Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Tipos de teletrabajo: características, ventajas y ... Comunicar los...
Botón de scroll

Tipos de teletrabajo: características, ventajas y desventajas

Rectangules
5 de agosto de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Durante los últimos 18 meses, la situación del teletrabajo ha dado un vuelco en España. En el primer trimestre de 2021, el 11,2% de los ocupados (más de dos millones de personas) trabajaron desde su domicilio más de la mitad de los días. Según los datos de la última encuesta de población activa (EPA), esto es más del doble de lo registrado antes de la pandemia (en 2019 lo hacían el 4,8% de los ocupados). Pero, ¿son iguales todos los trabajos en remoto? ¿Qué tipos de teletrabajo existen?

Tipos de teletrabajo

El teletrabajo está recogido en España por el Estatuto de los Trabajadores. Allí, se señala que “tendrá la consideración de trabajo a distancia aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por este, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa”. De acuerdo con la normativa, existen tres tipos de teletrabajo.

Teletrabajo en el domicilio

Es aquel tipo de trabajo a distancia en la que parte de la jornada laboral se desarrolla en la vivienda habitual del trabajador. Es también la modalidad más extendida de teletrabajo en la actualidad. Implica el uso de tecnologías de la comunicación y de herramientas digitales, por lo que es más habitual en empleos en los que se trabaja con información y no con tareas manuales.

Centros de teletrabajo 

En este caso, la empresa o institución destina una serie de recursos y espacios para que los trabajadores lleven a cabo sus tareas fuera de la oficina principal. Puede tratarse de un espacio propio o de un centro compartido, donde varias empresas se reparten los costes. Son soluciones empleadas para reducir los tiempos de desplazamiento al centro de trabajo o reducir costes gracias a la deslocalización.

Teletrabajo itinerante

Esta modalidad de teletrabajo no contempla ningún sitio fijo para llevar a cabo las tareas. El teletrabajador puede estar unos días en su domicilio, otros en la oficina y otros trabajar de forma itinerante. Todo lo que une al empleado con la empresa son los sistemas informáticos y las redes de telecomunicaciones.

Ventajas del teletrabajo

Mayores posibilidades conciliación, reducción de los tiempos de desplazamiento al trabajo, avanzar hacia un flexiworking real… Las ventajas del teletrabajo son muchas, tanto para el trabajador como para la empresa.

El teletrabajo es una fórmula eficaz para avanzar en el equilibrio entre la vida profesional y la personal.

Conciliación y flexibilidad de horarios

El teletrabajo es una fórmula eficaz para avanzar en el equilibrio entre la vida profesional y la personal. El trabajador tiene mayor autonomía y puede, en muchos casos, seguir unos horarios adaptados a su situación personal. Además, tiene la capacidad de atender imprevistos domésticos o personales sin tener que desplazarse grandes distancias.

Menor estrés y reducción del tiempo dedicado al trabajo

A menudo (y, en particular, en las grandes ciudades), el tiempo dedicado al trabajo se extiende más allá de la jornada laboral propiamente dicha. El tiempo dedicado al desplazamiento del domicilio a la oficina puede fácilmente añadir otras dos horas a la jornada de trabajo. El teletrabajo reduce este gasto, lo que redunda directamente en el nivel de estrés. 

Mayor productividad

Los dos puntos anteriores permiten una mejor gestión del tiempo y la reducción de las interrupciones, lo que al final acaba resultando en una mejora de la concentración y la productividad. Esta ventaja es compartida tanto por el empleado como por la empresa.

Reducción de costes

Los empleados pueden ver reducidos sus costes (desplazamientos, comidas), pero son las empresas las que realmente se pueden beneficiar a largo plazo del ahorro asociado al teletrabajo. Los costes ligados al mantenimiento de grandes infraestructuras y gastos energéticos se ven reducidos en gran medida.

Reducción del absentismo laboral

En muchas ocasiones, el absentismo está provocado por estrés o por dificultades con la conciliación. El teletrabajo influye de forma positiva en ambos factores, por lo que reduce la ausencia injustificada de los trabajadores.

Atracción y retención del talento

La posibilidad de teletrabajar es una ventaja clara a la hora de atraer y retener al mejor talento. La opción del trabajo a distancia es muy valorada por los trabajadores, por lo que pesará mucho cuando decidan si quedarse o marcharse de la organización.

Desventajas del teletrabajo

A pesar de sus muchas cosas positivas, no se deben ignorar las desventajas del teletrabajo, que van desde factores emocionales hasta aspectos como los ciberriesgos asociados al teletrabajo.

Algunos teletrabajadores pueden ver aumentada su sensación de aislamiento y exclusión, lo que puede afectar a su salud mental y su bienestar emocional.

Pérdida de engagement

Al trabajar siempre en soledad, los trabajadores pueden tender a sentirse menos vinculados con la compañía y con el resto de los empleados. Se pierde el ambiente laboral de la oficina al dejar de compartir espacio físico y referencias emocionales. Esto puede redundar en una pérdida de engagement y dificultades para seguir trabajando en equipo.

Riesgos para la salud física y emocional

Algunos teletrabajadores pueden ver aumentada su sensación de aislamiento y exclusión, lo que puede afectar a su salud mental y su bienestar emocional. Por otro lado, el teletrabajo puede potenciar el sedentarismo todavía más, lo que, unido a la falta de mobiliario y equipamiento adecuados, puede incrementar ciertos problemas físicos.

Dificultad para controlar al empleado

Las empresas que cuantifiquen la productividad del trabajador por las horas dedicadas a estar en su puesto laboral tienen complicado controlar al empleado que trabaja desde su domicilio. Sin embargo, aquellas en las que el rendimiento se cuantifique por objetivos y resultados lo tendrán mucho más fácil.

Riesgos cibernéticos

En una oficina, las infraestructuras tecnológicas están controladas, se dispone de redes de comunicación internas y se cuenta con un equipo in situ para solucionar cualquier problema. Convertir ese entorno seguro en una red de trabajadores diseminados por el territorio, cada uno con su equipo y con su red, incrementa los ciberriesgos.

El teletrabajo se disparó durante la primera mitad de 2020 al ser la única alternativa para que algunas organizaciones pudiesen seguir manteniendo su actividad. Sin embargo, con el paso de los meses, se ha ido consolidando como una realidad para cada vez más trabajadores, una que tiene importantes ventajas, pero también riesgos.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades sobre la gestión del talento, pensiones y beneficios sociales para empleados.

Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Experiencia de Empleado

Pide información

Estrategia y diseño de paquetes de compensación

Pide información

Quizás te interese

Previous Next