Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha El seguro de renta vitalicia: ¿Un colchón para la... Comunicar los...
Botón de scroll

El seguro de renta vitalicia: ¿Un colchón para la jubilación?

Rectangules
26 de noviembre de 2015

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

La sostenibilidad del sistema de pensiones en España es motivo de preocupación, ya que el incremento de la esperanza de vida de la población y la disminución de las cotizaciones a la Seguridad Social hacen que el cobro de las pensiones sea realmente incierto.

Eso significa que muchas personas buscan alternativas de ahorro que les permitan tener un colchón para una jubilación cómoda. Una de esas soluciones, por la que apuestan cada vez más españoles, según un informe de Asesores Financieros Internacionales, es el seguro de renta vitalicia.

Seguro de renta vitalicia: ¿qué es?

La inquietud por el futuro de las pensiones ha llevado a buscar otras soluciones de ahorro de cara a nuestra jubilación. Una de esas alternativas para asegurar una vejez tranquila y sin imprevistos es el conocido como seguro de renta vitalicia.

Se trata de un producto de ahorro en el que se realiza el pago de una prima para garantizarse el cobro de una renta periódica pactada hasta el momento del fallecimiento.

Hay distintas modalidades de este tipo de seguro. Por un lado, se puede establecer una prima en una única aportación de capital (prima única) o de varias aportaciones (primas extraordinarias), dependiendo de cada entidad aseguradora.

Un seguro de renta vitalicia garantiza el cobro de una renta periódica hasta el momento del fallecimiento

Una vez realizado este pago, la persona asegurada recibirá una renta que puede ser mensual, trimestral o anual, cuya cuantía dependerá del capital aportado y de la rentabilidad del seguro.

Esto último dependerá de si los administradores del seguro invierten ese capital aportado inicialmente en renta fija, bonos o deuda pública.

El asegurado, además, tiene cada año la posibilidad de incrementar esa aportación si así lo desea.

Por qué contratar un seguro de renta vitalicia

En el contexto actual, de incertidumbre respecto al futuro de las pensiones de jubilación, contratar una renta vitalicia puede ser muy beneficioso para quienes recurren a este tipo de seguro de renta diferida.

Seguridad y estabilidad

El seguro de renta vitalicia garantiza al asegurado que cobrará un dinero de forma periódica hasta el momento del fallecimiento. Pase lo que pase con el dinero de tu aportación inicial, la aseguradora asume el riesgo y tú cobrarás esa renta para toda la vida.

Flexibilidad

En algunos seguros, la renta vitalicia se puede incrementar, ya que hay modalidades que permiten incrementar la renta mensual al realizar nuevas aportaciones a la prima inicial.

Pueden beneficiarse los tuyos

Según la renta de seguro contratada, podrás asegurar a los tuyos una parte o la totalidad del capital aportado. Y, además, existe la posibilidad de contratar este tipo de seguro para dos titulares, lo que significa que la renta mensual se seguirá abonando mientras viva al menos una de las dos personas.

También te permite planificar tu herencia. Las rentas vitalicias son un seguro y, por tanto, permiten designar a un beneficiario en caso de fallecimiento. Éste puede o no ser uno de los herederos legales forzosos. En este sentido, con una renta vitalicia se va consumiendo la prima poco a poco, así evitas sobrevivir a tus ahorros, es decir, que mientras vivas seguirás cobrando, no se agotará la renta antes.

La fiscalidad de las rentas vitalicias

Una de las principales ventajas de las rentas vitalicias es que su tributación es muy ventajosa cuanto más mayor eres. Se premia a quienes están ya jubilados o cerca de ese momento, a partir de los 50 años de edad. Por eso son un complemento especialmente pensado para esta etapa de la vida.Ese capital tributa como renta del ahorro y rendimiento de capital inmobiliario en el IRPF y no como renta del trabajo, salvo cuando el dinero del seguro de renta vitalicia procede de planes de pensiones y otros productos que permiten desgravar por las aportaciones. Esto implica pagar menos impuestos porque, además, no se paga por el total de la renta que se percibe sino por un porcentaje y éste se va reduciendo según aumenta la edad de contratación.

Edad del perceptor Importe de la renta a integrar en el IRPF
Menos de 40 años 40%
Entre 40 y 49 años 35%
Entre 50 y 59 años 28%
Entre 60 y 65 años 24%
Entre 66 y 69 años 20%
Más de 70 años 8%

El seguro de renta vitalicia tiene muchas ventajas desde el punto de vista fiscal cuanto mayor sea la persona asegurada

Otra ventaja desde el punto de vista fiscal del seguro de renta vitalicia es que, si eres mayor de 65 años, te permite evitar los impuestos por la venta de tu casa, ya que existe una exención fiscal por la ganancia en la venta de la vivienda no habitual para mayores de 65 años que después reinviertan ese dinero en contratar una renta vitalicia, tal y como se estableció en el Real Decreto 633/2015.

Además, la renta vitalicia genera intereses, otro aspecto a tener en cuenta, aunque en este caso la rentabilidad, en general, no es muy alta.

Este producto financiero existe desde hace mucho tiempo, pero en los últimos años ha vuelto a popularizarse. Según un informe de la ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), en torno a 2,5 millones de españoles han elegido esta solución de ahorro para su vejez.

Últimas novedades en seguros de renta vitalicia

Como todo producto de ahorro, contratar un seguro de renta vitalicia implica también algunos riesgos en cuanto a pérdida patrimonial o rentabilidad limitada, ya que puede que no rescates todo el dinero invertido en la póliza y su rendimiento se sitúa entre el 1 y el 1,5% actualmente.

Otro riesgo importante a tener en cuenta es que la renta vitalicia depende de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones y no está cubierta por el Fondo de Garantía de Depósitos en caso de quiebra. En tal caso, se haría cargo el Consorcio de Compensación de Seguros.

Como todo producto de ahorro, el seguro de renta vitalicia también implica una serie de riesgos para la persona asegurada

Pero, una vez jubilada una persona, la renta vitalicia puede ser un producto muy interesante, ya que supone un complemento a la pensión y, además, también puede ser una manera de dejar un capital asegurado en favor de los hijos.

Las últimas modificaciones de la Ley del IRPF en ese sentido establecen nuevos requisitos de la renta vitalicia asegurada para hacer más atractivo este tipo de seguro entre los mayores de 65 años, como la posibilidad de revertir la renta vitalicia en caso de fallecimiento del asegurado o la obligación de que dicha renta vitalicia tenga una periodicidad inferior o menor de un año. Eso sí, para los seguros contratados con posterioridad al 1 de abril de 2019.

Suscríbete a nuestra newsletter “PENSIONS 360º” para recibir las últimas novedades sobre pensiones y jubilación.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Bienestar integral

Pide información

Bienestar económico/financiero

Pide información

Quizás te interese

Previous Next