Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Cómo proteger tu contenido de la piratería digita... Comunicar los...
Botón de scroll

Cómo proteger tu contenido de la piratería digital

Rectangules
22 de septiembre de 2016

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

La piratería digital afecta fundamentalmente a las empresas pero, también -y cada vez más-, a los usuarios particulares. Hoy en día, los contenidos pueden piratearse fácilmente desde cualquier lugar y la prueba es que, a medida que va creciendo el uso de internet, la copia ilegal de materiales con licencia y derechos de autor plantea una amenaza cada vez mayor para las industrias creativas y artísticas.

Por ello, la legislación trata de luchar contra estas ilegalidades e infracciones. El Ministerio de Cultura y Deporte puso en marcha el llamado Protocolo para el refuerzo de la protección de los derechos de propiedad intelectual, con el que busca mejorar el cumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual.

Gracias a esta medida, en España fueron bloqueados un total de 869 dominios y subdominios de internet en el año 2021. Esto significa que se evitó el acceso ilegal a millones de copias de libros, obras musicales o audiovisuales y videojuegos, entre otras obras, que se encuentran protegidos por derechos de propiedad intelectual.

En 2021 se bloquearon en España 172 dominios y 697 subdominios que daban acceso ilegal a millones de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual.

Sin embargo, pese a los importantes avances de los últimos años en lo que a normativa se refiere, todavía queda mucho por hacer para proteger nuestros contenidos de la piratería digital.

¿Qué es la piratería digital?

La piratería digital o piratería informática es el conjunto de acciones y elementos utilizados para cometer delitos a través de internet.

Generalmente, estos actos delictivos se basan en copiar, vender, reproducir o distribuir contenidos o productos sin la autorización de sus desarrolladores, propietarios o titulares de sus derechos de autor o de explotación.

La piratería online se considera un delito en España -y en otros muchos países- tanto para quien copia y distribuye un producto que no es suyo como para quien lo vende.

Principales consecuencias de la piratería online

El Observatorio de la Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales 2020, elaborado por el Museo Arqueológico Nacional, concluyó que la piratería de contenidos digitales descendió en nuestro país un 7% respecto al año anterior y que ese porcentaje asciende al 24% si se toma como referencia el lustro comprendido entre 2015 y 2020. En esto tiene mucho que ver la aplicación de las leyes contra la piratería online.

Aun así, se accedió a 5.239 millones de contenidos de forma ilícita, lo que se tradujo en un perjuicio económico para la industria de 2.416 millones de euros. Paralelamente, la piratería impidió recaudar a las arcas públicas un total de 682 millones de euros y fueron 130.318 los puestos de trabajo que no pudieron crearse como consecuencia de estas conductas delictivas.

Muchos sectores se ven afectados por la piratería digital y sufren pérdidas económicas millonarias cada año por esta práctica ilegal.

Esto afecta, en mayor o menor medida, a la música, el cine, los videojuegos, los libros, las series, el fútbol, los periódicos…En definitiva, a muchos sectores en los que las pérdidas son millonarias.

Debido a las consecuencias económicas para la industria, las arcas públicas y los trabajadores, las autoridades luchan contra la piratería en internet con una estricta normativa que trata de disuadir a los piratas de internet. Así, quienes cometen este tipo de delitos se exponen a importantes multas e incluso penas de prisión.

¿Cómo evitar esta situación?

Aunque la legislación para luchar contra la piratería digital está obteniendo importantes resultados, es evidente que todavía queda mucho por hacer para poner fin a los robos y plagios por internet.

Además, son muchas, y cada vez más, las amenazas de ciberseguridad a las que se exponen empresas y particulares. El avance de la tecnología, con la inteligencia artificial como nuevo riesgo pero también como nuevo método de defensa, genera nuevos retos en cuanto a la protección contra la piratería digital.

“Con una tecnología más rápida, más pequeña y más barata, la posibilidad de descargar ilegalmente contenido, compartirlo o reproducirlo aumenta de manera exponencial”, reflexiona Tina Lee, especialista en Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Willis Towers Watson. Esto nos habla de la importancia de aplicar otras medidas, más allá de la normativa vigente.

El avance de la tecnología supone un nuevo reto constante en la aplicación de medidas efectivas de lucha contra la piratería online.

En este sentido, existen varias soluciones disponibles para los propietarios de los derechos de autor de cara a vigilar, detener y obtener una respuesta ante la piratería y sus actividades afines. Por ejemplo, ya se han desarrollado softwares específicos que gestionan la seguridad de los productos digitales en todos los canales de distribución ilegales existentes en internet.

Por su parte, los seguros cibernéticos también ayudan a mitigar estos riesgos.

Otra opción no excluyente está en los seguros de propiedad intelectual que, tal y como indica Tina Lee, permiten administrar los costes asociados a la defensa de dicha propiedad y a las reivindicaciones que siguen en caso de infracción en temas relacionados con marcas y diseños registrados, patentes y copyright.

Los seguros cibernéticos y los seguros de propiedad intelectual ayudan a mitigar también los riesgos de la piratería en internet.

Desde pequeños empresarios a grandes corporaciones de todo el mundo, incluyendo compañías farmacéuticas, tecnológicas, de telecomunicaciones, de ingeniería y de energía, ya optan por este tipo de seguros para gestionar la seguridad de su propiedad intelectual.

En términos generales, los seguros de propiedad intelectual cubren tanto el antes como los posibles después de la infracción, incluyendo los costes que puedan desencadenarse de los procesos judiciales correspondientes.

En definitiva, si bien la piratería digital crece a un ritmo trepidante, tanto la justicia como la tecnología y el sector seguros se esfuerzan para adelantarse a las nuevas formas de violación de la propiedad intelectual y minimizar y anular sus riesgos asociados.

Descarga nuestro informe Ransomware: extorsión, filtraciones y el papel de los seguros



Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Gestión de ciberriesgos

Pide información

Riesgos financieros, ejecutivos y profesionales (Finex)

Pide información

El seguro D&O: protección para directivos y administradores

Pide información

Quizás te interese

Previous Next