Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Consejos para ahorrar en un año de crisis e incert... Comunicar los...
Botón de scroll

Consejos para ahorrar en un año de crisis e incertidumbre

Rectangules
27 de enero de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Acabamos de despedir 2020 y el año nuevo ha empezado con fuerza. La incertidumbre en la que hemos vivido los últimos 12 meses debido a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus no parece que vaya a disiparse en el horizonte cercano. La pandemia nos ha enseñado, entre otras muchas cosas, la importancia de ahorrar, incluso en tiempos de crisis, tanto como colchón económico para imprevistos en el corto y medio plazo, como para prepararse para el futuro lejano.

New Call-to-action

Las medidas para contener el COVID-19 han derivado en una crisis económica de la que todavía no está claro cómo vamos a salir. En España, según datos del último informe de Funcas, un 42% de las familias ha sufrido algún tipo de reducción de ingresos por la pandemia. Además, cerca de uno de cada tres españoles ha tenido que recurrir a su hucha para cubrir gastos en los últimos meses.

Sin embargo, la situación incierta también ha provocado un aumento del ahorro. Y es que la disciplina ahorradora puede ser más que útil en entornos de incertidumbre, tanto para apretarse el cinturón como para prepararse para posibles imprevistos. Ahora, a las puertas del 2021, es más importante que nunca plantearnos la importancia de ahorrar en un entorno de crisis e incertidumbre.

El aumento del ahorro durante la crisis sanitaria del Covid-19

Aunque España no es un país que en las últimas décadas haya destacado por su tasa de ahorro, durante los últimos años este indicador del Instituto Nacional de Estadística (INE) había mostrado una tendencia ascendente. Sin embargo, el aumento del interés y el esfuerzo por ahorrar registrado durante la crisis sanitaria vivida en 2020 es histórico.

Según el INE, las familias españolas ahorraron, durante el segundo trimestre de 2020, un 24,4% de su renta bruta disponible (mientras que la tasa de ahorro fue del 7,4% en el mismo periodo del año anterior). En el tercer trimestre de 2020, habitualmente un periodo de gasto elevado, se ahorró un 15,1% de la renta bruta. Los datos superan, por un amplio margen, el anterior pico de ahorro registrado, el 12,1% del segundo trimestre de 2009, en plena crisis financiera.

El auge del teletrabajo redujo los gastos de desplazamiento y alimentación y la situación pandémica motivó también el incremento del ahorro preventivo

Consejos para ahorrar en 2021

Si las familias han reducido sus ingresos, ¿cómo es posible que haya aumentado el ahorro? La respuesta tiene mucho que ver con las particularidades de la crisis provocada por el COVID-19. La caída del gasto y del consumo fue muy pronunciada durante 2020, tanto por la incertidumbre que provoca ver cómo bajan los ingresos o la situación de paro e inestabilidad laboral, como por los cierres de los negocios no esenciales, los locales de ocio o la cancelación de los viajes, entre otros.

Además, el auge del teletrabajo redujo los gastos de desplazamiento y alimentación y la situación pandémica motivó también el incremento del ahorro preventivo. Es decir, el incremento del ahorro durante 2021 se debe tanto a decisiones voluntarias como forzosas. Pero más allá de la coyuntura puntual, la pandemia ha subrayado la importancia del ahorro voluntario, organizado y programado para lograr que los ingresos cubran tanto las necesidades del presente como los posibles imprevistos del futuro.

Así que, ¿cómo ahorrar en un 2021, marcado por la crisis iniciada el año anterior en el que la incertidumbre seguirá siendo la norma?

  1. Ahorrar reforzando la eficiencia en costes

La primera regla del ahorro es gastar menos. La pandemia ha provocado que consumamos de otra manera y nos ha hecho replantearnos muchos de los gastos que considerábamos fijos hasta ahora. Ser más eficiente en costes familiares y personales es el primer paso para tratar de generar un hábito de ahorro a largo plazo.

  1. ¿Buenos propósitos o gastos innecesarios?

Cada año nuevo suele llegar acompañado de una lista de buenos propósitos, como hacer más ejercicio, comer mejor o aprender algo nuevo. Sin embargo, estos objetivos vitales no tienen por qué convertirse en un gasto innecesario. Como con el ahorro, muchos de ellos tienen que ver con la importancia de crear un hábito. Una rutina de ejercicio diario en casa o en un parque evitará tener que pagar por un gimnasio. O el hábito de planificar las comidas reducirá gastos al tiempo que se gana en salud.

Otros de los buenos propósitos de año nuevo sí están directamente ligados con el ahorro. Dejar de fumar, cambiar el coche por la bicicleta o cuidar la salud financiera de la unidad familiar son objetivos vitales que nos ayudarán a establecer una disciplina de ahorro a corto y largo plazo.

En tiempos de incertidumbre es recomendable mantener un perfil inversor conservador, sobre todo, si las inversiones están pensadas para el corto o el medio plazo

  1. Mantener el hábito del ahorro

El perfil del ahorrador cambia si se ha sufrido una reducción de los ingresos, ya sea por situación de paro o reducción de jornada o porque los negocios se han visto afectados por la pandemia. En este escenario, puede ser necesario reducir la aportación mensual al ahorro, tanto si es para crear un colchón económico como para ahorrar a largo plazo a través de instrumentos como los planes de pensiones.

Sin embargo, es importante no eliminar por completo la aportación a la hucha, siempre que sea posible. El ahorro es un hábito y, como tal, lo más importante es mantener la disciplina y apartar una cantidad, por pequeña que sea, mes a mes.

  1. Las inversiones y el riesgo

En función de los objetivos del ahorro, existen diferentes instrumentos para que los fondos no pierdan valor o incluso crezcan. Por regla general, cuanto más riesgo asumimos en una inversión, mayores son las probabilidades de beneficio. Aun así, el riesgo elevado solo debe contemplarse a largo plazo, porque en el horizonte cercano las probabilidades de perder dinero son altas. Por eso, en tiempos de incertidumbre como el actual, es recomendable mantener un perfil inversor conservador (sobre todo, si las inversiones están pensadas para el corto o el medio plazo).

En definitiva, los tiempos de incertidumbre económica recalcan la importancia del ahorro. Ser más eficiente en costes, reducir los gastos innecesarios, mantener el hábito ahorrador en la medida de lo posible y no arriesgar demasiado son algunos de los consejos para reforzar el ahorro en 2021.

Por si te lo perdiste:

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades sobre pensiones y hazte con nuestra guía sobre el futuro de la pensiones.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Bienestar integral

Pide información

Bienestar económico/financiero

Pide información

Quizás te interese

Previous Next