Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Las comisiones, elemento clave a la hora de contrat... Comunicar los...
Botón de scroll

Las comisiones, elemento clave a la hora de contratar un fondo

Rectangules
3 de noviembre de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Los fondos de inversión son herramientas financieras que ofrecen rentabilidad con cuantías bajas, adaptándose a las necesidades de cada inversor.

Se trata de instrumentos de ahorro que aglutinan las aportaciones de un grupo de personas. Todas esas aportaciones individuales se invierten en acciones, valores de renta fija, derivados o una combinación de estos.

De esta forma, los pequeños inversores tienen acceso a mercados que, de otra manera, no estarían a su alcance.

Los fondos de inversión son instrumentos financieros que aglutinan las aportaciones de un grupo de partícipes.

Pero, para poder mover estos ahorros, el partícipe o inversor debe contar con un profesional o gestor del fondo que busque oportunidades que puedan darle rentabilidad. A cambio de esta gestión profesional de sus inversiones, el partícipe debe pagar una serie de comisiones. Conoce qué son y cuáles son las más habituales.

Qué son las comisiones de los fondos de inversión

Los fondos de inversión resultan una alternativa interesante para rentabilizar nuestros ahorros. Sin embargo, debemos ser cautos a la hora de contratar el producto y tener muy claro si las perspectivas de rentabilidad merecerán la pena y justificarán los gastos y honorarios que vamos a pagar. Conocer con detalle las comisiones que llevan incorporados y su nivel de riesgo será determinante para alcanzar mayor o menor éxito en el resultado de nuestra operación.

Cuando hablamos de comisiones nos referimos a las cantidades que el inversor paga a quien realiza por él ciertas transacciones comerciales, por las cuales se desembolsa un porcentaje del importe total de la operación.

Como decimos, las comisiones que se pagan por un fondo de inversión son determinantes en la rentabilidad a largo plazo de dicha inversión, por lo que son un factor esencial a la hora de elegir un fondo de inversión u otro.

Las comisiones de un fondo de inversión son un factor determinante en la rentabilidad del mismo.

En este sentido, tenemos que tener en cuenta un nuevo concepto: ¿qué es el valor liquidativo en un fondo de inversión? Se trata del precio al que el inversor paga las participaciones que adquiere del fondo de inversión que escoge. Se calcula dividiendo el patrimonio del fondo entre el número de participaciones existentes y es importante conocerlo porque nos dará información sobre la rentabilidad de la inversión y sobre el beneficio que se puede obtener en caso de querer vender dichas participaciones.

Tipos de comisiones de los fondos de inversión

Existen diferentes tipos de comisiones de fondo de inversión, pero todas ellas están reguladas por la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva, y en el Real Decreto 1082/2012, de 13 de julio.

Un mismo fondo de inversión puede tener varias clases de comisiones, y cada una de ellas podrá tener una cuantía máxima establecida por ley.

Las principales comisiones de los fondos de inversión son las de gestión y depósito o las de suscripción y reembolso, entre otras. Pero veamos con más detalle qué comisiones cobra un fondo de inversión.

Comisión de suscripción

La comisión de suscripción es la cantidad que cobra la gestora a cada partícipe por invertir en el fondo. Su porcentaje máximo es del 5% del valor liquidativo y se calcula como porcentaje del capital invertido.

Por lo general, esta comisión no se suele cobrar, es decir, suele ser gratuita.

Comisión de reembolso

La comisión de reembolso es la cantidad que la gestora cobra de forma individual a cada partícipe en el momento en el que se deshace la inversión en el fondo, ya sea de forma total o parcial e incluso por traspaso.

Esta cifra se calcula como porcentaje del capital reembolsado y, por ley, su porcentaje máximo es del 5%.

Comisión de gestión

La comisión de gestión es aquella que cobra la gestora del fondo como remuneración por sus servicios. Es una comisión implícita que se devenga diariamente y que ya está deducida del valor liquidativo al que el partícipe suscribe o reembolsa sus participaciones.

Esta comisión puede establecerse de tres maneras:

  • En función del patrimonio, en cuyo caso el porcentaje máximo es del 2,25%.
  • En función de los resultados, cuyo porcentaje máximo es del 18%.
  • En función de ambas variables, con un máximo del 1,35% sobre el patrimonio y del 9% sobre los resultados.

Comisión de éxito

La comisión de éxito de un fondo de inversión es otra comisión implícita y se aplica al patrimonio de un fondo de inversión por los resultados positivos obtenidos sobre la referencia establecida en el folleto del fondo.

Es compatible con la comisión de gestión, pero, como hemos visto en el apartado anterior, si se combinan, el porcentaje máximo aplicable sería del 1,35% sobre el patrimonio gestionado y del 9% sobre los resultados de éxito.

La comisión de éxito, en caso de aplicarse, se hará sobre una referencia de los resultados positivos obtenidos.

Esta comisión solo la recibe el gestor en caso de superar la referencia establecida en el folleto del fondo.

Además, una vez cobrada esta comisión, no puede volver a aplicarse hasta que el valor liquidativo del fondo supere ese máximo o hasta que hayan transcurrido tres años. A esto se le conoce como ‘marca de agua’, y tiene por finalidad proteger a los partícipes para que no tengan que pagar dos veces por una misma rentabilidad.

Comisión de depósito o custodia

La comisión de depósito o comisión de custodia es la que cobran los depositarios del fondo por administrar y custodiar los valores que componen la cartera. Se trata de una comisión implícita que se devenga diariamente, ya que se deduce del valor liquidativo al que el partícipe suscribe o reembolsa participaciones.

Esta comisión no puede superar el 0,2% de patrimonio, aunque puede variar dependiendo del tipo de fondo.

Es importante conocer las comisiones que se aplican a un fondo de inversión porque de ello dependerá su rentabilidad futura.

En conclusión, debemos conocer muy bien cuáles son las comisiones que se le aplican a un fondo de inversión antes de contratarlo porque de ello dependerá su rentabilidad futura. Es importante prestar atención a los posibles gastos ocultos y saber cuáles son los riesgos de esa inversión. Así podremos decidir si nos interesa más un fondo de inversión de renta fija, variable o mixta, por ejemplo.

Suscríbete a nuestra newsletter “RISKS 360º” para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.


Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Gestión de ciberriesgos

Pide información

Riesgos financieros, ejecutivos y profesionales (Finex)

Pide información

ESG y Sostenibilidad

Pide información

Quizás te interese

Previous Next