El derecho a la desconexión digital: cómo hacerlo efectivo y no sentirse mal por ello

El derecho a la desconexión digital: cómo hacerlo efectivo y no sentirse mal por ello

publicado en: Salud | 0

Las herramientas digitales han facilitado en gran medida el día a día del trabajador. Han aportado mayor flexibilidad, nuevas posibilidades de conciliación entre vida privada y laboral o mayor eficiencia, entre otras cosas. Pero también han provocado que cada vez nos cueste más desconectar y que no se respeten los límites de la jornada laboral. Por eso, cada vez más empresas y trabajadores quieren hacer efectivo el derecho a la desconexión digital.

SUSCRÍBETE

 

Las leyes que protegen el derecho a la desconexión digital

Garantizar el respeto del tiempo de descanso y a la intimidad personal y familiar. Ese es el objetivo prioritario del llamado derecho a la desconexión digital. Respetar los límites de la jornada laboral, aunque se esté teletrabajando, se tenga acceso a ciertas tareas en remoto o se trate de un trabajador externo, es esencial para proteger la salud de los empleados y evitar problemas como el estrés digital o el agotamiento profesional (conocido por el término anglosajón burnout).

En España, el derecho a la desconexión digital, ya sea fuera de la jornada laboral, en vacaciones o durante los fines de semana, está protegido desde al año pasado por tres leyes diferentes: la Ley de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD), la Ley del Estatuto de los Trabajadores y la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.
 

LOPDGDD

La transposición a la legislación española del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) añade la protección de 19 derechos digitales, como el derecho a la intimidad y uso de dispositivos digitales en el ámbito laboral o los derechos digitales en la negociación colectiva. En concreto, en el artículo 88 recoge el derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral.

“Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones”. Leer más >>

“Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar”, señala la Ley con el objetivo de reforzar la conciliación entre la vida personal y la laboral.
 

Estatuto de los Trabajadores

Como consecuencia de la disposición final 13 de la LOPDGDD, el derecho a la desconexión digital queda recogido también en el Estatuto de los Trabajadores. Tal como aparece señalado en este, “los trabajadores tienen derecho a la intimidad en el uso de los dispositivos digitales puestos a su disposición por el empleador, a la desconexión digital y a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y geolocalización”.
 

Estatuto Básico del Empleado Público

De la misma manera, el derecho a la desconexión digital pasa a ser recogido en el artículo 14 del Estatuto Básico del Empleado Público. Como parte del fomento de medidas que favorezcan la conciliación, la Ley señala el derecho “a la intimidad en el uso de dispositivos digitales puestos a su disposición y frente al uso de dispositivos de videovigilancia y geolocalización, así como a la desconexión digital en los términos establecidos en la legislación vigente en materia de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales”.
 

7 consejos para desconectar en vacaciones

Salir por la puerta de la oficina no significa desconectar automáticamente. Tampoco está garantizado por mucho que estemos de vacaciones. Aunque el derecho a la desconexión digital, a apagar el móvil y no consultar el correo electrónico, esté garantizado por ley, las personas también tienen que poner de su parte para lograr desconectar. Estos son algunos consejos útiles para no pensar en el trabajo durante el tiempo de descanso.
 

1. Nadie del equipo es imprescindible

Es necesario dejar a un lado el sentimiento de culpa por no estar en la oficina mientras el resto de compañeros siguen trabajando. Para ello, hay que mentalizarse de que nadie es imprescindible.
 

2. Establecer prioridades antes de las vacaciones

Fijar una serie de objetivos (realistas) a cumplir antes de las vacaciones es importante. El trabajo nunca se termina, pero dejar ciertas tareas finalizadas ayuda a desconectar.

“Las herramientas digitales han facilitado en gran medida el día a día del trabajador. Han aportado mayor flexibilidad, nuevas posibilidades de conciliación entre vida privada y laboral”. Leer más >>

 

3. Avisar de las vacaciones, establecer respuestas automáticas y apagar los canales de comunicación del trabajo

La tecnología nos permite no dejar el correo o el teléfono desatendido mediante respuestas automáticas. Apagar el móvil del trabajo y no mirar el email, clave.
 

4. Cambiar la rutina

No es necesario irse lejos ni ausentarse muchos días para desconectar. Pero sí es importante cambiar la rutina y hacer aquello que no es posible llevar a cabo mientras se trabaja.
 

5. Cuidar la alimentación y dormir más

Comer bien y dormir más horas es parte fundamental de un buen descanso, esencial para desconectar y cargar las pilas.
 

6. Establecer límites o fronteras

Aplicable tanto en vacaciones como durante los fines de semana o tras la jornada laboral. Es importante establecer espacios donde nada se relacione con el trabajo, como el hogar o un lugar de ocio.
 

7. Evitar las conversaciones de trabajo

Aunque sea complicado, se debe hacer un esfuerzo por evitar pensar y hablar del trabajo. Es cierto que a veces es imposible, pero debe ser un objetivo en la medida de lo posible.

El derecho a la desconexión digital empieza por apagar el móvil y termina por hacer un esfuerzo mental para no consultarlo a todas horas. Pasa, también, porque las empresas respeten el tiempo de ocio y descanso de sus empleados, aunque estos estén solamente a un mensaje o una llamada de distancia.
 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión