El tiempo libre en el trabajo será el beneficio más valorado por los empleados

El tiempo libre en el trabajo será el beneficio más valorado por los empleados

SUSCRÍBETE

El uso del tiempo libre en el trabajo por la digitalización del mismo, ha permitido niveles de flexibilidad antes impensables. Sin horarios de oficina, con la posibilidad de trabajar desde casa o con la opción de establecer nuevas relaciones laborales con la compañía, cada vez más trabajadores encuentran que hay un elemento en sus vidas que tiene más valor del que creían: el tiempo. En 2020, la conciliación y el tiempo libre pasarán de ser un privilegio a convertirse en una demanda.

Como tal, cada vez más empleados querrán tener posibilidades reales de contar con un horario flexible u opciones de teletrabajo como parte del paquete de beneficios y bienestar de su empresa. El tiempo será más y más importante en el llamado salario emocional y las organizaciones tendrán que darle la importancia que se merece dentro de sus políticas de atracción y retención del talento.


La relación entre tiempo y productividad

Hace ya tiempo que los datos han demostrado que una de las máximas más aceptadas en el mundo laboral no es cierta. Trabajar más horas no tiene por qué causar una mejora directa de los resultados de una compañía y, desde luego, no la hace más productiva. Más bien al contrario.

Un estudio publicado recientemente por la Henley Business School de la universidad de Reading, en Reino Unido, señala que la mayoría de empresas de este país que habían adoptado una semana laboral de cuatro días habían experimentado un aumento claro en la productividad de sus empleados.

El tiempo será clave para lograr el interés de los candidatos en trabajar para determinada compañía y aumentará la motivación de los que ya forman parte de la plantilla

Es más, sin necesidad de reducir el salario, el estudio señala que las empresas británicas podrían ahorrarse 104.000 millones de libras anuales con la semana de cuatro días laborales. ¿Cómo? Gracias al aumento de la productividad, la reducción del consumo, la reducción de la huella de carbono y el aumento de la salud física y mental de sus empleados.


Y entre tiempo y retención del talento

En un entorno cada vez más tecnológico y competitivo, las organizaciones tienen cada vez más dificultades para atraer y retener ciertos tipos de talento. El tiempo, una vez más, será clave para lograr el interés de los candidatos en trabajar para determinada compañía y aumentará la motivación de los que ya forman parte de la plantilla por medio del uso del tiempo libre en el trabajo.

De acuerdo con un informe de Boston Consulting Group, publicado el pasado mes de septiembre, la flexibilidad en la jornada laboral y las políticas de conciliación entre vida laboral y personal ya se habían convertido en una importante retención del talento femenino en los últimos años. Pero no solo eso, sino que cada vez son más importantes para los hombres.

Según los datos de Boston Consulting Group, el 20% de las mujeres y el 30% de los hombres se inclinan por abandonar una empresa que no les ofrezca flexibilidad de horario o posibilidades de teletrabajo. Esto sucedería, según el informe, por el cambio generacional (los millennials son ya parte fundamental del mercado laboral y tienen preferencia por la flexibilidad) y por el impacto de nuevas relaciones laborales derivadas de la gig economy.


El tiempo en la estrategia de beneficios de la organización

Son muchas las empresas que están apostando por incluir diferentes formas de trabajo flexible como parte de su estrategia de beneficios. El teletrabajo o el horario libre con tal de cumplir objetivos son algunas de las más habituales, pero algunas empresas han incluido también fórmulas más novedosas como la semana laboral de cuatro días (como, por ejemplo, Microsoft en Japón o Simply Business en Reino Unido).

Apostar decididamente por la conciliación entre la vida personal y laboral y el descanso adecuado de los trabajadores tiene que ser una pieza angular de la estrategia de beneficios de las compañías. De hecho, este artículo de Harvard Business Review ya lo señalaba (en 2012) como una de las cinco grandes claves para evitar la fuga del talento en las organizaciones. Todo mediante la optimización del uso del tiempo libre en el trabajo.

Si la demanda de formas de trabajo flexibles crece y estas no parecen afectar a la productividad, el tiempo debe pasar a ser un asunto central en la experiencia del empleado

Según Sambhav Rakyan y Shai Ganu, Data Services Practice Leader y Managing Director, Talent and Rewards, respectivamente, de Willis Towers Watson, la propuesta de valor a los empleados debe ser, ante todo, equilibrada. Es decir, debe buscar la experiencia positiva más allá de la recompensa monetaria, incluyendo opciones de bienestar y salud, así como la flexibilidad de horarios y el teletrabajo. Además, uno de las bases sobre las que construir una política de beneficios adecuada es la de escuchar a los empleados; trabajadores que apuestan por disponer de mayor capacidad de gestión de su propio tiempo. En definitiva, si la demanda de formas de trabajo flexibles crece por parte de los empleados y estas no parecen afectar a la productividad de la empresa, el uso del tiempo libre en el trabajo, debe pasar a ser un asunto central en la construcción de la experiencia del empleado.


SUSCRÍBETE


Comparte

Dejar una opinión