Cómo construir una estrategia de formación ágil y personalizada y fomentar el talento 4.0

Cómo construir una estrategia de formación ágil y personalizada y fomentar el talento 4.0

publicado en: Recursos Humanos | 0
SUSCRÍBETE

Los cambios tecnológicos, las nuevas formas de trabajo y los negocios emergentes han creado una demanda creciente por el aprendizaje y el desarrollo continuado. Así, las opciones de formación han pasado de ser un elemento más a convertirse en el centro de la experiencia del empleado. Cada vez más talentos se decantan por una organización en función de las oportunidades de desarrollo que se les presentan.

Según los datos de HR People and Strategy y Willis Towers Watson, el 94% de los líderes de recursos humanos creen que es prioritario establecer una estrategia de formación continua, reskilling y upskilling que obedezcan a la naturaleza cambiante del trabajo. Las organizaciones deben aprovechar el impulso tecnológico para desarrollar una cultura de aprendizaje ágil, continua, basada en experiencias y enfocada a la resolución de desafíos.

“Los empleados con habilidades altamente transferibles [aquellas que no son específicas de un trabajo concreto] son los más resilientes ante el impacto de las nuevas tecnologías, incluidas habilidades como la comunicación, la empatía, el pensamiento crítico […] que refuerzan el aprendizaje permanente y la curiosidad”, señala el World Economic Forum en su informe HR4.0: Shaping People Strategies in the Fourth Industrial Revolution.

A pesar de la gran variedad de
instrumentos formativos a disposición de las organizaciones, el desafío más
importante sigue siendo motivar a los empleados para que los utilicen.

Para la organización, el enfoque del aprendizaje dentro de la empresa debe perseguir el refuerzo de estas habilidades transferibles a la vez que mejorar las aptitudes digitales de la plantilla, todo bajo una perspectiva agile y personalizada. Para construir dicho enfoque, el World Economic Forum presenta cuatro estrategias.


Impulsar una cultura de aprendizaje continuo

Las posibilidades de formación se han multiplicado gracias a la tecnología, a herramientas como los massive open online courses (MOOC) o las técnicas de gamificación. Sin embargo, a pesar de la gran variedad de instrumentos formativos a disposición de las organizaciones, el desafío más importante sigue siendo motivar a los empleados para que los utilicen. Para superarlo, se pueden poner en práctica diferentes enfoques.

Resaltar la naturaleza cambiante del trabajo, señalar la falta de habilidades concretas en cada empleado y presentar oportunidades de aprendizaje específico para solventarla, o modificar las prioridades de la jornada laboral para que siempre haya un espacio para la formación son algunos de ellos. Los líderes y los mandos intermedios deben abrazar e impulsar esa cultura del aprendizaje continuo.


Enfocar la estrategia de reskilling en los empleos de mayor riesgo

La automatización, pieza clave de la cuarta revolución industrial, está cambiando para siempre el mundo laboral. Algunos trabajos se verán reforzados, mientras que otros verán sus tareas reducidas y otros desaparecerán por completo. Para el World Economic Forum, las organizaciones y los gobiernos deben tomarse estos riesgos en serio y establecer caminos y herramientas para la reinvención laboral y el reskilling y el upskilling.

Esta tarea debe llevarse a cabo con especial ahínco para aquellos roles laborales que están en mayor riesgo. Perder talento significa siempre perder trabajadores comprometidos y alineados con los valores de la empresa, elementos siempre difíciles de sustituir.

Las herramientas de monitoreo y análisis de datos permiten llevar un mayor control de las habilidades necesarias dentro de la organización y la efectividad de las estrategias de formación.


Establecer el mix de aprendizaje adecuado para cada organización

Desde el aprendizaje formal hasta la formación autodidacta, existen multitud de formas de aprender. Cada empresa debe establecer en qué medida cada una de ellas se ajusta a su realidad. Una fórmula utilizada con regularidad es la del 70-20-10, en la que un 70% del aprendizaje se lleva a cabo a través de la experiencia, un 20% es informal y un 10% es formal. Aunque la presencia de nuevas plataformas tecnológicas de formación puede alterar estos porcentajes, la experiencia sigue siendo la solución más efectiva de aprendizaje.


Analizar y monitorear las habilidades dentro de la organización

De nuevo, las herramientas de monitoreo y análisis de datos permiten llevar un mayor control de las habilidades necesarias dentro de la organización y la efectividad de los programas y las estrategias de formación. El acceso a esta información también puede ser útil para las administraciones que buscan identificar las necesidades formativas de la nueva industria 4.0. Tal como concluye el informe del World Economic Forum, la importancia de la formación y de la adquisición de nuevas habilidades es tan importante en la cuarta revolución industrial que, en los próximos años, probablemente, observaremos la aparición de nuevos roles dentro de la empresa enfocados en exclusiva en la estrategia de formación.


New Call-to-action

Comparte

Dejar una opinión