Conciliación de la vida familiar y laboral: flexiworking y teletrabajo

Conciliación de la vida familiar y laboral: flexiworking y teletrabajo

publicado en: Consultoría de RRHH | 0

El equilibrio entre el trabajo y la familia o el tiempo personal es uno de los aspectos más importantes de un entorno laboral saludable. Una buena conciliación previene el estrés de los empleados y aumenta su compromiso con la empresa. El desequilibrio lleva justo a lo contrario y puede incluso generar problemas de salud. La conciliación es, además, uno de los pilares de la retención del talento y, en especial, del femenino.

SUSCRÍBETE

Según la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), la conciliación, o lo que se conoce en inglés como work-life balance, es la tercera gran barrera a la que se enfrentan las mujeres en España. Las otras dos son la brecha salarial (entre el 15% y el 29% según los estudios que manejan) y el techo de cristal (un 16% de los miembros de consejos de administración de empresas son mujeres).

Además, la conciliación ha dejado de ser algo reservado en exclusiva para madres y padres con hijos pequeños. Cada vez gana más peso como una prioridad para todas las generaciones que conviven en la empresa. La cultura laboral ha ido cambiando y tiende a centrarse en la productividad y validez de cada empleado en lugar de en las horas que pasa en su puesto de trabajo.

 

Flexiworking: más que flexibilidad laboral

“Es la elasticidad del trabajo elevada a todos los sentidos. Se configuran los horarios fijos de entrada y salida al trabajo por otro horario diseñado en función de las necesidades del propio trabajador”. Así definen flexiworking desde la revista Forbes. Esta práctica es esencial para la conciliación y va más allá de cambiar el horario o dejar ciertos márgenes en las horas de entrada y salida.

El trabajo flexible persigue que un empleado trabaje con sus propios ritmos, siempre y cuando cumpla con los objetivos marcados por la empresa. Esta medida permite, por ejemplo, reducir las jornadas de oficina o cogerse un día libre por motivos personales sin tener que avisar. Así, el equilibrio entre vida laboral y familiar está garantizado. Este repercute directamente en la felicidad del empleado, su compromiso y su productividad. En el caso de las mujeres en la empresa, sobre las que la conciliación tiene un impacto aún mayor, el flexiworking es si cabe más importante.

Las empresas de Fortune 500 con una mayor representación de mujeres en sus juntas directivas superan a sus peers en un 53% en rentabilidad del capital y en un 42% en rendimiento de ventas (Catalyst*)

“Para que los empleados puedan usar las políticas de flexibilidad disponibles, necesitan sentir que tienen permiso para hacerlo; es decir, deben asegurarse de que trabajar de manera flexible no tendrá efectos adversos en su experiencia en el trabajo y sus perspectivas de carrera”, explica Monique Killmore, consultant de Talent & Rewards de Willis Towers Watson. Para ello, el papel de los directivos a la hora de promocionar el flexiworking es clave.

Según los datos del estudio Willis Towers Watson Global Workforce, solo el 44% de los empleados considera que los directivos o managers de su organización muestran interés real en su bienestar. De acuerdo con Killmore, los directivos deben implicarse más para lograr que sus empleados logren conciliar su vida laboral y familiar, lo cual impacta directamente en su bienestar y en su nivel de estrés.

 

El teletrabajo, clave en la conciliación

Gracias a las facilidades que otorgan las nuevas tecnologías, la conciliación familiar ha ganado un nuevo aliado: el teletrabajo. Esta modalidad de trabajo contempla la organización o el desarrollo de la actividad laboral en lugares ajenos al empleador. Además, puede consistir en una modalidad permanente, en la que el trabajador está siempre fuera de la oficina, o no, permitiendo al empleado trabajar en casa o en la oficina en función de sus necesidades.

En España, según los últimos datos, uno de cada 14 empleados ya trabaja habitualmente desde casa. Es decir, hay 1,43 millones de teletrabajadores. Las ventajas para el trabajador son claras, sobre todo, si tenemos en cuenta las necesidades familiares de muchos de ellos. Así, el teletrabajo mejora la calidad de vida, reduce el estrés y aumenta el tiempo disponible para ocio y familia. Además, otorga al empleado mayor control sobre su vida y sus objetivos.

A nivel empresa, las ventajas del teletrabajo pasan por una mayor retención del talento o la apuesta por el bienestar, la felicidad y la salud de los empleados

En el caso de la mujer, el teletrabajo tiene gran importancia en la conciliación. Según un estudio reciente de la Comunidad de Madrid, las mujeres que optan por teletrabajar, lo hacen desde casa. El objetivo mayoritario es poder atender sus necesidades familiares. A nivel empresa, las ventajas del teletrabajo pasan por una mayor retención del talento, la apuesta por el bienestar, la felicidad y la salud de los empleados, la reducción del absentismo laboral y una mayor productividad al tiempo que se reducen los gastos fijos en oficina y material.

En conclusión, un entorno laboral flexible, que permita compaginar las responsabilidades familiares con las laborales, es clave para fomentar la igualdad en la empresa, retener el talento femenino y reforzar la felicidad y el bienestar de todos los empleados.

 

New Call-to-action

 

Comparte

Dejar una opinión