Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Pay as you drive: la tarificación dinámica llega ... Comunicar los...
Botón de scroll

Pay as you drive: la tarificación dinámica llega al seguro de automóvil

Rectangules
26 de agosto de 2020

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
3 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego
Nuevo llamado a la acción

A la hora de contratar el seguro de automóvil, la fase de tarificación es de las que más importancia tiene para el cliente o usuario. De ella depende directamente el coste del seguro. En ocasiones, los procesos de tarificación tradicionales pueden resultar en costes que no se ajustan al perfil real del conductor. Sin embargo, la telemática y el análisis de datos han abierto nuevas oportunidades de tarificación dinámica para los seguros de auto. Son lo que se conoce como los seguros pay as you drive.

La tarificación en los seguros de auto

Entre camiones, furgonetas, autobuses, motocicletas y turismos en España hay alrededor de 33 millones de vehículos en circulación, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Instituto Nacional de Estadística (INE). Todos ellos, como mínimo, con su seguro de circulación obligatorio. De hecho, los seguros de auto conforman la modalidad de seguros no vida con más importancia en la industria aseguradora.

Según los datos recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), publicados por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), el volumen estimado de primas de seguros de automóvil en España fue, entre enero y septiembre de este año, de 8.493 millones de euros, un 1,44% que en el mismo periodo del año anterior. Esta cantidad supone alrededor de la tercera parte del volumen total de primas de los seguros de no vida.

Tradicionalmente, han existido diferentes procesos de tarificación, todos ellos basados en una serie de elementos estadísticos que servían para cuantificar el riesgo del asegurado.

Se trata, pues, de un mercado muy maduro con una elevada competencia, en el que una tarificación correcta puede significar una ventaja competitiva diferencial. Tradicionalmente, han existido diferentes procesos de tarificación, todos ellos basados en una serie de elementos estadísticos que servían para cuantificar el riesgo del asegurado.

  • Factores relativos al tomador, al asegurado o a los conductores en la póliza. Si se trata de una persona física o jurídica, las características personales del conductor como el sexo, la edad, la antigüedad del permiso de conducir o el estado civil, o la información de su historial siniestral, entre otros factores.
  • Factores relativos al vehículo asegurado. Incluyendo la categoría, la clase, el tipo, el valor, la potencia o el tipo de combustible, entre otros muchos elementos.
  • Factores relativos a la circulación. Se determinan áreas como provincias, comunidades autónomas o islas en función de su riesgo.
  • También se tienen en cuenta otros factores como el ámbito territorial en el que se va a mover el vehículo (nacional, Unión Europea, internacional…) o los kilómetros anuales recorridos.

¿Qué es un seguro pay as you drive?

Este tipo de tarificación deja fuera de la ecuación una serie de factores clave para cuantificar el riesgo: los hábitos de conducción reales del asegurado. Ante esta carencia surgen los llamados seguros pay as you drive o, lo que es lo mismo, paga como conduces o paga por lo que conduces.

Este tipo de pólizas, que se adaptan a la conducción del usuario, llevan ya bastantes años implantadas en algunos países como Estados Unidos o Reino Unido, pero hasta ahora no habían empezado a ser habituales en España. En esta modalidad de seguro de automóvil, la prima varía cada cierto tiempo (habitualmente, cada mes) en función de la intensidad o frecuencia con la que se utilice el vehículo.

La prima suele ser elevada en un inicio e ir reduciéndose con el tiempo si el cliente no hace un uso intensivo del vehículo ni registra incidentes.

Dicha prima suele ser elevada en un inicio e ir reduciéndose con el tiempo si el cliente no hace un uso intensivo del vehículo ni registra incidentes. En un margen temporal corto, el precio de la prima puede caer por encima de un 40%. Este tipo de seguro está dirigido, en particular, a los jóvenes conductores quienes, habitualmente, se enfrentan a primas más elevadas debido a un perfil de riesgo basado en estadísticas que no tiene por qué ajustarse a la realidad.

Las pólizas de seguros pay as you drive son más dinámicas que las tradicionales. Normalmente, tras haber contratado la póliza, la compañía aseguradora instala un dispositivo electrónico telemático en el vehículo asegurado. Este se encarga de medir la conducción real (velocidad, intensidad de uso, brusquedad, etc.) y sus datos se utilizan para calcular la prima de forma flexible. En cuanto al pago de este tipo de pólizas, lo más habitual es hacer una tarificación normal al inicio del contrato, en base a datos estadísticos. Sin embargo, solo se abona parte de esta prima, mientras el resto se prorratea a lo largo del año. El importe de esas cuotas periódicas se revisa y se ajusta en función de los datos obtenidos gracias al dispositivo telemático. En definitiva, un modelo de tarificación flexible que permite mejorar el acceso al mercado asegurador a ciertos perfiles de clientes que se veían perjudicados por los procesos de tarificación tradicionales.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Gestión de ciberriesgos

Pide información

Riesgos financieros, ejecutivos y profesionales (Finex)

Pide información

ESG y Sostenibilidad

Pide información

Quizás te interese

Previous Next