Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha La evolución de la ciberseguridad y el papel de la... Comunicar los...
Botón de scroll

La evolución de la ciberseguridad y el papel de las pólizas de ciberriesgos tras el COVID-19

Rectangules
16 de junio de 2020

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
3 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

¿Qué papel juega el mercado asegurador a la hora de mitigar los ciberriesgos tras el covid-19 en este nuevo entorno?

Desde las nuevas técnicas de phishing aprovechando el contexto creado por la pandemia hasta las nuevas necesidades de las empresas que han tenido que implementar el teletrabajo a marchas forzadas, el COVID-19 ha cambiado el escenario de la ciberseguridad.

En los últimos años, la contratación de pólizas de ciberriesgos ha dejado de ser algo exclusivo de las empresas de sectores concretos, como el financiero o el energético, para convertirse en una práctica habitual de cualquier tipo de organización. Hoy por hoy, ninguna empresa se plantea ya las probabilidades de sufrir una brecha de seguridad, sino que la pregunta más habitual es cuándo va a tener lugar.

La evolución de las pólizas de ciberriesgos

Los riesgos cibernéticos se han multiplicado en los últimos años. Por el simple hecho de contar con sistemas de información y tecnologías de la comunicación las organizaciones son más vulnerables a este tipo de riesgos. Es decir, todo lo que esté conectado es susceptible de ser atacado.

Por ello, el primer paso para reforzar la ciber resiliencia de una empresa es identificar los ciberriesgos inherentes y mitigarlos en la medida de lo posible, tanto con barreras físicas (tecnológicas) como con protocolos y buenas prácticas. Una vez reducidos al mínimo, el siguiente paso es transferir los ciberriesgos residuales al mercado asegurador, en el que cada vez hay mayor variedad de soluciones, adaptadas a todo tipo de empresas.

Tipos de coberturas en una póliza de ciberriesgos

Las pólizas de ciberriesgos son productos que combinan dos grandes tipos de coberturas: responsabilidad civil y daños propios. De esta manera, protegen a las organizaciones ante tres grandes frentes de pérdidas:

  • La primera respuesta a una brecha de seguridad y la gestión de la crisis posterior.
  • Los daños y perjuicios ante las autoridades reguladoras y/o terceros afectados.
  • La interrupción del negocio, y la consecuente pérdida de beneficio, como consecuencia del ataque.

El mercado ha ido madurando y cada vez existen más productos de ciberriesgo, muchos de ellos diseñados a medida.

La demanda de las diferentes coberturas también ha ido cambiando con el tiempo. Hace unos años, las más solicitadas se centraban en las pérdidas por gestión de crisis y por daños ante terceros. Este tipo de pólizas experimentó una elevada demanda alrededor de la aprobación del Reglamente General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea. Actualmente, sin embargo, las más apreciadas son las coberturas por pérdida de beneficio y las coberturas ante acciones de extorsión (ransomware).

Por otro lado, el mercado ha ido madurando y cada vez existen más productos de ciberriesgo (en la actualidad más de 80 aseguradoras ofrecen este tipo de pólizas) y se han diseñado multitud de coberturas a medida.

El ciberriesgo tras el COVID-19

Las pólizas de ciberriesgo incluyen muchos otros tipos de coberturas más allá de los daños por responsabilidad civil. Al final, el objetivo de una ciber póliza es mitigar los impactos que se puedan producir por cualquier incidente de ciberseguridad. Incidentes que agrupan, a su vez, multitud de sucesos diferentes, desde robos de datos hasta fallos en los sistemas o daños a la reputación de la compañía.

Además, se trata de un escenario muy cambiante. Por ejemplo, la siniestralidad relacionada con fraude por ingeniería social se ha incrementado en más de un 60% en el último año. Esto ha hecho que cada vez más empresas soliciten que las pólizas de ciberriesgo incluyan coberturas frente a estos siniestros, algo que de forma estándar se cubre mediante pólizas de fraude corporativo.

Aumento del trabajando en remoto

Este entorno cambiante ha quedado reflejado todavía más con la entrada en escena de un nuevo actor: el coronavirus. La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto importante en la demanda de pólizas de ciberriesgos.

El riesgo cibernético se ha agravado durante la pandemia de COVID-19, en un momento excepcional que ha creado situaciones nuevas y mucha incertidumbre

Para empezar, las empresas han visto como se ha incrementado la superficie en la que están expuestas a ciberriesgos, ya que han tenido que habilitar conexiones remotas para facilitar el teletrabajo. A su vez, esto ha provocado que se hayan flexibilizado algunas de las medidas de ciberseguridad. En definitiva, el riesgo cibernético se ha agravado en un momento excepcional que ha creado situaciones nuevas y mucha incertidumbre.

Por ejemplo, ¿cómo funcionaría una cobertura por pérdida de beneficio si los sistemas de información fallan porque sus administradores no están presentes o no tienen acceso remoto al mismo? Por otro lado, con todo el equipo de sistemas y ciberseguridad trabajando en remoto, ¿se respetarían las coberturas de la póliza en caso de producirse un fallo en la seguridad, como una brecha de datos?

En ambos casos, en principio, la respuesta debería ser afirmativa (a no ser que existan condiciones explícitas en la póliza). Aun así, es necesario recalcar que el escenario post-COVID-19 presenta nuevos ciberriesgos que no deben ignorarse, sea cual sea el nivel de incertidumbre que nos rodee.

Por si te lo perdiste:

Descarga nuestro informe Ransomware: extorsión, filtraciones y el papel de los seguros.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Gestión de ciberriesgos

Pide información

Riesgos financieros, ejecutivos y profesionales (Finex)

Pide información

El seguro D&O: protección para directivos y administradores

Pide información

Quizás te interese

Previous Next