7 tendencias que marcarán la innovación (y el futuro) del sector seguros

7 tendencias que marcarán la innovación (y el futuro) del sector seguros

publicado en: Gestión de riesgos | 0

Cada trimestre, se invierten en el sector de las InsurTech, esa familia de startups tecnológicas que está creciendo en el mercado asegurador, más de 1.000 millones de dólares. Pero la innovación tecnológica no es cosa de un puñado de nuevas empresas. La revolución digital atraviesa el sector seguros de principio a fin. Hace ya tiempo que la mayor parte de empresas ha entendido que la tecnología y sus usos están poniendo patas arriba el mercado asegurador.

SUSCRÍBETE

 

Tendencias de innovación en el sector seguros

El análisis avanzando de grandes conjuntos de datos, la conectividad que hace posible el internet de las cosas (IoT), el aprendizaje de las máquinas o, incluso, el comercio electrónico son tecnologías con un gran impacto en el presente y el futuro de las aseguradoras. Estas son las siete principales tendencias de innovación en los seguros.
 

1. Digitalización del modelo de negocio

La adopción de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) permite a las compañías desarrollar nuevos modelos de negocio, así como formas de operar interna y externamente. Las llamadas metodologías ágiles permiten reaccionar mejor a los vaivenes del mercado y trabajar de forma más eficiente.

La digitalización permite también la creación de nuevos productos más personalizados y con un time-to-market mucho menor. Además, puede utilizarse para añadir valor, reducir costes, reforzar la eficiencia y retroalimentar el ecosistema innovador del que, en última instancia, surgirán nuevos modelos de negocio y aplicaciones de la tecnología.
 

2. Inteligencia artificial y automatización

La inteligencia de las máquinas y, sobre todo, el aprendizaje automático (machine learning) permitirán reducir los procesos burocráticos y administrativos y acelerar las gestiones. Varias startup del sector se han hecho fuertes gracias a la automatización de reclamaciones o al uso de la inteligencia artificial para la reducción del fraude.

A medida que aumente la cantidad de datos recabados, el análisis de big data se utilizará en la personalización total de las pólizas o para mitigar y transferir los riesgos en tiempo real”

Por otro lado, la IA y las tecnologías autónomas también van a suponer una importante disrupción en los modelos de negocio de las aseguradoras en el futuro cercano. El ejemplo más claro es el de los vehículos autónomos, una tecnología que empieza a dejarse ver en las carreteras y que será habitual en la próxima década. El sector de los seguros deberá adaptarse a las nuevas necesidades y a los nuevos riesgos que aparecerán de la mano de estas tecnologías.
 

3. Big data y analítica avanzada

En el análisis de los datos masivos está uno de los grandes campos de innovación empresarial de la última década. Los seguros no son ajenos a la fiebre del big data. La analítica cada vez más avanzada se utiliza para identificar, cuantificar y priorizar los principales riesgos de las compañías, así como a relacionar las decisiones de gestión de estos riesgos con el desempeño financiero de las organizaciones. Es decir, como herramienta para optimizar los seguros en cualquier línea de negocio.

En el futuro, a medida que aumente la cantidad de datos recabados, el análisis de big data se utilizará en la personalización total de las pólizas o para mitigar y transferir los riesgos en tiempo real. Además, las proyecciones serán cada vez más precisas, permitiendo a los asegurados anticiparse a riesgos imprevistos.
 

4. Descentralización y blockchain

Para hacer posible el manejo de grandes volúmenes de datos, procedentes de cualquier tipo de fuente, hace falta contar con un sistema que facilite y asegure la transferencia de información entre diferentes empresas o elementos de la cadena de suministros. Aquí es donde entra en juego la tecnología blockchain. La llamada cadena de bloques permitirá descentralizar procesos como las reclamaciones o la gestión del fraude, manteniendo los datos del cliente y de la aseguradora protegidos en todo momento.

La tecnología que un día fue completamente disruptiva será pronto percibida como normal por el consumidor. Esto impulsará la innovación por parte de las compañías más tradicionales”

 

5. Ciberseguridad

La dependencia tecnológica es cada vez mayor y los servicios y las compañías están cada vez más conectados. La digitalización abre nuevas oportunidades, tal como hemos visto, pero también supone una serie de desafíos. El mayor de todos ellos es, probablemente, el de la ciberseguridad.

Las compañías de seguros son parte implicada en la gestión de ciber riesgos, tanto como agentes de protección frente a ciberataques como objetivos en sí mismas. La innovación en ciberseguridad llegará, en el sector seguros, de la mano de la protección de datos, el refuerzo de las políticas de compliance, la gestión de riesgos de imagen y reputación y el cambio en la cultura empresarial para reforzar la resiliencia de la compañía.
 

6. Auge y consolidación de las InsurTech

De acuerdo con el último Quarterly InsurTech Briefing publicado por Willis Towers Watson, el mercado de las InsurTech presenta ya sus primeros signos de madurez. La tecnología que un día fue completamente disruptiva será pronto percibida como normal por el consumidor. Esto impulsará la innovación por parte de las compañías más tradicionales. También se experimentarán movimientos de fusiones y adquisiciones, así como acuerdos de colaboración entre startups y organizaciones consolidadas del sector.
 

7. Omnicalidad y clientes móviles

Un número creciente de consumidores quiere contratar sus productos por internet, de forma sencilla, por cualquier canal que tengan a mano y, sobre todo, a través del móvil. El auge del ecommerce ha cambiado la forma en que el cliente busca, se informa, compara y compra, una tendencia de marcado acento tecnológico que también tiene su impacto en los seguros.

Además, la experiencia y la relación con la compañía pasan a ser un elemento central del proceso. En los próximos años, las tendencias de omnicalidad, personalización, interacción solo irán en aumento.
 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión