Seguro de crédito de exceso de pérdidas: qué es y cuáles son sus ventajas

Seguro de crédito de exceso de pérdidas: qué es y cuáles son sus ventajas

publicado en: Gestión de riesgos | 0

Cubrir las operaciones de impago es capital para la sostenibilidad económica de las organizaciones. Para ello, el mercado asegurador ofrece diferentes opciones:  el seguro de riesgo de exceso de pérdidas, el “tradicional” y otras destinadas a cubrir el riesgo de crédito de un solo cliente u operación.

SUSCRÍBETE 

Los seguros de crédito de exceso de pérdidas siguen siendo grandes desconocidos para una buena parte de las empresas españolas debido, sobre todo, a que los principales grupos aseguradores de crédito apuestan por modelos tradicionales.

Sin embargo, en función de las características de la organización y de sus operaciones, los seguros de crédito en exceso de pérdidas pueden ser una solución mucho más adecuada que los seguros de crédito tradicionales.
 

¿Qué es un seguro de crédito de exceso de pérdidas?

En todos los sectores, la mayoría de empresas trabajan dando crédito a los clientes. Es decir, apenas existen casos en los que el cliente pague por adelantado. Por ello, una gran parte de las organizaciones se enfrentan a elevados riesgos por impago. Los seguros de crédito son instrumentos creados, precisamente, para minimizar o eliminar dichos riesgos. Estas son las grandes diferencias entre los seguros de crédito de exceso de pérdidas y las soluciones tradicionales.
 

1. Auto-clasificación de clientes

Una de las principales diferencias entre el seguro de crédito tradicional y el de exceso de pérdidas es el grado de autonomía del asegurado en la asignación y monitorización de los límites de crédito.

El seguro de crédito de exceso de pérdidas pretende transferir, exclusivamente, una situación de pérdidas extraordinarias o catastróficas

    • Autonomía plena. El asegurado otorga y monitoriza el 100% de los límites de crédito asegurados según establece su manual de procedimiento interno de crédito. El asegurador audita y valida el manual y lo incorpora al contrato de seguro de crédito. Esta pasa a ser la única norma reguladora válida de los límites de crédito asegurados.

 

  • Autonomía mixta. El asegurador establece y monitoriza el límite de crédito de los principales clientes del asegurado. Estos límites pueden implementarse con la condición especial de no cancelables, impidiendo al asegurador reducir o cancelar cualquier límite de crédito durante la anualidad del contrato.
    El resto de clientes se auto-clasifican siguiendo los mismos parámetros establecidos en el sistema de autonomía plena. También se pueden clasificar a través de una metodología preestablecida en el contrato, siendo algunas de las fórmulas más utilizadas: 

    • Recomendación de crédito de un informe comercial
    • Experiencia comercial positiva con el cliente. Por ejemplo, el límite de crédito será igual al 125% del saldo máximo alcanzado con el cliente durante el último año.

 

2. Franquicia anual global

Esta es la segunda gran diferencia entre la modalidad de exceso de pérdidas y la tradicional. Mientras este último persigue la transferencia del riesgo de crédito desde el primer siniestro, el seguro de crédito de exceso de pérdidas pretende transferir, exclusivamente, una situación de pérdidas extraordinarias o catastróficas. De esta manera, las pérdidas recurrentes (por impagos e insolvencias) que se producen en cada anualidad quedan en el balance del asegurado.

Así, en la modalidad de exceso de pérdidas los siniestros con derecho a indemnización correspondientes a facturas emitidas durante la anualidad del contrato se suman y solo cuando dicha suma supera el importe establecido en la Franquicia Anual Global (FAG) el asegurador indemnizará las pérdidas por exceso al asegurado.

La solución de exceso de pérdidas establece un importe fijo de indemnización máxima anual, que puede llegar a multiplicar entre 40 y 50 veces la prima

 

3. Recobro de deudas aseguradas

En el seguro de exceso de pérdidas es el propio asegurado quien lidera y gestiona con sus propios recursos (internos y/o externos) las acciones de recobro de las deudas aseguradas. Los gastos generados por el recobro no están cubiertos por el contrato de seguro. El asegurador puede solicitar información puntualmente sobre la evolución de la gestión de recobro de cualquier deuda asegurada o indemnizada.
 

Ventajas y coberturas de un seguro de crédito de exceso de pérdidas

En función de la modalidad elegida, un contrato de seguro de crédito de exceso de pérdidas puede cubrir solo la insolvencia de derecho (por concurso de acreedores o situación asimilable) o cubrir tanto la insolvencia de derecho como la de hecho (por impago). El importe mínimo de siniestro cubierto (umbral de cobertura) suele ser más elevado que en el seguro tradicional y el porcentaje de cobertura habitual que se establece en este tipo de contratos es del 90%.

Por otro lado, la solución de exceso de pérdidas establece un importe fijo de indemnización máxima anual, que puede adaptarse a las necesidades del Asegurado. El seguro de crédito de exceso de pérdidas se puede implementar en empresas con una facturación superior a 50 millones de euros anuales. Esta cantidad se reduce a 25 millones si el contrato se ciñe, en exclusiva, a la cobertura de sus principales clientes.

Las principales ventajas competitivas de la solución de exceso de pérdidas son que se trata de un producto orientado a mercados maduros, para empresas con liderazgo y robustez financiera suficiente, donde no se valora tanto la prevención que puede proporcionar el asegurador sobre su cartera de clientes, sino el hecho de disponer de coberturas elevadas y estables para afianzar estrategias comerciales expansivas.
 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión