Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha ¿Cómo abordar los retos que plantea la reforma de... Comunicar los...
Botón de scroll

¿Cómo abordar los retos que plantea la reforma de las pensiones para las empresas?

Rectangules
26 de octubre de 2022

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

El segundo pilar de la previsión social está estancado en España. El número de planes de pensiones de empleo se ha mantenido relativamente estable en las últimas dos décadas, mientras que los planes de pensiones individuales no han dejado de crecer. Hace menos de un año, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, a través de la Ley 21/2021, de 28 de diciembre, dio luz verde a un primer paquete de medidas para revertir la situación e incentivar la previsión social a través de las empresas.

¿Qué ha pasado en los últimos meses? ¿Y qué movimientos podemos esperar en el futuro cercano? ¿Cuáles son los retos de la previsión social y qué papel juegan en ellos las empresas? Estas son las tres preguntas principales que se trataron de responder durante la jornada Cómo abordar los retos planteados tras la nueva reforma de las pensiones, organizada por WTW y con la participación de expertos del sector y representantes de empresas que ya han apostado por reforzar el segundo pilar.

 

New Call-to-action

 

La Ley de Planes y Fondos de Pensiones: novedades y próximos pasos

La nueva legislación en materias de planes y fondos de pensiones, en vigor desde el 1 de enero de 2022, llegó para dar un impulso definitivo al segundo pilar de la previsión social, como claro canalizador del tercer pilar en el ámbito de la negociación colectiva, tanto para las empresas que ya cuentan con un sistema de ahorro para sus empleados como para aquellas que decidan formalizar uno nuevo. De acuerdo con los expertos de WTW, estas son las implicaciones para las empresas de la nueva normativa:

  • Creación de planes de pensiones de empleo simplificados (PPES) integrados en fondos públicos o no y gestionados por entidades privadas.

 

  • Apuesta por la digitalización y reducción de costes.

 

  • Reducción del periodo de carencia a un mes para poder ser partícipe de un plan de pensiones.

 

  • Reducción en las cuotas empresariales a la Seguridad Social por el incremento de cuota que derive de la aportación al plan de pensiones y deducción en la cuota del impuesto de sociedades del 10 %.

 

  • Aumento de los límites fiscales de aportación. Para los trabajadores por cuenta propia será de hasta 5750 euros anuales, mientras para los trabajadores por cuenta ajena se fijará en función del nivel de aportación de la empresa y el salario del trabajador, con un tope de 10.000 euros anuales.

 

  • Los planes de pensiones asociados existentes dispondrán de un plazo de cinco años para transformarse en PPE simplificados o en planes de pensiones individuales.

 

El gran objetivo de la nueva legislación es la democratización de los planes de pensiones de empleo, pasando de los dos millones de empleados partícipes en la actualidad a los 12 millones en 2030.

El gran objetivo de la nueva legislación es la democratización de los planes de pensiones de empleo, pasando de los dos millones de empleados partícipes en la actualidad a los 12 millones en 2030 y los 20 millones en 2050. De igual manera, los activos gestionados por dichos planes deberían aumentar de los 36.000 millones actuales a los 800.000 millones a mitad de siglo. Para ello será clave el segundo paquete de medidas de la reforma de las pensiones, que está incluido en el Plan de Recuperación y Resiliencia enviado a Bruselas por el Gobierno y que está siendo negociado con los agentes sociales desde el mes de septiembre.

En el ámbito de la pensión pública son dos medidas las que se están valorando: el aumento progresivo de la base máxima de cotización para que las personas con rentas más elevadas contribuyan más a la Seguridad Social, y el aumento del periodo de cómputo para el cálculo de la base reguladora, aunque todo parece indicar que este último podría quedar fuera del proyecto. Lo que sí podría plantearse es que los futuros pensionistas puedan descartar los peores años de su cotización, con el fin de beneficiar a quienes hayan sido expulsados del mercado laboral en sus últimos años de carrera laboral.

 

Las oportunidades para las empresas

Durante la celebración de la jornada, los expertos de WTW destacaron las posibilidades que ofrece la nueva legislación para las empresas, que cuentan con incentivos claros para apostar por el segundo pilar como las deducciones del impuesto de sociedades, las reducciones en cuotas de la Seguridad Social o la simplicidad en la formalización de los planes. Además, la jornada ha servido para posicionar de forma clara que las empresas deben plantearse la previsión social de forma más estratégica dentro de los programas de beneficios para empleados.

 

Para las empresas la nueva legislación permite una transición más sencilla y eficiente hacia la jubilación de los empleados.

 

Por otro lado, para las empresas la nueva legislación permite una transición más sencilla y eficiente hacia la jubilación de los empleados. Esto puede lograrse disminuyendo los costes empresariales futuros desde una perspectiva más amplia de compensación total, buscando explicitar y posicionar al empleado el gasto actual o planeado en estos sistemas y su expectativa de jubilación y protección financiera, y empleando estos sistemas como espacios donde canalizar el ahorro.

La jornada contó también con la perspectiva sobre este tema de dos compañías con larga tradición en el ámbito de la previsión: Repsol y Telefónica. “Debemos velar por el bienestar financiero de las personas, poniendo a su disposición varios mecanismos de ahorro que les permitan tener una mayor seguridad financiera de cara a la jubilación y además estar protegidos frente a situaciones adversas”, señaló Raquel Fernández, gerente de Relaciones Laborales Transversal de Repsol.

“La previsión social es un elemento importante en la Compensación Total de Telefónica. Para nosotros es un punto clave de responsabilidad con nuestros empleados y con la sociedad. Animamos a las compañías a que exploren los beneficios que ofrece la previsión social en el ciclo de vida del empleado”, añadió Guillermo Pérez de Ciriza, responsable global de Compensación de Telefónica.

La mayoría de las empresas tiene todavía mucho camino por recorrer en materia de previsión social a la luz de la nueva legislación sobre la reforma de las pensiones. A la hora de diseñar, implantar, administrar y comunicar un plan de pensiones de empleo en una organización es importante contar con el apoyo de entidades expertas como WTW que permitan una gestión completa del plan y su integración en las estrategias de beneficios y compensaciones de la empresa.

Suscríbete a nuestra newsletter “PENSIONS 360º” para recibir las últimas novedades sobre pensiones y jubilación


Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Trabajamos con organizaciones de todo el mundo para determinar el modo de abordar el diseño, la financiación, la gobernanza, la administración y la comunicación del plan de jubilación.

Pide información

Ayudamos a las empresas a evaluar y comprender el estado actual del bienestar de los empleados y a evaluar su influencia en los resultados y el rendimiento del negocio.

Pide información

Ayudamos a crear estrategias para potenciar el valor empresarial del bienestar económico.

Pide información

Quizás te interese

Previous Next