Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Inmerso en una operación de compra-venta: ¿cómo ... Comunicar los...
Botón de scroll

Inmerso en una operación de compra-venta: ¿cómo funciona la cláusula de cambio de control en una póliza de D&O?

Rectangules
6 de octubre de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Existen varias razones por las que un directivo o un administrador se ve abocado a dejar una compañía. Puede que cese de forma voluntaria, que se produzca un cambio en su carrera o que vaya a ser reemplazado en su puesto tras una operación de fusión o una adquisición de la organización. En este caso, cabe preguntarse qué pasa con las coberturas de las pólizas de D&O (del inglés directors and officers) cuando se produce un cambio de control en el accionariado.

New Call-to-action

¿Qué es una cláusula de cambio de control?

Las pólizas de D&O son seguros específicamente diseñados para cubrir las responsabilidades de los administradores, directivos y consejeros de una compañía durante el ejercicio de su cargo. Están creadas para proteger de forma individual a quienes ocupan esos roles y se diferencian de una póliza de responsabilidad civil en que en esta última el beneficiario suele ser la empresa, mientras que en las pólizas D&O lo son los directivos y los administradores.

Por norma general, las pólizas de D&O cubren tanto a administradores como a directivos pasados, presentes y futuros siempre y cuando los actos de los que se derivan las responsabilidades hayan sucedido durante el desempeño de su cargo. Sin embargo, estas pólizas suelen contener una cláusula específica para aquellos casos en los que se produce un cambio de control en la compañía, como tras una operación de fusión o adquisición.

En el caso de activarse la cláusula de cambio de control, la póliza D&O dejará de dar cobertura a todas aquellas acciones cometidas por directivos después de la fecha de la compra-venta o “closing” de la operación.

En el caso de que un tercero adquiera más de la mitad del capital social de una empresa, se activa la cláusula de cambio de control de la póliza de D&O. La idea detrás de ello es que supone una modificación material del riesgo cubierto por la aseguradora ya que se entiende que la forma de gestionar la empresa por los directivos y los administradores se verá influenciada por los nuevos propietarios. Es decir, un cambio de control con toda probabilidad implicará un giro en la dirección de la empresa. Y el riesgo que se aseguraba cambia. 

¿Cómo afecta esto a la póliza y por tanto a la protección de los directivos? La póliza cesa de ofrecer cobertura para todos aquellos actos cometidos con posterioridad a la fecha en la que se produzca la entrada del nuevo accionista. En el caso de activarse la cláusula de cambio de control, la póliza de D&O dejará de dar cobertura a todas aquellas acciones cometidas por directivos o administradores después de la fecha en la que se produce la compra-venta que activa la cláusula. Esto es, habitualmente, en el momento que se oficializa la operación de fusión y adquisición, momento a partir del cual los máximos responsables de la compañía adquirida pueden quedar desprotegidos.

Run off: protegerse de las consecuencias de decisiones pasada

Aunque tras un cambio de control los directivos dejen de estar protegidos por la póliza D&O en vigor, la responsabilidad sobre las acciones cometidas en el pasado, antes de que se produjese la transacción, no desaparece. De acuerdo con la Ley de Sociedades de Capital, “la acción de responsabilidad contra los administradores, sea social o individual, prescribirá a los cuatro años a contar desde el día en que hubiera podido ejercitarse”. 

Para no perder este escudo que ofrece la póliza de D&O por errores en la gestión de la empresa, una vez se produce un cambio de control en la compañía, lo más recomendable es contratar un periodo denominado “run off” para la póliza en vigor. El run off de la póliza permitirá a los gestores de la empresa seguir contando con el nivel de protección que tenían antes de la transacción durante los años que se contrate el run off. Así, se garantiza que las reclamaciones por hechos anteriores a producirse el cambio de control queden cubiertas por la póliza.

El run off garantiza protección por las responsabilidades derivadas del desempeño de sus cargos y es importante asegurarse de su contratación antes de abandonar una organización.

La contratación del periodo adicional de notificación se hace, normalmente, por periodos de dos, tres, cuatro o hasta seis años, aunque lo más recomendable es hacerlo por un mínimo de 48 meses llegando en la práctica de mercado a contratarse periodos superiores. Este tipo de póliza cubriría las reclamaciones recibidas contra cualquier administrador, directivo o consejero por actos cometidos durante el ejercicio de sus funciones antes de la transacción. Además, el run off debe mantener las mismas condiciones contratadas en la póliza D&O inicial.  

Esta solución garantiza protección por las responsabilidades derivadas del desempeño de sus cargos y es importante asegurarse de su contratación antes de abandonar una organización. Por ello, es clave tener negociada la contratación del run off con anterioridad a que se produzca una fusión o una adquisición y establecer los mecanismos internos necesarios para poder contratar el periodo adicional de forma ágil si fuese necesario.

Desde Willis Towers Watson hemos asesorado en materia del seguro de D&O en algunas de las principales operaciones de compra-venta de los últimos años. No dude en contactarnos para recibir nuestro asesoramiento.

cambio-control-poliza-d&o

Por si te lo perdiste:

Descarga nuestra revista Essentials D&O: 11 imprescindibles en la gestión de riesgos directivos.



Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Quizás te interese

Previous Next