Infografía | Ecommerce y seguridad vial: el riesgo de accidente de furgonetas

Infografía | Ecommerce y seguridad vial: el riesgo de accidente de furgonetas

publicado en: Gestión de Riesgos | 0

Cada vez se compra más a través de Internet. En el tercer trimestre de 2017, el último con datos definitivos, el sector e-commerce facturó 7.785 millones de euros, un 26,2% más que un año antes. Hace cinco años se facturaba una tercera parte. Este aumento de negocio ha tenido un impacto directo en el sector de la logística y el transporte. Como consecuencia del aumento del tráfico por carretera, se han disparado también los riesgos. Esta es la compleja relación entre comercio electrónico y seguridad vial.

SUSCRÍBETE

 

El riesgo de accidente de las furgonetas

Más de uno de cada diez accidentes laborales registrados en 2017 se produjeron en carretera. En total fueron 67.464 siniestros, según los datos provisionales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Además, los 202 fallecidos en carretera mientras trabajaban o se desplazaban a sus puestos de trabajo suponen un tercio de los fallecidos en accidentes laborales.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), la reactivación económica de los últimos años parece haber impulsado el número de desplazamientos y, como consecuencia, las probabilidades de accidente. De los accidentes laborales producidos en carretera durante 2017, el 84% se produjo en vías interurbanas y el 51% en vehículos de menos de 3.500 kilogramos, en los que se incluyen las furgonetas.

“Los conductores de furgonetas tienen más de un 60% de riesgo de sufrir un accidente de tráfico con respecto a otros conductores”, señalan desde la Fundación CEA de seguridad vial. Para esta organización, las causas de este alto riesgo son muy variadas. Empezando por las distracciones y el exceso de velocidad (fruto de las presiones por cumplir con horarios muy ajustados) y acabando por los riesgos derivados de que el vehículo sea casi una oficina con teléfonos, agendas y ordenadores se elevan las posibilidades de accidente en el sector logístico.

 

El comercio electrónico y el transporte

Los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) hablan del crecimiento imparable del sector e-commerce. Los 7.785 millones de euros facturados en el tercer trimestre de 2017 se produjeron a través de 126 millones de transacciones. El transporte de viajeros por carretera y la compra de libros, discos, periódicos y papelería lideraron el ranking por número de transacciones.

La reactivación económica de los últimos años parece haber impulsado el número de desplazamientos y, como consecuencia, las probabilidades de accidente

Por otro lado, los números de la DGT señalan que los accidentes con furgonetas han aumentado en España un 41 % en los últimos cinco años, frente al 12 % en los turismos. Esto ha resultado en 935 personas fallecidas en siniestros con furgonetas implicadas en el mismo periodo de tiempo. El aumento del comercio electrónico y el crecimiento del número de trabajadores autónomos (3,1 millones según los últimos datos) están directamente relacionados con este incremento de la siniestralidad.

Según el organismo de tráfico, además, el aumento del volumen de actividad de comercio electrónico tiene otras consecuencias directas como:

  • Mayor volumen de circulación de furgonetas en vías urbanas e interurbanas
  • Mal estacionamiento por las entregas
  • Distracciones por uso de GPS o smartphone
  • Mala disposición de la carga por falta de tiempo y formación

 

Ecommerce y seguridad vial: las posibles soluciones 

La complejidad del problema no tiene, como es evidente, una solución sencilla. Para disminuir la elevada siniestralidad se puede apostar por formación específica sobre conducción segura de vehículos de reparto o por reforzar el control en carretera. También se puede mejorar la seguridad interna del vehículo y su mantenimiento, así como instalar sistemas telemáticos de control de flotas más eficientes.

El uso de sistemas telemáticos contribuye a mejorar la planificación y la gestión de la flota, tanto de su consumo como de su desgaste, lo cual tiene un impacto directo en la reducción del número de accidentes

Tal como señala Carlota Suárez, subdirectora de la Unidad de Flotas de Willis Towers Watson, el uso de sistemas telemáticos permite a las empresas de transporte y logística reducir los riesgos. Esta tecnología contribuye a mejorar la planificación y la gestión de la flota, tanto de su consumo como de su desgaste, lo cual tiene un impacto directo en la reducción del número de accidentes.

El sector de la logística se enfrenta también, en el medio plazo, al desafío del coche autónomo. La tecnología que permite que los vehículos se desplacen solos aumentará, probablemente, la seguridad vial, pero añadirá si cabe más complejidad al ecosistema de movilidad. Así, ser consciente de todos los riesgos, presentes y futuros, se antojo esencial para seguir respondiendo a los retos del sector.

Loading...

Loading…

 

 

Comparte

Dejar una opinión