Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha ¿Qué es una cautiva y cómo pueden ser útiles en... Comunicar los...
Botón de scroll

¿Qué es una cautiva y cómo pueden ser útiles en el mercado asegurador pospandémico?

Rectangules
27 de octubre de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
3 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Han pasado ya casi dos años desde que un coronavirus desconocido se presentó ante el mundo desde una ciudad en el centro de China. Desde entonces, la pandemia ha amenazado la salud pública del planeta y ha puesto en jaque todo tipo de cadenas de suministro, redes de comercio e industrias. La situación económica, unida al continuo endurecimiento del mercado asegurador, ha estresado los recursos financieros de muchas organizaciones y ha aumentado la importancia de los gestores de riesgos y de su respuesta a los eventos de tipo cisne negro.

Como consecuencia, cada vez más empresas están considerando crear su propia aseguradora cautiva como herramienta que contribuya a una gestión eficaz del riesgo. En la actualidad, hay más de 6000 aseguradoras cautivas operando en todo el mundo. Y, si bien es cierto que las cautivas son una práctica extendida entre las grandes empresas, la mayoría pertenecen a compañías de tamaño medio. De hecho, ninguna organización con una prima superior a un millón de euros debería descartar las posibilidades que ofrece una cautiva. Pero, ¿qué son y cómo funcionan realmente?

¿Qué es una cautiva?

Las cautivas son sociedades o filiales de seguros creadas dentro de una empresa para asegurar el riesgo de la compañía. Son un instrumento para facilitar la financiación de la retención de los riesgos del grupo empresarial. Funcionan como un autoseguro y forman parte de la gestión del riesgo y las estrategias de negocio a largo plazo. Las aseguradoras cautivas son, en esencia, una solución que permite a una empresa reducir su Coste Total del Riesgo.

Para las cautivas que están empezando, es aconsejable iniciar la actividad con riesgos de poca volatilidad y frecuencia controlada.

Los riesgos asegurables que pueden incluirse en una cautiva son variados. Estos van desde los programas tradicionales de daños materiales y responsabilidad civil hasta programas menos convencionales como los seguros de crédito, terrorismo, riesgo cibernético o affinity. Dicho esto, para las cautivas que están empezando, es aconsejable iniciar la actividad con riesgos de poca volatilidad y frecuencia controlada.

¿Qué ventajas supone una cautiva?

Las aseguradoras cautivas son una fuente de oportunidades importantes para todo tipo de empresas. Además, su operación es bastante económica: los gastos operativos anuales suelen oscilar entre los 60.000 y los 120.000 euros. Entre las ventajas de las cautivas, destacan:

  • Protección frente a riesgos que son difíciles de asegurar en el mercado tradicional de los seguros o cuyas coberturas son demasiado caras para la organización.
  • Reducción del coste total del riesgo a largo plazo, que se logra mediante la retención de las ganancias de suscripción en la organización.
  • Añaden estabilidad al gasto anual en primas y, en consecuencia, permiten reducir la volatilidad del flujo de fondos.
  • Incrementan el control sobre la gestión de las reclamaciones y los términos y condiciones de las pólizas.

Las cautivas frente al endurecimiento del mercado

Desde finales de la década pasada, el mercado asegurador se encuentra en un momento de endurecimiento de las condiciones de acceso a las pólizas, una situación que no se ha visto precisamente suavizada por la pandemia. En este contexto de mercado duro, las cautivas pueden ser especialmente útiles en algunos sectores.

Los precios de las primas han aumentado sustancialmente en casi todos los negocios del mercado asegurador. Sin embargo, al tener una cautiva, el administrador de seguros de la empresa tiene un mayor control sobre las primas y puede suavizar el impacto del endurecimiento de las condiciones.

Además, la cautiva puede ser utilizada para cubrir la brecha entre la retención ofrecida por el mercado de seguros y la deseada por la empresa. En este contexto, puede ser complicado o incluso imposible asegurar ciertos riesgos por vías tradicionales, pero la cautiva podría servir de vehículo asegurador temporal, al menos, hasta que el mercado cambie de ciclo.

 

¿Cómo puede ayudarte el equipo de “Risk & Analytics” en el análisis de riesgos?

Contar con expertos en materia facilita el proceso de diseño e implementación de una aseguradora captiva. Antes de proceder a crear una cautiva, es necesario desarrollar un estudio de viabilidad como el que ofrece el equipo de Risk & Analytics de Willis Towers Watson. 

Parece que la situación de mercado duro se mantendrá en el futuro cercano, así que no es demasiado tarde para sacar partido de los beneficios de una cautiva.

Este consiste en una revisión integral para valorar si una cautiva tendría sentido para la empresa que incluye: revisión de tolerancia al riesgo, cuantificación de riesgos y comparación de estratégicas de retención, análisis de domicilios, cálculo de capital Solvencia II, plan de negocio a tres años y pruebas de estrés en varios escenarios.

Además de sus servicios habituales de consultoría y soporte actuarial, el equipo de Cautivas dentro de Willis Towers Watson presta también apoyo para el establecimiento y la gestión de licencias de las cautivas, la suscripción y la administración de siniestros, la contabilidad y la gestión fiscal o las relaciones con las autoridades y los entes reguladores, entre otros aspectos.

Parece que la situación de mercado duro se mantendrá en el futuro cercano, así que no es demasiado tarde para sacar partido de los beneficios de una cautiva.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter “RISKS 360º” para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Quizás te interese

Previous Next