Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha El impacto del cambio climático en los mercados y ... Comunicar los...
Botón de scroll

El impacto del cambio climático en los mercados y las estrategias de mitigación

Rectangules
30 de marzo de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

En determinadas áreas de Florida, en Estados Unidos, cada vez es más difícil conseguir una hipoteca. Los bancos están empezando a tener en cuenta los riesgos de la subida del nivel del mar para los activos inmobiliarios. Al otro lado del país, en California, las primas de las pólizas de hogar se han disparado en algunos puntos concretos, donde el riesgo de incendios forestales es muy elevado.

Son solo dos ejemplos concretos, pero muestran cómo los efectos derivados del cambio climático están teniendo ya un impacto en los mercados financieros y cómo estos están respondiendo ante una amenaza que está cada vez más presente. El cambio climático no es un riesgo concreto, sino un factor que dispara las probabilidades de que ocurran eventos naturales catastróficos, desde huracanes hasta sequías, pasando por incendios o, incluso, olas de frío excepcionalmente intensas.

New Call-to-action

Los costes del cambio climático

Durante 2020, solo en Estados Unidos se produjeron 22 desastres naturales con un impacto superior a 1.000 millones de dólares. En total, el coste de estos 22 eventos (sin sumar el resto de incidentes de menor escala) superó los 95.000 millones de dólares, según los datos de la NOAA, la administración oceánica y atmosférica. Pero más allá de los grandes números, existen otras muchas cifras que subrayan que el cambio climático es un riesgo presente.

En un informe de 2019, las 215 mayores corporaciones del planeta estimaron que el cambio climático les generará sobrecostes por valor de más de un billón de dólares durante la próxima década. Estas organizaciones señalaban también que al menos 250 000 millones en activos se verán seriamente afectados por el cambio climático, en especial, edificios que sufran la subida del nivel del mar y plantas de energía que tengan que cerrar debido a cambios regulatorios.

Los mercados financieros también sufren ya los efectos de los riesgos derivados del cambio climático. Según la agencia de calificación de crédito Moody’s, para las compañías emisoras de gases de efecto invernadero sin una estrategia clara de adaptación y mitigación el cambio climático se convertirá en un factor de crédito negativo importante en los próximos años. Es decir, causará un daño a su calificación crediticia.

El cambio climático está exacerbando la vulnerabilidad de ciertas comunidades, amenazando su seguridad, su calidad de vida y su desarrollo económico.

Las administraciones también son conscientes de los riesgos económicos y sociales crecientes. El cuarto Informe Nacional de Evaluación del Clima de los Estados Unidos (noviembre de 2018) concluye que el cambio climático está aumentando el número de riesgos emergentes y exacerbando la vulnerabilidad de ciertas comunidades, amenazando su seguridad, su calidad de vida y su desarrollo económico.

La Unión Europea, en su informe Climate change: the human and economic outlook for Europeans, también señala las perspectivas de que en las próximas décadas se incrementen los riesgos asociados al cambio climático. En particular, el documento identifica una caída importante en la productividad agrícola y un impacto económico amplio en las comunidades costeras, más afectadas por fenómenos climatológicos adversos y la subida del nivel del mar.

Las estrategias de mitigación y la respuesta del sector asegurador

La lucha contra el cambio climático sigue dos caminos: el de frenarlo reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y el de la adaptación y la mitigación. En este segundo punto, durante los últimos años se ha producido un cambio en las estrategias de casi todos los países, cada vez más conscientes de que los eventos climáticos extremos nos acompañarán cada vez con más frecuencia en el futuro.

Estados Unidos, por ejemplo, está abandonando gradualmente las herramientas con las que tradicionalmente hacía frente a las consecuencias de los huracanes. A grandes rasgos, los programas de la agencia de emergencias, FEMA, consistían en pagar a los afectados para que pudieran volver a reconstruir los bienes afectados. Desde el año pasado, el gobierno federal ha empezado a desplegar programas con un enfoque diferente, programas que buscan fomentar la reubicación de las comunidades en lugares donde los riesgos sean menores o, al menos, estos riesgos hayan sido tenidos en cuenta en su diseño.

La experiencia de Willis Towers Watson ha demostrado que los seguros pueden incentivar el comportamiento inteligente frente al riesgo y la administración del medio ambiente.

En el otro lado del globo, en el océano Índico, India y los países del Sudeste Asiático han apostado por reforzar las tecnologías de predicción de tifones en los últimos años. En colaboración con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), durante 2020 se lograron importantes avances. El ciclón Amphan, uno de los más potentes que se recuerdan en el golfo de Bengala, logró preverse con ocho días de margen, lo que permitió a los países prepararse y evitar los daños más severos.

La industria aseguradora tampoco se ha quedado atrás a la hora de dar respuesta al aumento de los riesgos climáticos. Cada vez más sectores buscan un mayor control de estos riesgos y demandan soluciones ofertadas desde el sector asegurador como el modelado de riesgos y escenarios en base a las últimas investigaciones científicas, auditorías de riesgo climático y pruebas de estrés, análisis de activos en base a principios ambientales, sociales y de gobernanza o desarrollo de carteras más sostenibles y resilientes.

El sector de los seguros trabaja estrechamente con clientes de todo el mundo para cuantificar el riesgo climático y respaldar la gestión del riesgo climático presente (y anticiparse al futuro). La experiencia de Willis Towers Watson ha demostrado que los seguros pueden incentivar el comportamiento inteligente frente al riesgo y la administración del medio ambiente.

Por si te lo perdiste:

Descarga la revista Essentials: Medioambiente y Clima. Elaborado por nuestros expertos en riesgo medioambiental y climático.



Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Gestión de ciberriesgos

Pide información

Riesgos financieros, ejecutivos y profesionales (Finex)

Pide información

ESG y Sostenibilidad

Pide información

Quizás te interese

Previous Next