Planes de pensiones: nuevo supuesto de liquidez para afectados por ERTE o cese de negocio

Planes de pensiones: nuevo supuesto de liquidez para afectados por ERTE o cese de negocio

publicado en: Jubilación | 0

Con el fin de facilitar recursos a aquellos partícipes de planes de pensiones que se hayan visto afectados por regulaciones temporales de empleo o ceses de negocio durante la crisis del COVID-19, el gobierno ha aprobado un nuevo supuesto excepcional de liquidez para planes de pensiones que estará vigente durante un periodo de seis meses a contar desde el pasado 14 de marzo.

New Call-to-action

Al igual que sucedió en el año 2013, con el fin en aquel caso de evitar el desahucio de la vivienda habitual en caso de impago, el Gobierno incluye un nuevo supuesto excepcional en los planes de pensiones para dotarlos de liquidez y ayudar a sus partícipes a disponer de recursos en situaciones excepcionales. Hasta ahora, los planes de pensiones podían ser rescatados en caso de que el partícipe se viese afectado por un ERE, como anticipo a la contingencia de jubilación, y en caso de desempleo de larga duración, que exige haber agotado la prestación contributiva por desempleo. El rescate inmediato no era por tanto posible como consecuencia de un ERTE dado que no se cumplía el requisito de agotar dicha prestación.
 

¿En qué supuestos tienen derecho los partícipes? 

Con este nuevo supuesto, aprobado en Real Decreto la semana pasada, los partícipes podrán acceder a sus derechos consolidados, de forma excepcional, en estos supuestos:

  • Partícipes que se encuentren en situación legal de desempleo como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) derivado de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19.
  • Empresarios titulares de establecimientos cuya apertura al público se haya visto suspendida.
  • Autónomos que hubieran estado previamente integrados en un régimen de la Seguridad Social como tales y hayan cesado en su actividad como consecuencia de la situación de crisis sanitaria.

A diferencia de otras contingencias y supuestos excepcionales de liquidez, esta nueva vía de rescate de los planes de pensiones limita la cuantía a percibir, que no debe ser superior a los salarios dejados de percibir mientras se mantenga la vigencia del ERTE, o los ingresos que se hayan dejado de percibir durante la crisis. El tratamiento fiscal del rescate sí será el mismo que en otro tipo de reembolsos, tributando el importe percibido como rendimientos del trabajo. Operativamente, el rescate deberá efectuarse dentro del plazo máximo de siete días hábiles desde que el partícipe presente la documentación acreditativa correspondiente.
 

Los planes de pensiones: al servicio de sus partícipes 

Los planes de pensiones forman parte del segundo y tercer pilar de la previsión social, y tienen el objetivo de generar un ahorro finalista a la jubilación que complemente a la pensión de la Seguridad Social, primer pilar de la previsión.

En un entorno de fuertes retos, especialmente demográficos, el ahorro complementario emerge cada vez más como un recurso fundamental para asegurarse una jubilación tranquila y en la que poder mantener el estilo de vida deseado, algo cada vez más demandado por cohortes de jubilados que alcanzan esta etapa de la vida con una salud envidiable y altas expectativas. No obstante, los planes de pensiones canalizan una parte reseñable del ahorro de los trabajadores españoles y, en una circunstancia tan excepcional como la actual, deben poder estar al servicio de sus partícipes para, sin olvidar su verdadera razón de ser, proveer recursos para abordar situaciones igualmente excepcionales y de primera necesidad.

 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión