Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha La necesidad de un plan de continuidad de negocio p... Comunicar los...
Botón de scroll

La necesidad de un plan de continuidad de negocio para la industria farmacéutica tras la pandemia

Rectangules
18 de noviembre de 2020

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
3 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Un punto de inflexión, como el vivido en 2020, pone énfasis en la importancia del sector farmacéutico y, en concreto, en la de los laboratorios especializados en la fabricación de vacunas. Al fin y al cabo, ambos sectores son parte principal de la solución a la problemática actual que afecta, no solo a la salud de millones de personas, sino también al panorama económico. Además, distintos expertos en la materia vienen advirtiendo desde hace años de la posibilidad de enfrentarnos a pandemias como la que vivimos, y coinciden en que esta, puede no ser la última.

Por todo ello, debemos considerar como actividades esenciales tanto a los fabricantes de posibles medicamentos paliativos del Covid-19, como a los laboratorios que investigan sobre la idoneidad de una posible vacuna y a las empresas que participen en la logística de distribución. Proteger estas actividades, en un momento como este, es clave, y debe hacerse con todos los medios a nuestro alcance.

En este sentido, una de las principales herramientas de protección consisten en los Planes de Continuidad de Negocio, que tienen como principal objetivo servir de guía para asegurar las operaciones ante una situación, ya sea interna o externa, que pueda impedir el correcto funcionamiento de una compañía. ¿Cómo se extrapolan los planes de continuidad del negocio al sector farmacéutico?

Plan de continuidad de negocio en el sector farmacéutico

Un Plan de Continuidad de Negocio en el sector farmacéutico debe analizar los riesgos derivados de la posible interrupción de fabricantes, investigadores o laboratorios. Debe permitir, además, la prevención de incidentes que puedan afectar a la operatividad de la organización, que pueden ser ocasionados por distintos motivos: locales, regionales, nacionales o internacionales.

Los planes de continuidad de negocio estudian los back-up de líneas de fabricación, las zonas geográficas en las que se encuentran, las comunicaciones establecidas, las cadenas logísticas de distribución y la coordinación instaurada con los organismos internacionales de salud, como puede ser la OMS, y los gobiernos.

Si ponemos de ejemplo la situación actual de la pandemia, ya podemos hacer referencias al desarrollo de la operación logística mundial que la IATA está coordinando para una posible distribución logística aérea de la vacuna para prevenir el Covid-19. Esta distribución ya es considerada como la mayor operación de transporte aéreo y terrestre que se haya llevado a cabo nunca.

La puesta en marcha y mantenimiento de la Continuidad de Negocio de toda la operación, tanto en el ámbito público como en el privado, garantizará que no se fracase en el momento en que la distribución de la vacuna esté lista para llevarse a cabo. Por supuesto, es necesario que los estudios de Continuidad de Negocio se desarrollen con la debida coordinación y para ello se dispone de tiempo; el tiempo que la investigación de medicamentos o la propia vacuna requieren.

Infraestructuras críticas en la pandemia actual

En la actualidad, todos los operadores de la Industria Farmacéutica y de Investigación que dedican sus esfuerzos al Covid-19 y sus distribuidores, se han convertido en verdaderas Infraestructuras Críticas a nivel mundial.

De hecho, la legislación de Infraestructuras Críticas recoge entre las doce áreas de actividad, las tres que se sitúan en el centro del problema de la Pandemia actual: Sanidad, Investigación y la Industria Química (Anexo de la Ley 8/2001 de 28 de abril, por la que se establecen medidas para la protección de las infraestructuras críticas).

Por su importancia, cabe preguntarse si hemos hecho todo lo suficiente. Es evidente que no es así y para poder seguir avanzando de forma rápida, se deben incorporar en el proceso a los mejores especialistas del mundo en Continuidad de Negocio, cuya actividad se centra en:

  • Hacer aportes técnicos y prácticos.
  • Estudiar la forma de garantizar que las instituciones (públicas y privadas) actúen de forma coordinada para detectar los riesgos en la interrupción de las investigaciones, fabricación y distribución de medicamentos y vacunas.
  • Crear un registro mundial de los implicados de forma responsable.
  • Construir los Planes efectivos de continuidad de estas actividades esenciales para la supervivencia de ser humano.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Quizás te interese

Previous Next