Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Constituir una aseguradora cautiva: ¿cuáles son l... Comunicar los...
Botón de scroll

Constituir una aseguradora cautiva: ¿cuáles son los pros y los contras?

Rectangules
17 de febrero de 2022

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
3 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

En un contexto de mercado asegurador duro, muchas empresas empiezan a contemplar la opción del autoseguro para reducir el coste del riesgo. Las compañías de Seguros y/o Reaseguros Cautivas creadas por el propio Grupo para asegurar determinados riesgos propios, crecen en popularidad. Sin embargo, son instrumentos complejos con sus ventajas y sus inconvenientes.

¿Qué es una cautiva y qué tipos existen?

Antes de pasar a analizar los pros y los contras de las aseguradoras cautivas, conviene tener claro en qué consisten estos vehículos y qué tipos existen.

Las cautivas son soluciones aseguradoras flexibles para las empresas. Funcionan, a todos los efectos, como compañías de seguros que facilitan la financiación de la retención de los riesgos de un grupo empresarial. Es decir, son una forma de autoseguro financiado a través del propio capital de la empresa.

Una cautiva es un instrumento jurídico que funciona como una entidad independiente dentro del grupo empresarial. Como tal, produce balances, cuentas de pérdidas y ganancias y todos los documentos habituales y de rigor exigidos a cualquier sociedad. Son una herramienta adecuada para consolidar la estrategia de gerencia de riesgos y aportan agilidad, estabilidad y flexibilidad.

En cuanto a sus tipos, podemos distinguir diferentes cautivas. Según su estructura, existen cautivas de seguro directo y cautivas de reaseguro (las más comunes). Por otro lado, en función de su titularidad, hablamos de cautivas con un único propietario, de grupos, de alquiler (conocidas por el término en inglés rent-a-captive) o de celdas protegidas (PCC, por sus siglas en inglés).

Según el domicilio en el que se establezca la cautiva, los clasificamos en domicilios onshore y offshore. Las primeras se domicilian en cualquier país de la Unión Europea, aunque, sobre todo, en Irlanda, Luxemburgo, Holanda, Suecia y Malta por sus particularidades a nivel regulatorio.

El ministerio fiscal español reconoce estos domicilios como aptos para operar, sin restricciones en el movimiento de capitales, y su regulación está basada en las directivas europeas.

Las cautivas offshore están localizadas en lugares calificados como paraísos fiscales por la OCDE y la Agencia Tributaria española

Las cautivas offshore están localizadas en lugares calificados como paraísos fiscales por la OCDE y la Agencia Tributaria española. Estos domicilios no están recomendados por WTW España , sobre todo, por temas impositivos. Son localizaciones como Bermuda, Islas Caimán, Barbados, Isla de Man o Gibraltar.

 

Ventajas de montar una cautiva

Existen razones operativas, estratégicas y financieras para optar por implementar una cautiva. Estas son sus principales ventajas:

  • Son un instrumento eficaz para la gestión de los riesgos, ya que ayudan a reforzar la disciplina en el proceso de gerencia de riesgos.
  • Permiten estabilizar los precios al negocio a medio y largo plazo, reteniendo más riesgo en momentos de mercado endureciendo o bajando exposición en mercado blando.
  • facilitan el acceso directo al mercado reasegurador y la mejora de la estrategia de compra de seguros.
  • Las cautivas pueden completar los gaps de cobertura entre las franquicias operativas y la estrategia de retención de riesgos de la compañía, así como a asegurar contingencias y riesgos no convencionales.
  • A nivel estratégico, facilitan el buen gobierno corporativo y el cumplimiento de la normativa (compliance) y refuerzan el compromiso de las áreas corporativas con la gerencia de riesgos.
  • Por último, a nivel comercial, las cautivas mejoran el flujo de caja, permiten el ahorro en primas y mejoran el presupuesto de la financiación del riesgo.

Aunque implican importantes ahorros a medio y largo plazo, tienen una serie de costes iniciales de establecimiento y gestión y además implican unos requerimientos de solvencia elevados.

Inconvenientes de las cautivas

A pesar de sus claras ventajas, las aseguradoras cautivas no son un instrumento adecuado para todas las empresas y su implementación conlleva también algunos inconvenientes.

  • Aunque implican importantes ahorros a medio y largo plazo, tienen una serie de costes iniciales de establecimiento y mantenimiento y administración. Además, las primas al negocio suelen ser mayores al inicio.
  • Conllevan una inversión a largo plazo que, en función del sector y el mercado, tarda hasta varios años en estabilizarse y capitalizarse.
  • Implican el desembolso del capital solvencia requerido (MCR, por sus siglas en inglés). Este refleja el importe de fondos propios que permite a la entidad absorber pérdidas con una determinada probabilidad de ruina.
  • Desde el punto de vista del cumplimiento normativo, presenta algunas complejidades derivadas del domicilio elegido para establecer la cautiva.

En resumen, las aseguradoras cautivas son instrumentos flexibles que permiten a grandes grupos empresariales gestionar su riesgo retenido o autoseguro. Conllevan ventajas a nivel financiero, estratégico y operativo, pero también implican la gestión de ciertas complejidades regulatorias y una inversión.

Suscríbete a nuestra newsletter “RISKS 360º” para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.



Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Quizás te interese

Previous Next