Los seguros en la era de la economía colaborativa

Los seguros en la era de la economía colaborativa

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

La economía colaborativa ha pasado a formar parte de nuestro día a día. Ya no es un concepto ajeno a la población. Airbnb, Uber o Blablacar, algunos de sus máximos exponentes, se han encargado de ello. Los nuevos modelos que han surgido alrededor de Internet y las tecnologías de la comunicación están afectando también al sector seguros. No solo se plantean nuevos retos, sino que el negocio cambia en sí mismo. Esta es la forma en que los seguros se están adaptando a la era de la economía colaborativa.

 

Qué es la economía colaborativa

El de economía colaborativa es un concepto reciente. De hecho, no existe una definición generalmente aceptada del mismo. Aun así, tal como explican Millán Díaz-Foncea y Carmen Marcuello Servós, del Grupo de Investigación GESES de la Universidad de Zaragoza, y Manuel Monreal Garrido, del IUDESCOP de la Universitat de Valencia, en este artículo podría definirse como “un movimiento que engloba nuevas prácticas económicas que tienen en común algún grado de participación u organización colectiva en la provisión de bienes y servicios”.

La economía colaborativa sería impensable sin Internet y sin las plataformas peer-to-peer (P2P) y business-to-peer (B2P), aunque su impacto no solo se limita al entorno online. Para Sharing España, colectivo que agrupa diferentes empresas de economía colaborativa en nuestro país, “la economía colaborativa representa la aparición de nuevos modelos empresariales y de consumo en los que gracias a las nuevas tecnologías se accede a bienes y servicios más eficientes y participativos”.

Sus efectos se han notado en multitud de sectores, tal como recogen en la escuela de negocios IEBS School. Desde el inmobiliario y el alquiler, con plataformas como Homeaway o Airbnb, hasta la movilidad, con empresas de car sharing como Zity, ride hailing como Uber y car pooling como Blablacar, pasando por plataformas de financiación como Verkami y, por supuesto, los seguros.

 

Los seguros en la economía colaborativa

“La economía colaborativa se basa en la idea de crear eficiencias a través de la tecnología”, explica Alex La Palme, Reinsurance Treaty Analyst en Willis Towers Watson. El analista repasa, en un artículo reciente, cómo este nuevo modelo de negocio se ha visto replicado en el sector seguros.

“Las compañías aseguradoras líderes están investigando formas de canalizar este cambio para situar a sus clientes en primera línea a través de los medios sociales”

Recoge el caso de la plataforma estadounidense WeGoLook. Empezó en 2009 como un entorno colaborativo a través del cual subcontratar cualquier tipo de servicio y recibir opiniones de multitud de productos. “[…] WeGoLook ha adoptado un modelo business-to-business y un 40% de sus negocios provienen ya de compañías de seguros”, añade La Palme.
Como resultado, las compañías de seguros asociadas con WeGoLook han reducido el tiempo de respuesta ante clientes potenciales y el tiempo de evaluación de las reclamaciones.

“WeGoLook no es el único ejemplo de una compañía que aprovecha la economía colaborativa bajo la óptica del negocio asegurador. La alemana Friendsurance utiliza las redes sociales para crear grupos de líneas de pólizas personalizadas, lo que hace que las primas sean más baratas”, asegura La Palme. Y hay más.

La británica Guevara, Protect Co. Ltd en China, PeerCover (Nueva Zelanda), InsPeer (Francia) o Sharenjoy (España) son algunos de los ejemplos recogidos en el artículo Las insurtechs dedicadas a los seguros colaborativos de Blanca Pérez Soberón (Universidad Complutense de Madrid). “Internet y las redes sociales […] han propiciado la alteración de los modelos de negocio empresariales tradicionales. Las compañías aseguradoras líderes están investigando formas de canalizar este cambio para situar a sus clientes en primera línea a través de los medios sociales”, concluye el artículo.

 

Las aseguradoras frente a las plataformas colaborativas

Por otro lado, la economía colaborativa presenta nuevos desafíos al sector de los seguros, ya que sus prácticas y productos tradicionales no siempre encajan con esta forma de hacer negocios. ¿Cómo diseñar la póliza de un coche que no se sabe quién va a conducir? ¿Qué cláusulas incluir en el seguro de vivienda de un apartamento que tendrá nuevos inquilinos cada semana?

Un 80% de los conductores compartiría sus datos de conducción para lograr pólizas personalizadas

“Desde un punto de vista técnico no existen problemas para asegurar esta actividad [en referencia a la economía colaborativa], de la misma forma que se aseguran colectivos, inmuebles alquilados o una flota de vehículos”, explica Manuel Moreno, profesor de EAE Business School. Para él, sin embargo, existen riesgos específicos.

  • Posible incremento de la siniestralidad por mayor uso y por falta de sentido de la propiedad (desconexión entre propiedad y usuario).
  • Desconocimiento del uso real que se está dando al objeto asegurado.
  • Pérdida del sentido del riesgo por parte del consumidor.
  • Conflictos legales con los productos que buscan ser asegurados (pensemos en la situación de servicios como Uber en algunos países).

Además, la economía colaborativa y los seguros de flotas presentan desafíos específicos, como ya recogimos en este artículo, sobre todo relacionados con el car sharing (uso de vehículos de alquiler bajo demanda, por horas o minutos).

  • Alta variedad de conductores no familiarizados con el vehículo.
  • Aumento de la complejidad para la definición de responsabilidades en caso de siniestro.
  • Variabilidad en la depreciación y el desgaste del vehículo en función de los hábitos de cada conductor.

Para responder a estos desafíos de la economía colaborativa, el sector seguros estudia desarrollar productos más personalizados, basados en los datos concretos de cada cliente y adaptados al uso específico del objeto asegurado en cada momento. Algo con lo que coinciden los usuarios. Según la 2017 UBI consumer survey de Willis Towers Watson, un 80% de los conductores compartiría sus datos de conducción para lograr pólizas personalizadas.

 

Comparte

Dejar una opinión