Mejorar la experiencia del empleado para avanzar en la cuarta revolución industrial

Mejorar la experiencia del empleado para avanzar en la cuarta revolución industrial

Ágil, transversal, horizontal, con equipos formados por talentos y tipos de trabajador diversos, con tareas que se completan en diferentes lugares y momentos… El entorno laboral está cambiando y es cada vez más complejo; y el trabajo se gestiona de forma cada vez más ágil, integrando empleados en plantilla, contingentes y tecnología. En este contexto, la experiencia del empleado es la mejor herramienta para reforzar el compromiso de todos los trabajadores y avanzar hacia la industria 4.0.

SUSCRÍBETE

En este entorno, el papel de los líderes y responsables de recursos humanos es clave, trabajando por dotar el trabajo de significado y reforzando la conexión entre los trabajadores y la organización. El World Economic Forum, en su white paper HR4.0: Shaping People Strategies in the Fourth Industrial Revolution, establece cuatro dimensiones alrededor de las cuales debe desarrollarse una nueva experiencia del empleado propia de la industria 4.0.

  • Conexión con el resto de empleados y confianza en los líderes
  • Posibilidades de crecimiento profesional y diversidad de recompensas
  • Trabajo significativo y útil, alineado con los valores de los empleados
  • Entorno laboral productivo que premia el buen desempeño

Bajo estas premisas, es importante que los líderes en gestión del talento abandonen los enfoques tradicionales y trabajen para crear una experiencia del empleado holística, que ponga en valor el trabajo de todo el talento, sea interno o externo. Para ello, el informe del World Economic Forum, señala también cuatro buenas prácticas para los gestores del talento de la cuarta revolución industrial.
 

Construir experiencias de empleado centradas en las personas

En la actualidad, la experiencia del empleado está compuesta por multitud de elementos. Algunos pueden reforzarse y otros eliminarse en función de las prioridades de negocio de la organización. Pero el objetivo final de dicha estrategia debe cambiar para transformar el trabajo en algo significativo, que aporte valores e inspiración sin perder de vista la dirección en la que avanza la empresa. Un objetivo claro y con significado es una herramienta fundamental para reforzar el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Las estrategias de bienestar pueden ser flexibles y personalizadas, cambiando en función del momento vital de cada empleado»

 

Invertir en el bienestar de los empleados

Las estrategias tradicionales para mejorar el bienestar de los empleados están también abriéndose a enfoques más amplios, en los que se incluye no solo el bienestar físico, sino también el emocional, el financiero y el social. Bajo un enfoque holístico, estas nuevas estrategias de bienestar pueden ser flexibles y personalizadas, cambiando en función del momento vital de cada empleado.

Existen multitud de soluciones de bienestar en el mercado que, sumadas al uso de las nuevas técnicas de análisis para medir, por ejemplo, los niveles de estrés, productividad o compromiso de cada empleado, permiten tomar decisiones informadas y adecuadas para cada caso y reforzar el papel del bienestar como pieza central de la estrategia de beneficios.
 

Alinear la experiencia con el enfoque agile

Cada vez más empresas trabajan por proyectos y tareas concretas que son gestionados bajo la metodología de trabajo agile. En relación con la experiencia del empleado, existen varias consideraciones a tener en cuenta antes de pasar por completo a un sistema agile, como cómo flexibilizar las recompensas.

El acceso a mejores fuentes de información permite desarrollar una estrategia continua para reforzar el engagement de los empleados»

Más allá del salario y los incentivos, se debe expandir la estrategia de beneficios para que incluya bienestar, desarrollo profesional, apoyo financiero, medios de transporte o acceso a dispositivos móviles, entre otros beneficios. Frente a una fuerza de trabajo cada vez más variada, multigeneracional y multicultural, trabajando en diferentes espacios físicos y temporales gracias a las plataformas digitales, es necesario dar respuesta a toda la diversidad de necesidades.
 

Aumentar el compromiso de los empleados mediante tecnología

Medir y monitorear el nivel de compromiso de los empleados es una parte central de las estrategias de gestión del talento. De forma tradicional, esta medición se efectúa con encuestas estructuradas y periódicas, centradas exclusivamente en medir el compromiso. La tecnología permite hoy poner en práctica nuevas estrategias de monitoreo más alineadas con las nuevas formas de organizar el trabajo.

Las plataformas digitales y el análisis de datos permiten a los líderes de recursos humanos recibir información en tiempo real. Información que a su vez puede utilizarse para mitigar riesgos, crear planes específicos de desarrollo o establecer medidas concretas y personalizadas. Es decir, el acceso a mejores fuentes de información permite desarrollar una estrategia continua para reforzar el engagement de los empleados.
 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión