8 razones por las que las empresas energéticas deberían contar con un gerente de riesgos

8 razones por las que las empresas energéticas deberían contar con un gerente de riesgos

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

Un imprevisto puede poner un negocio patas arriba. Pero predecir riesgos puede llegar a ser muy complicado. Sin embargo, contar con un plan de acción y contingencia ante imprevistos puede salvar a una empresa de llegar a situaciones límite. La industria energética, altamente volátil y dependiente de factores externos como la geopolítica o el clima, es un buen ejemplo de ello. Te presentamos ocho razones de peso por las que las empresas energéticas deben implicarse en la gerencia de riesgos.

 

Tendencias en el mercado energético

New Call-to-action

2017 terminó de forma complicada para la industria energética y el sector seguros. El impacto de los grandes desastres naturales en el Caribe elevó la prudencia. Sin embargo, el impacto fue menor de lo esperado y la caída del precio del petróleo y el aumento de la actividad energética contribuyeron a estabilizar el mercado. Esta vuelta a la estabilidad es la principal conclusión del informe Energy Market Review de Willis Towers Watson.

Según el análisis, esto no significa que la industria esté exenta de riesgos. El precio del barril de petróleo podría seguir bajando, pero nada impide que vuelva a subir. La volatilidad ha sido la norma en los últimos años. Además, es probable que se haga necesario incrementar las inversiones en explorar nuevos yacimientos. Por otro lado, la industria parece estar ganando en eficiencia y las operaciones de fusiones y adquisiciones han atraído más capital.

Es decir, que las perspectivas para la industria son positivas, pero inciertas. Y la incertidumbre es una fuente de riesgos para las compañías. Es aquí donde entra en juego la gestión de riesgos empresariales (o ERM, por sus siglas en inglés). Un proceso estratégico y sistemático para identificar, evaluar, priorizar y gestionar el impacto potencial de todos los tipos de riesgos.

 

La gestión de riesgos en las empresas energéticas

“Establecer un marco de gestión de riesgos empresariales puede ser un proceso complicado que requiere un plan de acción claro, con puntos de mejora específicos y cronogramas definidos”, señala Robin Somerville, Business Development Director for Willis Towers Watson Natural Resources P&C. Para él, existe ocho razones innegables por las que las empresas energéticas tienen que implementar un plan de gestión de riesgos.

1. El cumplimiento de las normativas.

“Establecer un marco de gestión de riesgos empresariales puede ser un proceso complicado que requiere un plan de acción claro, con puntos de mejora específicos y cronogramas definidos”

El aumento de la regulación corporativa lleva a los consejos de administración a efectuar una evaluación consistente de los principales riesgos a los que se enfrenta la empresa.

2. La solvencia.

Las agencias de calificación de riesgo evalúan a fondo los marcos ERM de las empresas. Esto afecta directamente al proceso general de calificación y a las exigencias de capital.

3. La transparencia.

A medida que aumenta el compromiso de los accionistas, se hace necesario aumentar la transparencia de los procesos de toma de decisiones, en los que se incluye la evaluación y la gestión de riesgos.

4. El control de la volatilidad financiera.

Esto se puede conseguir mediante una buena administración del riesgo empresarial y el fortalecimiento de los sistemas de control internos.

5. El refuerzo de la solidez del negocio.

Contar con planes de contingencia rigurosos que cubran todas las clases de riesgos a las que se enfrentan las organizaciones fortalecerá la resistencia de la empresa ante imprevistos.

 

“La gestión de riesgos empresariales, desarrollada correctamente y de manera integral, tiene el potencial de ser uno de los procesos habilitadores clave para las organizaciones”

6. La toma de decisiones en función del riesgo.

Conocer con precisión los riesgos ayudará a tomar decisiones consideradas como arriesgas basadas en más información.

7. La disminución de las pérdidas operativas.

A través de un sistema y un proceso robustos de gestión del riesgo en la organización puede reducir el impacto y la frecuencia de las pérdidas operativas.

8. La asignación de recursos para la gestión de riesgos.

Un proceso sólido de gestión de riesgos empresariales permitirá a las compañías centrar sus recursos en áreas donde están muy expuestas y controlar el gasto en aquellas que están sobreprotegidas.

“La gestión de riesgos empresariales, desarrollada correctamente y de manera integral, tiene el potencial de ser uno de los procesos habilitadores clave para las organizaciones”, concluye Robin Somerville. “Las compañías de energía deberían incorporar la gestión ERM a sus procesos. Hacerlo les permitirá maximizar el valor que crean y facultar a los responsables de la toma de decisiones para que creen organizaciones más audaces y más resistentes”.

 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión