Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha ESG: qué es y qué significado tiene para la inver... Comunicar los...
Botón de scroll

ESG: qué es y qué significado tiene para la inversión

Rectangules
13 de julio de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

La búsqueda de la sostenibilidad ambiental, social y económica dirige el día a día de cada vez más sectores e industrias. La inversión no es ajena a este enfoque que deja de centrarse en objetivos meramente económicos para buscar el desarrollo desde el respeto al medioambiente y a la sociedad. En este sentido, las siglas ESG tienen una relevancia creciente. Pero, ¿qué es ESG y cuál es su significado para la inversión?

New Call-to-action

¿Cuál es el significado de las siglas ESG?

El concepto de sostenibilidad no es nuevo. Sin embargo, en las últimas décadas ha ganado relevancia a medida que han quedado patentes los impactos de las actividades humanas en el medioambiente, así como los riesgos reales de retroceso en materia de igualdad y desarrollo. En este contexto, los llamados criterios ESG, de las siglas en inglés de medioambiente, sociedad y buen gobierno, han asumido un papel central en las estrategias de las organizaciones y, en especial, las del sector financiero.

La importancia de incorporar el capital social, primero, y medioambiental, después, a la hora de calcular el valor de una compañía o un activo empezó a tenerse en cuenta a finales del siglo pasado. Ya en el nuevo milenio, la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (UNEPFI) publicó un informe junto a la firma legal Freshfields Bruckhaus Deringer que impulsó de forma definitiva los ESG.

El análisis de los valores ambientales, sociales y de buen gobierno forma parte de la responsabilidad legal de los inversores de actuar en el mejor interés de sus clientes.

Este informe concluía que no solo las empresas de inversión debían integrar los criterios ESG a la hora de analizar sus inversiones, sino que hacerlo también formaba parte de su deber fiduciario. Es decir, el análisis de los valores ambientales, sociales y de buen gobierno forma parte de la responsabilidad legal de los inversores de actuar exclusivamente en el mejor interés de sus clientes.

¿Qué relación tiene los ESG con la sostenibilidad?

Los criterios o métricas ESG son hoy fundamentales a la hora de valorar si una inversión o una actividad es ética, responsable y sostenible. Entrando más en detalle, los ESG abarcan los siguientes aspectos:

  • Factores ambientales. En este punto se tienen en cuenta todas aquellas decisiones que afectan, de una forma u otra, al medioambiente y las acciones de corrección y mitigación. Los factores ambientales abarcan, por ejemplo, la gestión de residuos que hace la compañía, la huella de consumo de agua o las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Factores sociales. Aquí se agrupan todas las interacciones que la organización tiene con la comunidad, tanto en el lugar de trabajo como de forma indirecta fuera de la empresa. Por ejemplo, entre los factores sociales se incluyen las políticas de igualdad y no discriminación, el respeto a los derechos humanos y las condiciones laborales de la plantilla.
  • Factores de buen gobierno. Esta tercera pata de los criterios ESG analiza todo lo que tiene que ver con la administración de la organización y las relaciones con los accionistas, incluyendo aspectos como la estructura de los consejos y las remuneraciones de los directivos.

En la actualidad, invertir de forma sostenible o gestionar una empresa o un activo de forma ética significa tener en cuenta estos tres aspectos no financieros en la toma de decisiones. Son factores que tradicionalmente no se han considerado relevantes, pero a los que la sociedad, las administraciones y, como consecuencia, los mercados, otorgan cada vez más valor.

¿Cuáles son los criterios para obtener el índice ESG?

En el camino hasta convertir los criterios ESG en un marco incuestionable para las inversiones y otras actividades financieras, ha habido dos grandes hitos, además del informe de la UNEPFI. Uno fue el lanzamiento, en 1999, del Dow Jones Sustainability Index, el primer índice mundial de sostenibilidad. Hoy se ha transformado en una familia de 150 índices, que agrupan desde grandes corporaciones a empresas nacionales y miden el rendimiento de los valores sostenibles. Sirven, entre otras cosas, para planificar la inversión a largo plazo bajo criterios ESG.

El otro gran hito fue la publicación de los Principios para la Inversión Responsable de la ONU. Mediante este documento, las Naciones Unidas se comprometían a tener en cuenta los criterios de sostenibilidad tanto a la hora de invertir como a la hora de elegir las empresas y entidades con las que colaborar. Ambos hitos significaron el reconocimiento definitivo de que la sostenibilidad afecta al rendimiento de las carteras de inversión a corto, medio y, sobre todo, largo plazo.

El movimiento por la inversión sostenible ha crecido de forma rápida en la última década y su impacto ha trascendido los mercados, afectando a la forma en que se estructuran las finanzas.

Las puntuaciones de los países, las empresas o los activos incluidos en los índices ESG de Dow Jones se basan en la llamada Evaluación de la Sostenibilidad Corporativa que lleva a cabo la firma de análisis Robeco. Este análisis no se basa en unos criterios únicos, ya que se ajusta a las diferencias derivadas del tamaño de las organizaciones, el sector o la zona geográfica donde se desarrolle la actividad. Aun así, existen una serie de criterios comunes que son puntuados:

  • Criterios económicos. Gobierno corporativo, código de conducta, cumplimiento de la normativa (compliance), gestión y administración del riesgo y administración de la innovación.
  • Criterios medioambientales. Sistema de gestión medioambiental, desempeño medioambiental, estrategia climática y gestión responsable de los productos.
  • Criterios sociales. Capital humano, atracción y retención de talento, salud y seguridad en el trabajo, participación de los stakeholders e informes sociales.

El movimiento por la inversión sostenible ha crecido de forma rápida en la última década y su impacto ha trascendido los mercados, afectando a la forma en que se estructuran las finanzas y en que los países y las organizaciones supranacionales elaboran sus estrategias de futuro. En la medida en que aspectos como la transición hacia energías no fósiles, la reducción de la desigualdad o el desarrollo sostenible sigan ganando peso, los criterios de inversión ESG continuarán siendo fundamentales.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter “RISKS 360º” para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Gestión de ciberriesgos

Pide información

Riesgos financieros, ejecutivos y profesionales (Finex)

Pide información

ESG y Sostenibilidad

Pide información

Quizás te interese

Previous Next