Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Tips para adaptar tu empresa a la Industria 4.0 Comunicar los...
Botón de scroll

Tips para adaptar tu empresa a la Industria 4.0

Rectangules
31 de mayo de 2022

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Robots que colaboran con personas en las cadenas de montaje. Copias digitales de infraestructuras logísticas que permiten probar cualquier cambio antes de implementarlo en el mundo real. Pymes con impresoras 3D que crean productos personalizados. Fintechs que sacan partido a la inteligencia de los datos. La cuarta revolución industrial, o industria 4.0, está en marcha. ¿Cómo puede tu empresa adaptarse a ella?

¿Qué ventajas tiene la Industria 4.0?

El desarrollo de tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial, el análisis masivo de datos, la robótica o las redes de comunicación sin cables ha sentado las bases de un mundo en el que las fronteras de lo físico y lo digital se difuminan. Sin embargo, la cuarta revolución industrial no solo es un cambio de paradigma tecnológico. La industria 4.0 va más allá de las fábricas y las cadenas de suministro inteligentes y representa un cambio social, político y económico en un mundo que empieza a dejar atrás la primera digitalización de la década de 1990 y principios de la de los 2000.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, “la cuarta revolución industrial es más que un simple cambio tecnológico; es una oportunidad para ayudar a todo el mundo, incluidos los líderes empresariales y los políticos, a sacar partido de la convergencia de la tecnología para crear un futuro inclusivo y centrado en el ser humano. La verdadera oportunidad es mirar más allá de la tecnología y encontrar formas de brindar a la mayor cantidad de personas la capacidad de generar un impacto positivo en las familias, las organizaciones y las comunidades”.

La cuarta revolución industrial está facilitada por los avances tecnológicos, pero está dirigida por el talento humano.

Desde el punto de vista exclusivamente empresarial, sumarse a la industria 4.0 tiene unas ventajas claras:

  • Eficiencia y mejora de la productividad. El uso de tecnologías como el análisis predictivo de datos permite optimizar procesos y anticipar problemas para mejorar la productividad.
  • Seguridad. Varias tecnologías, pero en particular la robótica, permiten el desarrollo de tareas peligrosas sin comprometer la salud de las personas.
  • Gestión eficiente de los datos. En todas las empresas, la información fluye. Los avances en sensores e internet de las cosas, así como en las tecnologías de big data, permiten sacar mayor partido de los datos para reforzar la inteligencia del negocio y mejorar la toma de decisiones.
  • Mejora de la trazabilidad. Las tecnologías de conectividad y el análisis de datos permiten reforzar la trazabilidad de procesos de todo tipo, desde acciones internas del día a día hasta cadenas globales de suministro.
  • Aumento de la competitividad empresarial. Todas las ventajas anteriores redundan en el refuerzo de la competitividad de la organización

 

Cómo adaptar tu empresa a la industria 4.0

La cuarta revolución industrial está facilitada por los avances tecnológicos, pero está dirigida por el talento humano. Así, a la hora de adaptar una organización a la industria 4.0, los cambios han de llegar en muchos frentes diferentes, tanto desde el punto de vista técnico como desde los recursos humanos. Estos son cinco puntos de partida para adaptar tu empresa a la industria 4.0.

1. Conocer las tecnologías de la industria 4.0 y sus posibilidades

Avanzar en la cuarta revolución industrial no significa adoptar todas las novedades tecnológicas de golpe. El primer paso es estudiar las tecnologías existentes y ver cuáles pueden ser más útiles para la empresa y aportar mayores beneficios y ahorros. Una vez analizadas, el siguiente paso es establecer un plan de acción y pruebas piloto controladas para medir la utilidad real del cambio.

2. Fichar el talento necesario

Las tecnologías por sí mismas no significan nada sin personas en el equipo que sepan sacarles partido. El mejor talento para la cuarta revolución industrial no solo tiene los conocimientos técnicos necesarios, sino que es flexible y posee capacidad de adaptación suficiente para enfrentarse a los retos que se vayan presentando. Esto hace que, hoy por hoy, una de las grandes barreras de la industria 4.0 sea la escasez de talento.

Las organizaciones deben asumir e impulsar de forma interna la necesidad del aprendizaje continuo y la adopción de nuevas competencias, rediseñando los roles de los empleados.

3. Adaptar la gestión de los recursos humanos

El talento adecuado para la cuarta revolución industrial no solo está fuera de la organización, sino que también puede y debe desarrollarse desde dentro. Para ello, es necesario adoptar nuevos enfoques de gestión de recursos humanos. Tal como detallan desde la escuela Thunderbird de la Arizona State University, las organizaciones deben asumir e impulsar de forma interna la necesidad del aprendizaje continuo y la adopción de nuevas competencias, rediseñando los roles de los empleados (conocido en inglés como upskilling).

4. Abrazar el poder de los datos

De todas las tecnologías que dan forman a la industria 4.0, el análisis de datos es quizá la de mayor potencial disruptivo. La mayoría de organizaciones poseen gran cantidad de datos, pero no son capaces de extraer información de calidad que ayude a mejorar todos los procesos de gestión. El big data permite dejar a un lado las intuiciones y reducir los riesgos para tomar decisiones basadas en información objetiva.

5. Adaptar y educar, mejor que reemplazar

Sumarse a la cuarta revolución industrial no implica necesariamente reemplazar todo el equipo tecnológico de una empresa. Es más, comparada con el resto de las revoluciones industriales, que sí necesitaban de la adquisición de nuevos equipos, la industria 4.0 permite adaptar muchos de los existentes. De la misma manera, no es necesario reemplazar el talento por otro mejor preparado, sino que deben plantearse opciones para que la plantilla existente se adapte a la nueva realidad industrial.

La industria 4.0 implicará cambios profundos en la forma en que producimos y trabajamos durante los próximos años. La adaptación de las empresas a este escenario debe empezar cuanto antes de la mano de los empleados, buscando la implicación de todos los directivos y sin dejar de lado los objetivos de sostenibilidad, equidad e inclusividad.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades sobre la gestión del talento, pensiones y beneficios sociales para empleados.


Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Experiencia de Empleado

Pide información

Estrategia y diseño de paquetes de compensación

Pide información

Quizás te interese

Previous Next