Un modelo de éxito para importar: el sistema de auto adhesión a planes de pensiones del Reino Unido

Un modelo de éxito para importar: el sistema de auto adhesión a planes de pensiones del Reino Unido

publicado en: Pensiones | 0

Ante los desafíos del sistema público de pensiones español se han puesto sobre la mesa diferentes soluciones inspiradas en modelos de otros países. Y es que nuestros retos no son diferentes a los que afrontan otros estados de nuestro entorno. Una de las reformas de éxito más alabadas es la que atañe al sistema de pensiones del Reino Unido.

New Call-to-action

El informe Automatic Enrolment Británico, elaborado por el consultor Fernando Martínez-Cue para la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa) analiza las principales claves de uno de los pilares del modelo (el llamado automatic enrolment) y el éxito cosechado desde su implementación en octubre del año 2012.
 

El modelo británico de previsión social empresarial

El modelo del automatic enrolment británico está fundamentado en las investigaciones conductuales del premio Nobel de economía Richard H. Thaler. Según sus conclusiones, la mayor parte de los ciudadanos quiere ahorrar, pero no da el paso porque le cuesta visualizar el futuro a largo plazo y prefiere las gratificaciones a corto plazo. Sin embargo, si se les incluye por defecto en un sistema de ahorro, tienden a quedarse.

La reforma del sistema de Reino Unido se diseñó partiendo de estos fundamentos. Así, desde finales de 2012, todos los empresarios están obligados a inscribir a sus empleados en algún tipo de plan de pensiones. Este auto-enrolment o automatic enrolment se trata, a efectos prácticos, de un sistema de previsión social empresarial que complementa el sistema público de pensiones. Aunque obligatorio para el empresario, el sistema es voluntario para el empleado, que siempre puede decidir abandonar el plan al que ha sido inscrito por defecto.
 

¿En qué consiste el modelo de automatic enrolment?

Según el modelo de automatic enrolment, todos los empleados que no estén adheridos a otros sistema de pensiones cualificado por la autoridad competente, tengan más de 22 años y menos de la edad legal mínima de jubilación, trabajen habitualmente en Reino Unido y ganen por encima de una cantidad mínima anual (que se revisa periódicamente) deben ser inscritos en un plan de pensiones.

El esquema de automatic enrolment permite al empleado elegir el fondo donde se van a invertir las aportaciones que el empresario realiza a su favor y las que realiza él mismo”

En cuanto a la cuantía de las aportaciones, estas se basan en un porcentaje del salario pensionable del empleado. Dicha contribución ha ido aumentando desde 2012. A partir de abril de este año se sitúa en el 8% del salario, una cantidad que se reparte en un 3% a cargo del empleador, un 4% a cargo del empleado y un 1% a cargo del estado a través de una deducción fiscal.
 

Alternativas de esquemas de previsión social

Las empresas disponen de tres alternativas de esquemas de previsión social aptos para cumplir con la obligación inscripción automática de sus empelados: los planes de pensiones ocupacionales de empleador único, los planes de pensiones ocupacionales multi empleador o master trust, y los planes de pensiones personales para colectivos ofreci­do por una compañía de seguros, también conocidos como group personal pension scheme.

Además, el esquema de automatic enrolment permite al empleado elegir el fondo o fondos donde se van a invertir las aportaciones que el empresario realiza a su favor y las que realiza él mismo. Si no elige ninguno concreto, dichas aportaciones se invierten por defecto en un fondo predeterminado.

El automatic enrolment se ha convertido en un complemento de la pensión pública con el objetivo de que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo cuando se jubilen”

Por último, este esquema se ha complementado con la creación del National Employment Saving Trust (NEST), un sistema nacional de ahorro ocupacional que funciona como un proveedor de pensiones de carácter semipúblico para las empresas que no tengan constituidos planes de pensiones del sistema de empleo. A efectos prácticos funciona como un plan de pensiones low cost como alternativa a los fondos de pensiones existentes en el mercado.
 

Las cifras del éxito del auto-enrolment

Desde 2012, diez millones de trabajadores se han incorporado al sistema de automatic enrolment y casi 1,5 millones de empresarios han cumplido con su obligación (el 99% de las grandes empresas, el 97% de las medianas y el 84% de las pequeñas). Además, solo un 9% de los trabajadores adscritos al sistema ha optado por abandonarlo. Por otro lado, el esquema ha logrado aumentar el ahorro entre todos los trabajadores y, en especial, aquellos con salarios más bajos.

Según el informe publicado por Unespa, el mayor aumento en participación en pensiones ocupacionales se ha producido en trabajadores con ingresos de entre 10.000 y 19.999 libras. Por lo tanto, las ventajas del sistema de automatic enrolment adoptado en Reino Unido están claras.

  • Obliga al ciudadano a tomar una decisión consciente sobre el ahorro para la jubilación.
  • Fomenta el ahorro entre todos los trabajadores, pero en particular para las rentas medias-bajas.
  • La adscripción por defecto facilita la decisión de ahorro para la jubilación.
  • Establece un sistema sólido a largo plazo, fruto del consenso y los compromisos adquiridos por el Gobierno, el Parlamento, los empresarios y los sindicatos

En definitiva, el programa de automatic enrolment y el impulso a los instrumentos de previsión social empresarial han pasado a ser una parte fundamental del sistema de pensiones británico. Se han convertido en un complemento (y no en un sustituto) de la pensión pública con el objetivo de que los trabajadores no pierdan mucho poder adquisitivo cuando se jubilen y contribuyendo a la sostenibilidad del sistema de pensiones del Reino Unido.
 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión