Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha El mercado duro: realidad y tendencias para los seg... Comunicar los...
Botón de scroll

El mercado duro: realidad y tendencias para los seguros de daños materiales

Rectangules
30 de noviembre de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

El impacto del COVID-19 ha sido tal que, a día de hoy, la mayoría de empresas no ha sido capaz de cuantificar el coste total de la pandemia en sus negocios. Todo apunta a que será el evento global más costoso de la historia para la industria aseguradora, una realidad que ha contribuido a acelerar el endurecimiento del mercado asegurador que ya se había venido experimentando desde finales de 2019.

De acuerdo con las últimas estimaciones, las grandes aseguradoras acumulan pérdidas importantes debido a la pandemia, por lo que la mayoría de empresas del sector ha dirigido su interés a asegurar los riesgos buenos y rentables, mientras ha continuado endureciendo los términos y las condiciones de los riesgos más delicados y complejos en busca de aumentar la rentabilidad de sus carteras y suscribir nuevos negocios con márgenes aceptables.

Las líneas más afectadas por este endurecimiento del mercado siguen siendo D&O, ciberriesgos, RC Profesional y daños materiales, especialmente en medianas y grandes empresas y negocios con alto riesgo de explosión y riesgos internacionales. ¿Qué consecuencias tiene el mercado duro en el ramo de los seguros de daños materiales? Vamos con los detalles.

 

El endurecimiento del mercado en datos

De acuerdo con el último informe de Willis Towers Watson sobre la situación del mercado asegurador, esta es la realidad derivada del endurecimiento:

  • El incremento de precios ha sido importante en cada línea de negocio y lo seguirá siendo durante el resto del año. Las cuentas por debajo del precio técnico están experimentando las correcciones más destacadas e incluso cuentas sin siniestros han visto subidas medias superiores al 25%.
  • Algunas industrias están teniendo serios problemas de capacidad. Las aseguradoras están siendo cada vez más selectivas y las aportaciones de capacidad se han restringido considerablemente en las últimas renovaciones.
  • La revisión minuciosa de los riesgos continúa y se están limitando muchas de las coberturas que se ofrecían antes. Por ejemplo, las exclusiones por COVID-19 son habituales en todos los mercados de seguros.
  • La incertidumbre en el sector está provocando que muchas aseguradoras estén revisando sus wordings para limitar al máximo sus exposiciones. Además, faltan recursos en los equipos de suscripción y de siniestros para atender todas las revisiones de cartera y restricción de coberturas.

En el último año, los precios de daños materiales se han incrementado entre un 25 y un 40% de media en Europa para las pólizas con riesgos sin siniestralidad.

El mercado duro en los seguros de daños materiales

Esta situación de endurecimiento continúa afectando de especial manera a los seguros de daños materiales. Muchas aseguradoras no se habían recuperado todavía de las pérdidas registradas en 2017 y 2018 por eventos catastróficos, cuando entró en escena 2020, uno de los años más activos en cuanto a catástrofes naturales al que se sumaron las pérdidas por la pandemia.

En el último año, los precios de daños materiales se han incrementado entre un 25 y un 40% de media en Europa para las pólizas con riesgos sin siniestralidad. La subida de tasas es aún mayor en los seguros con exposición relevante, como los de catástrofes naturales, y elevada siniestralidad. En esta situación, continúa siendo imprescindible un análisis técnico previo de los riesgos y la revisión del nivel de protección e inversión en materia de seguridad y protección.

Más allá de los precios, los seguros de daños materiales están experimentando una clara reducción del nivel de coberturas y de la capacidad en los principales mercados. En determinadas industrias, la falta de capacidad es tan acuciante que algunos clientes incluso están recurriendo al autoseguro. Los sectores más afectados por esta limitación son alimentación y bebidas, automoción, reciclaje y manipulación de residuos, madera, químicas y real estate.

El mercado duro continuará y la subida de precios seguirá afectando a todo tipo de riesgos, aunque se espera que empiece a dejar fuera a los más benignos.

La dualidad del mercado y otras tendencias en el futuro cercano

Mientras la falta de apetito de las aseguradoras por los riesgos que arrastran un amplio historial de siniestros y pérdidas continúa, crece el interés por los riesgos considerados buenos. Esta dualidad del mercado marcada por los recursos limitados de las aseguradoras se ha mantenido durante las renovaciones de los últimos meses y se mantendrá durante lo que queda de año. Además, el equipo de Willis Towers Watson identifica otras tendencias en el futuro cercano del mercado asegurador:

  • Precios. El mercado duro continuará y la subida de precios seguirá afectando a todo tipo de riesgos, aunque se espera que empiece a dejar fuera a los más benignos.
  • Suscripción. Continúa la disciplina en este sentido. La información detallada para determinar la calidad de los riesgos y, en particular, sobre las medidas de prevención y los planes de negocio, será clave a la hora de negociar las suscripciones.
  • Coberturas y exclusiones. Las exclusiones por COVID-19 y/o enfermedades infecciosas seguirán siendo generalizadas en la mayoría de las pólizas y, en particular, en las de daños materiales, RC y D&O. Además, cada vez están apareciendo más exclusiones de ciberriesgos, sobre todo, en seguros de RC y daños materiales.
  • Apetito. Las compañías aseguradoras seguirán limitando las exposiciones de sus carteras y revisando sus apetitos de riesgo. Siguen experimentándose retiradas de capacidad que, por ahora, no se compensan con las nuevas entradas.
  • Siniestros. Por el momento, se mantendrá la incertidumbre sobre el impacto total de la pandemia en la industria aseguradora. Es probable que aumenten los siniestros rechazados y que se dilaten los tiempos de respuesta y resolución de los mismos.

La situación de mercado duro se mantendrá por ahora y seguirá afectando en particular a los seguros de daños materiales. Mientras las aseguradoras, con una capacidad limitada por las pérdidas acumuladas hasta ahora, seguirán centrando su actividad en los llamados riesgos buenos, el alza de precios, la reducción de la capacidad, las exclusiones en las coberturas y el análisis detallado a la hora de negociar las suscripciones seguirán siendo habituales.

Suscríbete a nuestra newsletter “RISKS 360º” para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.



Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Gestión de ciberriesgos

Pide información

Riesgos financieros, ejecutivos y profesionales (Finex)

Pide información

ESG y Sostenibilidad

Pide información

Quizás te interese

Previous Next