Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Los riesgos reputacionales, en aumento y cada vez m... Comunicar los...
Botón de scroll

Los riesgos reputacionales, en aumento y cada vez más complejos

Rectangules
13 de abril de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Las pérdidas asociadas a los riesgos reputacionales en los negocios no han dejado de crecer durante la última década. La inestabilidad económica y geopolítica, unida al auge de las redes sociales y a ciertos factores demográficos y culturales han provocado que gestionar la reputación de una marca o empresa sea cada vez más complicado. Un único suceso inesperado puede dejar la imagen de una organización por los suelos.

Hay incluso eventos ajenos que afectan a la reputación de una industria completa, aunque la mayoría de empresas no tenga relación con él. Por ejemplo, un fallo en un control alimentario o un incidente grave en una fábrica textil pueden impactar en la imagen de toda la industria alimentaria o de la moda. Por eso, es necesario contar con estrategias, profesionales y herramientas adecuadas para la gestión de riesgos reputacionales.

New Call-to-action

La reputación y el aumento de los riesgos

Los riesgos reputacionales siempre han existido. Sin embargo, al estar fuertemente ligados a la imagen pública de una organización, existen tres factores que han provocado el aumento exponencial de dichos riesgos en los últimos años.

  • Las redes sociales y la democratización de los medios de comunicación. El aumento de la conectividad, el uso de dispositivos móviles y la utilización de redes sociales ha generado un escenario donde la comunicación es inmediata y se produce en multitud de frentes al mismo tiempo. El potencial de viralidad de una historia (y de su impacto reputacional) es elevado. Esto, unido a la democratización de los medios, ha multiplicado los canales por los que los usuarios pueden expresar sus opiniones, lo cual aumenta también las probabilidades de que se haga público contenido dañino.
  • Los cambios demográficos. Las generaciones jóvenes que confían en las redes sociales para dar forma a su opinión son un segmento de consumidores cada vez más importante. Sin embargo, la información que se publica en redes no está sujeta a los mismos estándares éticos y de calidad que la que se publica en los medios tradicionales. Por otro lado, las generaciones más jóvenes son también generaciones más comprometidas con la justicia social y en las que ha arraigado la llamada cultura de la cancelación (retirar el apoyo a organizaciones cuya conducta se considera inadmisible).
  • Manipulación mediática financiada desde los estados. Los gobiernos de algunos países contrarios al status quo imperante a nivel global desde la II Guerra Mundial utilizan las nuevas herramientas de comunicación para manipular a la opinión pública y atacar a ciertas empresas contrarias a sus intereses. 

Los riesgos reputacionales tienen implicaciones en la cuenta de resultados y la atracción y la retención del talento

La gestión de la reputación en las empresas

Los riesgos asociados a la reputación tienen cada vez más peso en la gestión de riesgos de las empresas, según el informe Global reputational risk management survey report de Willis Towers Watson. De las 200 organizaciones encuestadas, un 72% aseguran que sus equipos de análisis y mitigación de las exposiciones se ocupan de las tareas de monitorización y medición del riesgo reputacional.

Además, casi la misma proporción de empresas aseguran que los riesgos asociados a la reputación forman parte de los informes que se discuten en los niveles más altos de ejecutivos y en la junta directiva. La gran mayoría cree también que su atención a los riesgos reputacionales aumentará durante los próximos cinco años, ya que son conscientes de las implicaciones que tienen en la cuenta de resultados y la atracción y la retención del talento.

Por último, el informe revela que medir y gestionar el riesgo reputacional no es sencillo. Un 51% tiene dificultades para acceder a datos fiables sobre la reputación de la compañía y un 42% reconoce que no cuenta con herramientas adecuadas para ello. Esto provoca que una amplia mayoría esté interesada en mejorar sus estrategias y sistemas para proteger su empresa de los daños reputacionales.

Nuestro seguro de crisis reputacional está diseñado para ayudar a las empresas a comprender los riesgos y los daños reputacionales

Seguro de riesgo reputacional y gestión de crisis

Los factores de riesgo que pueden afectar a la reputación de un negocio se han multiplicado en los últimos años y, tal como señala el informe de Willis Towers Watson, muchas organizaciones buscan soluciones para mejorar la gestión y la mitigación de estos riesgos. En este sentido, entran en juego herramientas como nuestro seguro de crisis reputacional. Este está diseñado para ayudar a las empresas a comprender los riesgos y los daños reputacionales y, en particular, aquellos asociados a:

  • Abusos y discriminación que pueden afectar a empleados, clientes y animales.
  • Lesiones, daños reales o amenazas, que cubren desde secuestros hasta enfermedades.
  • Daños por asociación con personas u organizaciones culpables de actos maliciosos.

El seguro de crisis reputacional está diseñado para cubrir los riesgos que selecciona el cliente. Entre sus beneficios incluye inteligencia reputacional en tiempo real, la protección de beneficios, la gestión de la comunicación de crisis, la rehabilitación de la marca y el pago de las indemnizaciones provisionales. A través de la integración de herramientas tecnológicas avanzadas, este producto impulsa la gestión proactiva y ágil del riesgo reputacional.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.



Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Quizás te interese

Previous Next