Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha ¿Cómo contrataremos a los empleados del futuro? Comunicar los...
Botón de scroll

¿Cómo contrataremos a los empleados del futuro?

Rectangules
14 de diciembre de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
6 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

En los próximos años, los departamentos de recursos humanos de las empresas van a enfrentarse a la mayor transformación del modelo productivo y gran parte de ello se debe a la contratación del trabajador del futuro. Son diversas las cuestiones que están sobre la mesa en este sentido y que obligan a las organizaciones a actuar con urgencia si no quieren quedarse atrás.

Los responsables de RRHH deben adaptar sus políticas de contratación y retención de talento porque los cambios ya se están produciendo y hay muchas preguntas que requieren de una respuesta inmediata. ¿Cómo influirá la tecnología en el trabajo? ¿Qué impacto tendrá el teletrabajo? ¿En qué afectará la revolución social y medioambiental?

El futuro del empleo genera muchas dudas y, por eso, desde Willis Towers Watson venimos haciendo hincapié desde hace tiempo en que hay que rediseñar los puestos de trabajo.

Se avecina la mayor transformación del modelo productivo y las empresas deben rediseñar sus puestos de trabajo

Como profesionales del capital humano y líderes empresariales, observamos la necesidad de crear programas informáticos que sean capaces de aglutinar y gestionar las competencias y habilidades de los empleados, una necesidad que urge por el incremento de la inteligencia artificial, la robótica y el aprendizaje automático.

Es el momento de plantearse cómo será el trabajador del futuro y cómo las empresas contrataremos a los nuevos perfiles.

El trabajador del futuro: necesidades y tendencias

Renee Smith, Directora de Talento de Willis Towers Watson en Silicon Valley, pone el foco en las realidades emergentes importantes que debemos tener en cuenta en las empresas a la hora de rediseñar los puestos de trabajo del mañana y con ello contratar al trabajador del futuro.

  • La vida media de las habilidades técnicas se está reduciendo: lo aprendido hace 10 años está obsoleto; y sólo la mitad de lo aprendido hace 5 sigue vigente.
  • La valoración que se hace de ciertas habilidades está cambiando: cada vez se tienen más en cuenta el pensamiento creativo, la empatía o la capacidad de contar una historia (es decir, tareas que una máquina no puede hacer); mientras que ciertas habilidades analíticas están empezando a perder posiciones.
  • Cada vez se requiere de más especialización: las empresas ya utilizan datos para entender mejor el talento y crear estrategias de segmentación del mismo. Los análisis se basan en la identificación de habilidades más concretas con el objetivo de ajustar mejor la elección del candidato adecuado.
  • El deseo de una mayor transparencia de las empresas por parte de los empleados va en aumento. Son muchos los trabajadores que ven más transparentes a las empresas de la competencia que a la suya propia, en especial para encontrar una oportunidad con la que desarrollar sus habilidades y mejorar sus condiciones laborales.

A la hora de rediseñar las políticas de contratación y retención de talento dentro de una compañía, es importante tener en cuenta todas estas necesidades si nuestro objetivo es contar con los mejores profesionales.

Nuevas tendencias del mercado laboral

Las empresas ya se enfrentan a una nueva realidad laboral que, lejos de verse como un problema, debería contemplarse como una oportunidad para mejorar nuestro negocio.

Las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial o la robótica han impulsado que las empresas exploren nuevos modelos de negocio. Pero también las nuevas normas sociales y medioambientales obligan a las empresas a adaptarse a las nuevas tendencias del mercado laboral. ¿Cuáles son?

  • Competencias digitales. Se requerirá un nivel de manejo avanzado de tecnologías que van más allá del uso de internet o del correo electrónico. El Big Data, la robótica o la inteligencia artificial tendrán un gran impacto en el empleo del futuro.
  • Competencias transversales. La formación en cuestiones como el liderazgo, el pensamiento crítico, la comunicación, la toma de decisiones o la gestión del cambio serán cualidades fundamentales en los trabajadores que nuestra empresa necesitará en un futuro muy próximo.
  • Permanente transformación digital. Algunos empleos desaparecerán porque las empresas digitalizarán y automatizarán sus procesos laborales. Parece muy futurista, pero es una realidad. Y los empleos que se mantengan tendrán que desarrollar nuevas habilidades y formas de trabajar.
  • Habilidades de alto nivel. Las nuevas tecnologías harán que una buena parte de los nuevos trabajos del futuro sean desempeñados por máquinas. Eso hará desaparecer los empleos rutinarios y repetitivos y otorgará mayor importancia a las habilidades de alto nivel, en detrimento de las manuales y físicas.
  • Temporalidad y externalización de servicios. El empleo estable será cada vez menos frecuente porque la Generación Z, los empleados del futuro, estarán en continua búsqueda de oportunidades laborales. Y, además, se tenderá a contratar trabajadores autónomos externos cuando sea necesario.
  • Flexibilidad laboral. El teletrabajo ha venido para quedarse porque es una solución para conciliar que los trabajadores valoran muy positivamente. Los horarios flexibles contribuirán también a ello, por lo que habrá que encontrar un equilibrio entre los intereses del trabajador y las necesidades de la empresa para beneficiar a ambas partes.

No sólo a las empresas les tocará adaptarse. También a los actuales trabajadores, porque los jóvenes son quienes contarán con la formación más actualizada de lo que necesita el mercado laboral del futuro.

Futuro del empleo y de la contratación

La forma de trabajar está cambiando y, por tanto, también la manera en la que las empresas obtienen el máximo rendimiento de sus trabajadores presentes y futuros. Eso significa que en la contratación hay aspectos que la empresa ha de tener en cuenta para poder adelantarse a la competencia y poder conseguir al candidato perfecto. ¿Cuáles son las claves para lograrlo?

  • Importancia de las habilidades sociales. Las conocidas como soft skills se imponen a la experiencia a la hora de elegir al candidato ideal. La inteligencia emocional, la capacidad de adaptación o la resolución de conflictos serán cualidades a tener en cuenta.
  • Nuevas formas de trabajo. Las empresas han de adaptarse a los cambios del mercado laboral y ofrecer puestos acordes a las nuevas tendencias. El teletrabajo, la flexibilidad laboral o los contratos temporales ganan terreno en la oferta laboral.
  • Gamificación en Recursos Humanos. Los juegos y dinámicas en el proceso de selección servirán para encontrar talento porque se pondrá al candidato en situaciones reales a las que podrá enfrentarse en su futuro puesto de trabajo.
  • Cambios en las entrevistas de trabajo. Los reclutadores necesitan saber si el candidato está capacitado para los retos que presenta un puesto de trabajo y, por eso, las entrevistas son menos lineales. Queda obsoleto lo de la prueba tipo test y la entrevista personal.
  • La tecnología cambia las entrevistas. Especialmente a raíz de la pandemia, las entrevistas presenciales han perdido terreno y se apuesta más por entrevistas por videollamada. Se evitan desplazamientos y se amplía el espectro de candidatos a otras zonas geográficas, especialmente si después el trabajo se desarrollará en remoto.
  • Employer branding. Fidelizar a los trabajadores que ya se tienen en la empresa ayuda a que se conviertan ellos mismos en ‘reclutadores’ de otras personas con talento.

En definitiva, las empresas han de darse cuenta de que el mercado laboral ya está cambiando y de que el futuro de la contratación también obliga a enfrentarse a retos para los que hay que adaptarse cuanto antes.

¿Cómo será la contratación del futuro?

Con todas las necesidades que nos plantea el mercado laboral del futuro (y ya un poco también del presente), surge la urgencia de cambiar el pensamiento sobre cómo identificar, rastrear y gestionar las habilidades de los empleados de nuestra empresa. Podemos señalar tres desafíos principales:

  1. Creación de una especie de inventario de habilidades en tiempo real, que van más allá de las habilidades estáticas que se tenían en cuenta hasta ahora. En palabras de Renee Smith, se trata de “imaginar el concepto de una Wikipedia para las habilidades, que es constantemente actualizada por los propios usuarios”.
  2. Aplicar ese inventario de habilidades de dos maneras. “En primer lugar, deben etiquetarse los puestos, las tareas o las oportunidades con las competencias, las habilidades y la especialización sectorial. En segundo término, hemos de crear un espacio en el que las personas puedan etiquetar sus propias competencias, habilidades y especialización”, destaca Renee.
  3. “El desafío final será emparejar esas personas con posiciones, tareas y oportunidades, idealmente basadas en un algoritmo capaz de comparar después las competencias, habilidades y especialización sectorial”, concluye Renee.

Renee Smith nos propone que “imaginemos un ecosistema dentro de nuestras organizaciones que refleje el mundo que existe fuera de ellas. Uno en el que las personas tienen sus perfiles actualizados y que permite a los líderes encontrar el talento dentro de su propia empresa. Un ecosistema en el que, realmente, los empleados puedan aspirar a nuevos puestos sin tener que cambiar de compañía”.

El nuevo ecosistema para contratar a los empleados del futuro presenta importantes desafíos para las empresas.

Este nuevo panorama para contratar a los empleados del futuro requiere de un fuerte impulso tecnológico dentro de las empresas y de un importante cambio cultural para que el trabajador mantenga al día su perfil. A cambio, entraremos en un ecosistema de contratación más inteligente y con menor margen de error.En Willis Towers Watson somos expertos en poner la mejor tecnología al servicio de los Recursos Humanos. En nuestra página sobre nuestras soluciones de software para la gestión del talento puedes encontrar toda la información.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades sobre la gestión del talento, pensiones y beneficios sociales para empleados.

Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Quizás te interese

Previous Next