Estos son los 11 mejores sitios para jubilarse en el extranjero

Estos son los 11 mejores sitios para jubilarse en el extranjero

publicado en: Jubilación | 0

Cada vez son más los pensionistas que deciden disfrutar de su jubilación en el extranjero. Sea de forma temporal o en largas estancias, es posible vivir en otro país y disfrutar de la pensión de jubilación de la Seguridad Social, así como de lo percibido a través de un plan de pensiones privado. Sol, playa, buenos precios, seguridad, buen sistema sanitario y estabilidad, buenas comunicaciones… ¿Cuáles son los mejores sitios para disfrutar de la jubilación en el extranjero?

New Call-to-action

Cada año, varias publicaciones de prestigio, como Forbes o Internacional Living con su Retirement Index,  elaboran sus listas de mejores lugares para pasar la jubilación. Analizando la oferta de cada país, el rendimiento económico que se puede extraer de la pensión y factores como la seguridad o la salud pública, estos son los 11 mejores sitios para asentarse en el extranjero una vez jubilado. España es un habitual de estas listas, pero a efectos prácticos no aparecerá reflejado en este artículo.

 

Aruba, Islas Vírgenes y República Dominicana

Las islas caribeñas son siempre una opción para el que busca tranquilidad, buen tiempo y playas paradisiacas. Tanto Aruba como las Islas Vírgenes tienen la ventaja de estar fuera de la zona habitual de huracanes, haciéndolas mucho más apetecibles. Además, tanto los dos archipiélagos como República Dominicana son estables políticamente y cuenta con sistemas de salud de calidad y asequibles.

El punto fuerte de República Dominicana viene en cuanto a las gestiones para residir temporalmente, mucho más sencillas, sobre todo si el solicitante es un ciudadano español. En Aruba se complican los trámites y estos son aún más complejos en las Islas Vírgenes, ya que se trata de una zona geográfica controlada por Estados Unidos.

 

Panamá, Costa Rica y Colombia

Si las islas no son una opción, el Caribe ofrece otros países relativamente seguros y con buenos sistemas en los que plantearse una estancia larga para disfrutar la jubilación. Panamá y Costa Rica son habituales en las listas de mejores lugares para retirarse, y Colombia es una adición más reciente.

Son baratos, es relativamente sencillo lograr permisos para pasar temporadas largas, son estables políticamente y cuentan con buenos sistemas de salud a costes asequibles»

Los tres comparten características parecidas, sobre todo atendiendo a las poblaciones de sus costas caribeñas: son baratos, es relativamente sencillo lograr permisos para pasar temporadas largas, son estables políticamente y cuentan con buenos sistemas de salud a costes asequibles. Para los jubilados españoles, estos tres países tienen además la ventaja de compartir idioma, estar bien conectados con España y disfrutar de bastante cercanía cultural.

 

Croacia y Chipre, las perlas del Mediterráneo

Las costas mediterráneas son otro habitual entre los destinos preferidos de los jubilados que deciden vivir en el extranjero. La Costa del Sol o la Costa Blanca en nuestro país están siempre en todas las quinielas, justo con la Costa Azul francesa o la variedad de opciones de la costa italiana. Sin embargo, estos enclaves no son precisamente económicos y pasar largas estancias allí no está al alcance de todos los pensionistas.

Por eso, en el Mediterráneo existen otros dos destinos que destacan por encima de todos: Croacia y Chipre. Aunque de culturas y tradiciones muy diferentes entre sí, se trata de dos países que comparten una serie de características: el coste de la vida es bajo, la seguridad es elevada, disfrutan de un clima agradable y cuentan con sistemas estables y con una buena infraestructura sanitaria.

Oporto y Lisboa son dos ciudades vibrantes y con una vida cultural rica. Y el resto del país disfruta de playas paradisiacas, buen tiempo y una gastronomía excelente»

 

Vietnam e Indonesia, la opción más aventurera

El sudeste asiático es más remoto y puede parecer inaccesible, pero para quienes se atreven a dar el paso ofrece grandes alternativas para disfrutar de la jubilación. Dos países destacan por encima del resto: Vietnam e Indonesia. Dejando a un lado sus caóticas ciudades, ambos países ofrecen naturaleza sin igual, playas y buen tiempo, además de una cultura milenaria y una gastronomía que, sobre todo en el caso de Vietnam, está entre las mejores del mundo.

Además, como el resto de destinos de esta lista, cuentan con buenos sistemas de salud, siempre y cuando se cuente con un seguro privado, y el coste de la vida es muy bajo. El gran obstáculo es lograr permisos de larga duración para permanecer en el país.

 

Portugal: el vecino para el final

Esta lista termina con un destino habitual para jubilarse que ha ganado especial protagonismo en los últimos años: Portugal. Nuestro país vecino es la mejor opción para mantener un estilo de vida occidental a un precio más asequible. Oporto y Lisboa son dos ciudades vibrantes y con una vida cultural rica. Y el resto del país disfruta de playas paradisiacas, buen tiempo y una gastronomía excelente.

Portugal es, además, el tercer país más seguro del mundo según el Global Peace Index, es políticamente estable y cuenta con buenas infraestructuras en general. Como ciudadano de la Unión Europea, no existen obstáculos para lograr la residencia permanente y las comunicaciones con el resto del continente son excelentes.

 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión