márgenes de beneficio. Una ventaja nada desdeñable ante el futuro de cambios que afronta el sector.

 

DESCARGAR INFORMACIÓN

 

Comparte

Dejar una opinión