Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Transparencia, teletrabajo y digitalización: así ... Comunicar los...
Botón de scroll

Transparencia, teletrabajo y digitalización: así son las tendencias retributivas de 2021

Rectangules
8 de abril de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
6 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

El informe 2020 General Industry Survey analiza la evolución de las retribuciones durante el último año y permite anticipar las tendencias retributivas de 2021.

La pandemia de COVID-19 ha marcado 2020 y seguirá teniendo un profundo impacto en 2021. Sin embargo, no será el único factor a tener en cuenta a la hora de definir las tendencias salariales en España durante este año. El aumento de la transparencia, la digitalización y el auge del teletrabajo serán factores a tener muy en cuenta durante los próximos meses.

El informe 2020 General Industry Survey de Willis Towers Watson analiza la evolución de las retribuciones durante el 2020 y permite mirar al futuro anticipando las tendencias de 2021. Según el análisis de Adriana Vallejo, directora de estudios retributivos de Willis Towers Watson España, el aceleramiento de la digitalización provocado por el COVID-19, la necesidad de más transparencia demandada por los trabajadores y por el nuevo marco normativo y la nueva legislación sobre el teletrabajo marcarán la evolución de las retribuciones en 2021.

“Con un 2,5% de incremento de masa salarial fija que están manejando, en el mejor de los escenarios, algunas compañías afortunadas, no hay mucho margen, por lo que las empresas se están centrando en gestionar la retribución fija para mejorar las cifras actuales de brecha salarial y recompensar, en la medida de lo posible, las promociones realizadas durante el año fiscal”, sostiene Adriana Vallejo.

La evolución de las retribuciones en 2020: los datos

La evolución de la pandemia y su impacto económico dirimirán las tendencias salariales en España durante el 2021. Teniendo en cuenta la caída del PIB en 2020 (con un descenso interanual del 8,7% en el tercer trimestre) y un rebote esperado del 7,9% en 2021, el contexto en el que se muevan las empresas para modificar sus políticas retributivas será limitado. Aun así, se espera un 2,5% de subida en los salarios en aquellas compañías que hayan previsto revisar su plan de retribuciones.

Para anticipar las tendencias del 2021 se hace necesario analizar qué ha pasado el año pasado. Durante 2020, una de cada tres empresas tuvo que emprender acciones concretas para contener la crisis generada por el COVID-19. Más allá de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), un 40% de las empresas congelaron o redujeron sus esfuerzos de contratación y el 33% está pensando en tomar alguna acción.

Este contexto de inestabilidad e incertidumbre se mantendrá durante el año 2021. Así, para poder mantener y atraer talento, las compañías han de segmentar las plantillas en función de criterios empresariales y necesitan optimizar y enfocar los paquetes de compensación ofertados a los diferentes colectivos.

“Dentro de esta propuesta de valor, elementos retributivos como el variable a corto y largo plazo o los planes de reconocimiento tienen un peso relevante para implantar una cultura de alto rendimiento y pago por desempeño.  Otros factores de éxito en la ecuación serán los beneficios ofertados, la flexibilidad laboral o los programas de wellbeing, así como que el empleado tenga constancia de pertenecer a una compañía en la que exista una verdadera cultura de inclusión y diversidad”, señala Adriana Vallejo.

Más allá de los datos generales y las medias, los empleos que más incrementaron sus retribuciones en 2020 fueron los de data science y business intelligence, con un aumento del 10% con respecto al año anterior. Además, también destaca la subida de los puestos de ventas telefónicas y online (+7%).  En valores absolutos, los puestos de ventas (tanto directas como indirectas) son los que mayor retribución tienen frente a otros del mismo nivel en otras áreas.

Según los estudios retributivos de Willis Towers Watson, una de las características de la evolución de los salarios y las compensaciones durante 2020 ha sido la pérdida de peso de las retribuciones variables. Debido al descenso de los resultados empresariales, el 19% de las empresas analizadas dicen que han tomado algún tipo de acción en cuanto al pago del variable, reducción o congelación; el 51% lo está pensando y el resto no tiene previsto hacer ningún cambio.

Por último, es destacable que cerca del 60% de las compañías que han sido consultadas para el estudio ha llevado a cabo bajas voluntarias con suspensión de sueldo durante el confinamiento y un 30% ha realizado suspensiones temporales sin sueldo a un grupo determinado de empleados.

Tendencias retributivas para 2021

El 2020 General Industry Survey de Willis Towers Watson analiza también en detalle la brecha de género en las retribuciones, un tema que en 2021 cobra aún más importancia debido a los cambios regulatorios que exigen a las empresas más transparencia en los salarios y el desarrollo de planes de igualdad.

Según los datos del estudio, la brecha de género varía mucho por sectores y roles. Aun así, existe un 8,8% de diferencia sobre el salario fijo entre hombres y mujeres y un 9,5% si tenemos en cuenta el resto de retribuciones. Sin embargo, estos porcentajes se han reducido en el último lustro en 9,8 puntos. En la banda salarial de los ejecutivos, por ejemplo, se ha basado de una diferencia del 16% en 2015 al 3% en 2020. La brecha también se ha reducido en los roles profesionales y entre los managers, donde la representación femenina ha aumentado.

Analizando ya las previsiones para 2021, es difícil señalar tendencias concretas dada la situación de crisis actual y su impacto en los diferentes sectores. Aun así, según la postura de las compañías analizadas, alrededor de un 13% de las organizaciones no va a realizar revisión salarial durante el 2021. De las que sí van a revisar sus políticas retributivas, el aumento estimado es del 2,0%, excluyendo congelaciones.

Más allá de la retribución fija, la evolución del resto de elementos de compensación es, si cabe, más incierta todavía. Los indicadores de consumo y los resultados macroeconómicos, los cuales son tomados como referencia en la mayoría de planes de compensación, son volátiles y dependen en gran medida de la evolución pandémica y de las medidas adoptadas para controlarla.

A pesar de este contexto general de inseguridad, Adriana Vallejo señala que se debe huir del “café para todos”. Por el contrario, se debe segmentar a los empleados por desempeño e invertir en los perfiles más necesarios para la organización, aquellos que poseen el talento y el conocimiento clave para la sostenibilidad de la compañía. “Segmentar la plantilla, proporcionar programas diferenciados y entender qué aporta valor para ellos serán las tres claves que deberíamos tener en cuenta”, sostiene la directora de estudios retributivos.

El impacto de la pandemia, el avance de la digitalización, el auge del teletrabajo y el aumento de la transparencia salarial marcarán un futuro cercano que aparece cargado de oportunidades.

Esto, a su vez, pondrá mucha más atención en el empleado, cuyo desempeño deberá destacar y tendrá que demostrar que posee o ha adquirido las habilidades que demanda el mercado y la organización. Los incrementos salariales y los complementos adicionales, más allá de los establecidos en los convenios colectivos, van a ser muy limitados.

Por último, no puede ignorarse el rol del teletrabajo a la hora de definir las estrategias retributivas en 2021. Es pronto para asegurar que el trabajo en remoto ha venido para quedarse de forma masiva, pero sí es cierto que se ha asentado, al tiempo que avanza su regulación. De forma paralela, muchas compañías han empezado a plantearse el diseño del modelo retributivo asociado al teletrabajo.

Uno de los aspectos que se debate es si el salario y las compensaciones deben ir asociados al coste de vida de la zona en que resida el trabajador o no, una cuestión que puede generar desigualdades internas, pero puede suponer una oportunidad para que la organización atraiga el mejor talento, independientemente de dónde se encuentre físicamente. El debate está abierto y continuará durante este año, a medida que el teletrabajo siga ganando terreno en aquellos sectores que puedan implantarlo.

En definitiva, el panorama puede parecer inestable, pero una serie de líneas marcarán la evolución de las retribuciones durante 2021. El impacto de la pandemia (que conllevará una contención en el gasto generalizada), el avance de la digitalización, el auge del teletrabajo y el aumento de la transparencia salarial, apoyados todos ellos en cambios legislativos, marcarán un futuro cargado de oportunidades.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter sobre talento y compensación para conocer cómo motivar a tus empleados en un contexto como el actual.


Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Experiencia de Empleado

Pide información

Estrategia y diseño de paquetes de compensación

Pide información

Quizás te interese

Previous Next