Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha El teletrabajo ha llegado para quedarse: ¿cómo af... Comunicar los...
Botón de scroll

El teletrabajo ha llegado para quedarse: ¿cómo afectará a las retribuciones y las compensaciones?

Rectangules
9 de febrero de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
3 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Cuando hace casi un año la mayor parte de las empresas tuvo que trasladar sus operaciones a los hogares de sus empleados, muchas organizaciones no contaban con una política clara en torno al teletrabajo. Sin embargo, los últimos 12 meses han acelerado la implementación de estrategias de trabajo a distancia, desde niveles organizativos o de ciberseguridad hasta de compensaciones, retribuciones y beneficios.

Durante el tercer trimestre de 2020, cerca de dos millones de personas teletrabajaron en España, algo más de un 10% de la población ocupada. El dato duplica la media de trabajo a distancia registrada durante 2019, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística.

¿Cómo se están adaptando las empresas a esta nueva realidad? El Estudio de análisis sobre trabajo a distancia y compensación, elaborado por Willis Towers Watson, analiza cómo el teletrabajo ha cambiado la política de organización y de retribuciones de las compañías españolas.

Las actitud de las empresas frente al teletrabajo

Cerca de la mitad de las organizaciones que participaron en el estudio tenían una política formal de trabajo a distancia antes de la pandemia, aunque el porcentaje baja a medida que se reduce el tamaño de las empresas. Sin embargo, una amplia mayoría del 77% tiene previsto implantar dicha política de forma permanente en el futuro cercano, muchas incluso antes de que termine 2021.

En el entorno laboral surgido de la pandemia, las empresas apuestan claramente por un modelo híbrido que combina teletrabajo con opciones flexibles semipresenciales o presenciales, adaptadas a las necesidades del negocio y de los diferentes colectivos de empleados.

Mantener o mejorar el compromiso de los empleados, la retención del talento y el aumento de la productividad son las principales razones para implantar una política de teletrabajo.

La rápida adaptación al entorno de confinamiento domiciliario forzó el salto obligado al teletrabajo en los meses de marzo y abril de 2019. Sin embargo, las razones por las que las empresas apuestan por el trabajo a distancia como alternativa de futuro son muy diferentes. La mayoría de las organizaciones consideran que mantener o mejorar el compromiso de los empleados, la retención del talento y el aumento de la productividad son las principales razones para implantar una política de teletrabajo.

Aun así, sigue existiendo un horizonte incierto. Solo el 30% de las empresas cree que el trabajo a distancia no conllevará una externalización de puestos o funciones, mientras que un 31% cree que sucederá en cierto grado y un 39% no sabe cuál será su impacto real en este sentido. Por último, el estudio de Willis Towers Watson señala que los factores que más frenan la implementación del teletrabajo son una cultura de trabajo presencial y la propia naturaleza del trabajo.

Teletrabajo, bienestar y retribuciones

A la hora de aplicar las condiciones del trabajo a distancia dentro de la empresa, más de la mitad de organizaciones establecen tanto un tiempo mínimo de teletrabajo en relación a la jornada laboral como un periodo mínimo para poder disfrutar del trabajo a distancia, habitualmente de un año. Además, acogerse al teletrabajo es, normalmente, voluntario, y las posibilidades de elegibilidad varían en función del tipo de trabajo y el rol del empleado. De hecho, casi la mitad de las organizaciones limita la política de trabajo a distancia a colectivos determinados.

Apostar por el teletrabajo supone también una serie de nuevos desafíos que no están presentes en el entorno presencial, como es el derecho a la desconexión digital. Así, cerca del 70% de las compañías analizadas detalla el horario de la jornada en remoto, aunque solo el 37% ha diseñado una política específica para asegurar la desconexión digital del teletrabajador.

Por otro lado, el estudio revela que el impacto del teletrabajo en la estrategia de retribuciones de las compañías es bajo, al menos, por ahora. La amplia mayoría (un 80%) no ha cambiado su filosofía de compensaciones y para el 88% de las organizaciones la retribución a los empleados que trabajen a distancia será igual a la de los empleados que trabajan en oficina, sin tener en cuenta su ubicación. De hecho, solo el 12% de las empresas define ahora sus niveles de pago en función de los skills del empleado y su ubicación. Las condiciones de formación, desarrollo y promoción profesional tampoco se ven alteradas.

Además, más de la mitad de las organizaciones no contempla compensar los gastos derivados del trabajo a distancia al empleado; y el 72% no cuenta con ningún tipo de seguro o de cobertura de contingencia laboral para los teletrabajadores. La gran mayoría tampoco contemplan bonificaciones especiales para los empleados en remoto.

El teletrabajo ha llegado para quedarse y, aunque no se sabe hasta que punto avanzará su implementación en los próximos años, las empresas ya han empezado a adaptarse. Por ahora, en España, las políticas de trabajo a distancia no contemplan grandes cambios a nivel retribuciones y beneficios y se centran más en aspectos organizativos.

 

Suscríbete a nuestra newsletter sobre talento y compensación para conocer cómo motivar a tus empleados en un contexto como el actual.



Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Experiencia de Empleado

Pide información

Estrategia y diseño de paquetes de compensación

Pide información

Quizás te interese

Previous Next