La generación del baby boom se jubila: retos del sistema de pensiones

La generación del baby boom se jubila: retos del sistema de pensiones

publicado en: Pensiones | 0

Una generación que cambió la política y el arte y que vivió una bonanza económica sin precedentes, al menos en los países occidentales

Así son los baby boomers, todos aquellos nacidos entre finales de los 40 y mediados de los 60, aunque en España la explosión demográfica fue algo más tardía. Una generación que accedió a un nivel de vida muy superior al de sus progenitores y que está a punto de jubilarse.

New Call-to-action

Durante las próximas décadas, la población española envejecerá considerablemente. Según las previsiones de las Naciones Unidas, en 2050 un 41,9% de la población tendrá más de 60 años. El segundo porcentaje más alto del mundo después de Japón. Eso significa que habrá más de 18 millones de personas en edad de jubilarse.

Las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística van en la misma línea. Según el INE, dentro de 15 años habrá en España 12,3 millones de personas mayores de 64 años, un 37% del total y 3,4 millones más que en la actualidad. El envejecimiento de la población y el aumento del número de pensiones es progresivo, pero sufrirá un empujón de la mano de los baby boomers que merece la pena ser analizado.
 

La generación del baby boom

Originalmente, el baby boom se refiere a la explosión demográfica experimentada por la mayoría de países occidentes (y en especial Estados Unidos) tras la II Guerra Mundial. Sin embargo, en España, se produjo con una década de retraso por los efectos de la posguerra. Así, los baby boomers, en nuestro país, son todos aquellos nacidos entre 1955 y 1975, aproximadamente.

Durante esas dos décadas, la tasa de natalidad fue elevada, superior en muchos casos al 20% (hoy se sitúa por debajo del ocho) y nacían alrededor de 2,8 niños por mujer (la media actual es de 1,25). Entonces, se producían más de 650.000 nacimientos cada año. La mayoría de los más de 14 millones de personas que nacieron esos años accedieron además a un nivel de vida y de estabilidad económica sin precedentes en nuestro país.

En su mayoría, los baby boomers han cotizado durante muchos años y han adquirido derechos de pensión elevados”

En su mayoría, los baby boomers han tenido carreras largas con trabajos estables, lo que significa que han cotizado durante muchos años y han adquirido derechos de pensión elevados. Sin embargo, ahora que los primeros empiezan a jubilarse, se encuentran con un sistema público de pensiones en déficit y desequilibrado. La pregunta que se hacen la mayoría es: ¿qué pasará con su pensión durante los próximos años?
 

La jubilación del baby boom y el sistema de pensiones

Cuando se habla de las tensiones demográficas sobre el sistema de la seguridad social, los argumentos suelen centrarse en el aumento de la longevidad de los individuos. Sin embargo, la presencia de generaciones de distinto tamaño es una causa igualmente desequilibrante. En el caso de los baby boomers estaríamos hablando de la generación más numerosa (y con mayor volumen de cotizaciones) de la historia de España que debe ser sostenida por las aportaciones a la Seguridad Social de una de las generaciones menos numerosas.

Tal como señala un estudio reciente sobre el impacto de la jubilación del baby boom elaborado por el Centre d’Estudis Demogràfics de la Universidad Autònoma de Barcelona (UAB) y publicado en la revista divulgativa Perspectivas Demográficas, “la caída de los nacimientos, el aumento de la esperanza de vida y la jubilación futura de los baby boomers desafía la sostenibilidad del sistema de pensiones en España porque disminuye la relación entre cotizantes y jubilados”.

Elementos de desequilibrio del sistema de pensiones de la seguridad social.

Existen varios elementos que entran en juego para profundizar en el desequilibrio del sistema de pensiones de la seguridad social.

Los baby boomers podrían ver afectadas las cuantías de sus pensiones públicas por ser una generación más numerosa que sus predecesoras y jubilarse en un periodo de contracción económica con un número menor de trabajadores en activo”

  • El número de pensiones se habrá prácticamente duplicado cuando todos los baby boomers se hayan jubilado.
  • La tasa de dependencia (cociente que expresa la proporción existente entre la población dependiente y la activa, de la que aquella depende) se disparará. Según la OECD, en 2050 será el doble que en 2015.
  • El gasto de las pensiones aumentará, previsiblemente, del 10,7% del PIB que supone en la actualidad al 13,5%, según las proyecciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.

Antes estas previsiones, en los últimos años se han introducido una serie de ajustes. Tras la reforma de 2011, la edad de jubilación se retrasa de los 65 a los 67 años y se aumenta el número de años de cotización exigidos para alcanzar el 100% de la pensión. En la de 2013, se introduce el Índice de Revalorización de las Pensiones y el Factor de Sostenibilidad. Ambos se encuentran actualmente suspendidos, tal como explicamos ya en detalle en este artículo.

Sin embargo, tal como señala el informe del Centre d’Estudis Demogràfics, estos ajustes pueden no ser suficientes. Es decir, los baby boomers podrían ver afectadas las cuantías de sus pensiones públicas solo por el hecho de ser una generación más numerosa que sus predecesoras y jubilarse en un periodo de contracción económica con un número menor de trabajadores en activo.

Pirámide poblacional más envejecida, incremento del coste de las pensiones y mayor tasa de dependencia frente a la población activa. En definitiva, mayores gastos y menos ingresos que causarán aún más tensiones en el sistema público de reparto de la Seguridad Social durante los próximos años.
 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión