La generación Z frente a su jubilación: la importancia del ahorro desde el primer empleo

La generación Z frente a su jubilación: la importancia del ahorro desde el primer empleo

publicado en: Jubilación | 0
New Call-to-action

En los próximos años, la generación del baby boom completará su jubilación y los millennials serán un grupo de mediana edad, tan cerca de su primer empleo como de su retiro. Mientras, la generación Z o centennials, los primeros 100% nativos digitales, entrarán de lleno en el mercado laboral. La jubilación todavía les queda lejos, pero eso no significa que no sea el momento más indicado para empezar a ahorrar.

La tendencia es la misma en buena parte del mundo. Según el informe Demographic shift: The World in 2030, de Cushman & Wakefield, en 2030 habrá 1.300 millones de centennials, aquellos nacidos alrededor del cambio de milenio, en el mercado laboral. ¿Cómo irán encarando su ahorro para la jubilación?


Así es la generación Z

Cada persona es diferente y, aun así, los miembros de una generación comparten ciertos rasgos que los caracterizan. El entorno en que han crecido los centennials, que se han hecho adultos en el mundo posterior a la crisis financiera de 2008, les hace ser más precavidos y previsores que las generaciones anteriores. Se trata también de un grupo demográfico muy conectado gracias a la tecnología y bien informado.

Por último, son también una generación consciente, desde edades más tempranas, de los retos del sistema actual de pensiones y de la necesidad de ahorrar para el futuro. De hecho, según un estudio de Longevity Project and Morning Consult, solo un 38% de los centennials cree que podrá sostenerse con el aporte del sistema público de pensiones, frente a un 42% de los millennials y un 83% de los baby boomers.

El ahorro complementario a largo plazo a través de instrumentos como los planes de pensiones es una herramienta fundamental para poder disfrutar de la jubilación sin perder poder adquisitivo.

Así, y aunque no abundan los estudios sobre los hábitos financieros de los centennials, un informe de la National Society of High School Scholars de Estados Unidos señala que un 10% de la generación Z ya está ahorrando para su jubilación y un 20% planea empezar a hacerlo en los próximos años.


El ahorro para los centennials

El ahorro complementario a largo plazo a través de instrumentos como los planes de pensiones y los planes de previsión social a través de la empresa es una herramienta fundamental para poder disfrutar de la jubilación sin perder poder adquisitivo. A pesar de ello, la jubilación no ocupa un lugar prioritario entre las preocupaciones de los más jóvenes, que la ven como algo muy lejano.

Según la Global Benefits Attitudes Survey de Willis Towers Watson, el ahorro para la jubilación se convierte en prioritario a partir de los 40 o 50 años. Para los menores de 30 años, las grandes preocupaciones son sufragar los gastos del día a día, ahorrar, cubrir los costes domésticos, el tiempo libre y la adquisición de una vivienda.

Sin embargo, es en las edades más tempranas, con el primer empleo, cuando el esfuerzo ahorrador es menor. Si bien los salarios suelen ser menores, los más jóvenes tampoco acostumbran a tener muchas cargas económicas, como hipotecas o familia. Además, en estas edades se pueden asumir perfiles de riesgo más altos, que a largo plazo también otorgan una mayor rentabilidad.


Razones para ahorrar desde el primer empleo

Cuanto antes se empiece ahorrar, mayor será el capital disponible a la hora de jubilarse. La primera gran ventaja de empezar a ahorrar ya con el primer empleo es clara. Apostar por el ahorro para la jubilación a largo plazo, estableciendo aportaciones regulares y periódicas a los planes de pensiones, permite acumular más capital, reducir la volatilidad de la inversión y asegurar que el objetivo económico a largo plazo.

Por ello, la planificación es fundamental. Otra máxima que suele cumplirse con las inversiones es que, a mayor riesgo, mayor beneficio. Empezar a ahorrar en edades tempranas permite asumir un perfil de riesgo mayor al principio del ahorro, cuando se puede soportar. No es lo mismo arriesgar los ahorros cuando todavía faltan 40 años para disfrutar de la jubilación que cuando se está apunto de retirarse.

El nivel de riesgo de los planes de pensiones puede ir adaptándose a la etapa vital del ahorrador: más elevado en la juventud y bajo en los años finales.

De esta manera, el nivel de riesgo de los planes de pensiones puede ir adaptándose a la etapa vital del ahorrador: más elevado en la juventud y bajo en los años finales. La correcta planificación de instrumentos como los planes de pensiones contribuye también a que, a largo plazo, se reduzca la volatilidad. Lo más importante del ahorro para la jubilación es acumular capital de manera continuada y no tocar estos ahorros en la medida de lo posible.

Por último, y aunque la jubilación parezca lejana, el primer empleo es un buen momento para empezar a interesarse por los instrumentos de ahorro que ofrecen cada vez más empresas. En este artículo ya explicamos las preguntas que es necesario hacerse para analizar bien las opciones existentes.

La generación Z parece más consciente que sus predecesoras de la importancia de empezar a ahorrar con tiempo y de las ventajas financieras del ahorro planificado y a largo plazo. El futuro es incierto y el ahorro complementario es, hoy por hoy, la herramienta más segura para evitar que el nivel de vida caiga abruptamente tras la jubilación.


New Call-to-action

Comparte

Dejar una opinión