6 razones por las que un CEO debería apostar por implementar un sistema de previsión en la empresa

6 razones por las que un CEO debería apostar por implementar un sistema de previsión en la empresa

publicado en: Pensiones | 0

La improvisación nunca está en la agenda de un CEO. Anticiparse a los desafíos, prever soluciones de forma estratégica y alinear las necesidades de los empleados con las de la organización y las del mercado, sí. Ante los retos que plantea la digitalización y un entorno cada vez más competitivo, la renovación y la actualización de la plantilla son clave para asegurar la sostenibilidad futura de la compañía.

New Call-to-action

Planificar los cambios en la plantilla de forma ordenada y anticipada es posible mediante los llamados sistemas de previsión. Además de las ventajas que detallaremos a continuación, una empresa que apueste por planificar la jubilación de sus empleados aportará certidumbre al futuro de los trabajadores que, en la actualidad, confían plenamente en el sistema de reparto público, pero que en el futuro necesitarán un ahorro complementario con el que asegurarse una jubilación tranquila.
 

Seis ventajas de implementar un sistema de previsión

Tal como hemos señalado en detalle en artículos anteriores, las organizaciones disponen de diferentes soluciones si deciden promover un plan de jubilación. Los principales son los planes de pensiones de empleo, los planes de previsión social empresarial y los seguros colectivos. Como chief executive officer (CEO), máximo representante ejecutivo de la compañía o, simplemente, jefe, estas son las seis grandes ventajas de implementar un sistema de previsión en la empresa.
 

1.- Evitar soluciones cortoplacistas

Los planes de previsión son utilizados como medidas organizadas de adecuación de la plantilla. No disponer de una de estas herramientas puede conllevar la necesidad de tomar medidas improvisadas, con poco margen de tiempo, para asegurar la supervivencia de la empresa. Se trata de soluciones cortoplacistas como las prejubilaciones o los ERES, con un alto impacto en la cuenta de resultados de la compañía y en el sistema de pensiones.

No disponer de una de estas herramientas de previsión puede conllevar la necesidad de tomar medidas desesperadas para asegurar la supervivencia de la empresa”

 

2.- Renovación de la plantilla

En 2012 se introdujo un importante cambio normativo, según el cual la jubilación dejó de ser obligatoria. A muchos trabajadores les puede compensar seguir trabajando una vez superada la edad ordinaria de jubilación para así asegurarse mayores ingresos una vez pensionados. De esta forma, en el futuro es probable que una parte de los trabajadores decidan no jubilarse, generando un importante desafío para las empresas que quieran mantener la plantilla renovada.
 

3.- Actualización de los empleados y optimización de los costes

El punto anterior tiene un impacto directo en dos aspectos importantes. Por un lado, renovar la plantilla de forma estratégica y organizada permite mantener un nivel alto de competitividad y las capacidades y conocimientos de los trabajadores actualizadas. Por otro, contribuye a optimizar los costes mediante la reducción ordenada de la plantilla o la amortización de los puestos de trabajo.

Ofrecer un sistema de previsión que aporte certeza al futuro del empleado y que asegure su nivel adquisitivo una vez jubilado es una buena medida para atraer el mejor talento y, sobre todo, retenerlo

 

4.- Reconocimiento del empleado

Los planes de previsión son cada vez un complemento más habitual en el paquete de beneficios que recibe el empleado. Mediante estos sistemas se alinean los objetivos individuales con los de la organización, logrando que los trabajadores estén comprometidos, satisfechos y motivados. Además, el relevo ordenado de la plantilla es una forma de reconocer la trayectoria profesional del empleado y su contribución a la compañía.
 

5.- Atracción y retención del talento

Ofrecer un sistema de previsión que aporte certeza al futuro del empleado y que asegure su nivel adquisitivo una vez jubilado es una buena medida para atraer el mejor talento y, sobre todo, retenerlo. Se trata de un elemento diferenciador en las políticas de captación de empleados y un instrumento para reforzar el compromiso de los trabajadores.
 

6.- Futuro seguro para empleados y directivos

La situación del sistema público de pensiones a medio plazo es delicada. Los retos demográficos que plantea una sociedad cada vez más longeva ponen en jaque la sostenibilidad del sistema y hacen que la pregunta “¿cuánto cobraré cuando me jubile?” sea cada vez más habitual entre empleados y directivos. Un sistema de previsión en la empresa es una de las mejores respuestas a esa incertidumbre, aportando seguridad al futuro de los trabajadores.
 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión