Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Infografía | Futuro del trabajo en España tras la... Comunicar los...
Botón de scroll

Infografía | Futuro del trabajo en España tras la pandemia: modelos híbridos

Rectangules
17 de enero de 2022

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
5 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

En 2019, el porcentaje de empleados españoles que trabajaban en remoto era del 4,8%, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo, la irrupción de la pandemia de COVID-19 obligó a adaptarse rápidamente a la situación y ese porcentaje se disparó hasta el 16,2%.

Se pensó entonces que el teletrabajo había llegado para quedarse y, de hecho, se aceleró un cambio legislativo para aprobar la Ley 10/2021 de trabajo a distancia. Pero la relajación de las restricciones y la bajada de la incidencia por el alto índice de vacunación de la población hizo que en marzo de 2021 esa cantidad de empleados que trabajan desde casa descendiera hasta el 11,2%.

Y ahí no queda la cosa porque la previsión es que, para septiembre de 2022, el índice de trabajadores en remoto en nuestro país haya bajado hasta el 8%, según datos del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI).

El teletrabajo, que se disparó con la pandemia, ha ido decayendo para dar paso a un modelo híbrido en las empresas españolas.

Lo que sí se ha intentado es mantener un modelo híbrido, es decir, que combine el teletrabajo con el sistema presencial. Esta opción es la que, según un estudio de LinkedIn, preferiría el 40% de los españoles.

De cara al futuro, un estudio de Factorial revela que el 61,5% de las empresas españolas optarán por el modelo mixto de manera permanente.

La adaptación de las empresas a un modelo de trabajo híbrido

A pesar de la incertidumbre respecto al futuro y la evolución de la pandemia, parece que la mayoría de las empresas optarán por un modelo de trabajo híbrido, que permite mayor flexibilidad.

Esto supone un desafío para las organizaciones, que se ven obligadas a acelerar su transformación digital si no quieren quedarse atrás. El espacio de trabajo ha cambiado y la digitalización es una obligación porque cada vez es más difícil concebir cualquier trabajo sin las herramientas digitales adecuadas.

Así, las empresas buscan fórmulas que se adapten a sus nuevas necesidades y las de sus empleados para hacer que el modelo híbrido de teletrabajo y presencial sea lo más eficaz posible.

El modelo de trabajo híbrido ofrece grandes oportunidades pero también plantea importantes retos para las empresas.

En la actualidad, las organizaciones se encuentran en un período de transición hacia ese nuevo sistema de trabajo que parece contentar a todos por las grandes oportunidades que ofrece, aunque conlleva también importantes desafíos.

Entre los retos que las empresas tienen que afrontar para adaptarse a esta nueva realidad están:

  • El acondicionamiento del espacio de trabajo.
  • Contar con la tecnología y las herramientas adecuadas.
  • Fomentar la colaboración entre los trabajadores.
  • Optimizar los gastos inmobiliarios.
  • Mejorar la productividad.
  • Mejorar la agilidad a nivel organizativo.

En definitiva, el objetivo del modelo híbrido es beneficiarse de las ventajas del teletrabajo y del trabajo presencial y eso hace que las compañías tengan que plantearse cambios importantes, adaptados a sus necesidades concretas.

¿Qué nos depara el futuro del trabajo tras la pandemia?

El futuro del teletrabajo todavía está por ver. Cuando irrumpió con fuerza durante la pandemia parecía llegar para quedarse, pero la experiencia nos ha demostrado que la presencialidad sigue teniendo un gran peso en nuestro país.

La tendencia, tal y como apuntan la mayoría de estudios, será la implantación de un modelo híbrido que permita aunar las ventajas de ambos sistemas, el tradicional y el del trabajo en remoto. Pero no será la única cuestión que deba preocupar a las empresas después de la pandemia.

Un análisis de IE University concluye que serán cinco las tendencias principales que marcarán el trabajo del futuro:

  1. Nuevas actitudes, moldeadas por las redes sociales y la web.
  2. Tecnologías. Cambio a la nube, tecnologías colaborativas, Big Data, Internet de las cosas…
  3. Nuevas expectativas y formas de trabajar.
  4. Movilidad. Trabajar en cualquier momento y lugar y a través de cualquier dispositivo.
  5. Globalización. No hay fronteras.

Las empresas que no tengan en cuenta estas variables y no se adapten a ellas se quedarán atrás.

Las empresas y los empleados que no sepan adaptarse a los cambios se quedarán atrás.

En este sentido, la digitalización y la automatización marcarán el futuro del trabajo. Y los recursos humanos serán una pieza clave para que las empresas y los empleados se adapten a los cambios.

“La tecnología difumina la línea entre el mundo físico, el digital y el biológico, y los avances como la inteligencia artificial y la robótica van a seguir evolucionando”, explica Ana Arnau, Directora de Talento en Willis Towers Watson Iberia. “Estos cambios tienen un impacto significativo en el trabajo y en el empleo”, añade.

La mejora de la inteligencia artificial y la robótica hacen posible la automatización de una parte significativa de tareas y procesos de trabajo. En los próximos años, esta tendencia seguirá aumentando. La automatización permite reducir costes y minimizar errores, pero, sobre todo, permite ganar en eficiencia y liberar a los empleados de tareas tediosas y poco productivas.

El papel de los recursos humanos es importante para liderar el cambio necesario en la cultura empresarial. La automatización no va a eliminar puestos de trabajo al completo, sino elementos y tareas específicas de cada puesto. La tecnología va a tener un gran impacto en las rutinas. Pero hay muchos aspectos en cada trabajo que necesitan interacción humana, como la dirección, la gestión o el liderazgo.

Se necesitan formas innovadoras de gestionar el talento y el rendimiento de la plantilla.

Al cambiar las tareas y los requisitos de cada empleo, se necesitan nuevas formas de gestionar el talento y el rendimiento de la plantilla, es decir, son necesarios enfoques innovadores en el área de recursos humanos.

Estos cambios se están produciendo lentamente. De hecho, sólo el 5% de las compañías cree estar totalmente preparado para los desafíos del futuro del trabajo. Éstos son los aspectos donde se ha avanzado más hasta la fecha:

  • Identificar las nuevas habilidades necesarias para la empresa.
  • Abordar los déficits de talento mejorando la planificación de la plantilla.
  • Dar paso a una estructura empresarial y laboral más ágil y horizontal.
  • Rediseñar la política retributiva.

Por otro lado, aunque la automatización está simplificando las cosas en ciertos aspectos, la gestión de la plantilla y el talento se hace más compleja. “La automatización tiene como resultado nuevas combinaciones de trabajo, talento, habilidades y relaciones que necesitan una amplia variedad de trabajadores, desde empleados a tiempo completo hasta personal puntual”, señala el Estudio Global Future of Work Survey de Willis Towers Watson.

La automatización del trabajo simplifica determinadas tareas pero la gestión de la plantilla y el talento se hace más compleja.

Por ejemplo, una cuarta parte de las empresas ha detectado que la automatización conlleva la necesidad de contar con trabajadores más preparados en plantilla. Al mismo tiempo, otro 25% de las organizaciones asegura que la robótica y la inteligencia artificial permiten que el trabajo lo desempeñen personas menos preparadas. La mitad piensa que van a necesitar menos empleados fijos en el futuro, pero, a la vez, aumentará su necesidad de contar con fuerza de trabajo flexible y temporal.

En definitiva, la digitalización, la automatización y, sobre todo, la inteligencia artificial revolucionarán la forma en que entendemos el trabajo. No será la primera vez que la tecnología implique un cambio radical en los modelos de empleo. La gestión de los recursos humanos y el talento volverá a ser clave para que las empresas superen los desafíos del futuro del trabajo y obtengan el mejor resultado del cambio.

Infografía |  Así será el futuro del trabajo: digitalización, inteligencia artificial y recursos humanos 

futuro del trabajo 2022

 

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades sobre la gestión del talento, pensiones y beneficios sociales para empleados.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Experiencia de Empleado

Pide información

Estrategia y diseño de paquetes de compensación

Pide información

Quizás te interese

Previous Next