Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha El bienestar del empleado y el impacto del COVID-19... Comunicar los...
Botón de scroll

El bienestar del empleado y el impacto del COVID-19: tendencias en beneficios para 2021

Rectangules
23 de marzo de 2021

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Pasado el primer año de pandemia, las primeras certezas aparecen en el horizonte. Aun así, la incertidumbre y la constante adaptación a una nueva realidad seguirán siendo la norma durante 2021, tanto a nivel personal como organizacional. Ante este escenario, las empresas apuestan cada vez más por reforzar sus programas de bienestar y alinearse con las necesidades de sus empleados. Pero, ¿qué tendencias en beneficios podemos esperar durante este 2021?

Un año de pandemia: ¿en qué punto estamos?

Los números tras 12 meses de pandemia son abrumadores. Con más de 2,5 millones de muertes por COVID-19 oficiales en todo el mundo (las no confirmadas son, probablemente, muchas más) y más de 70.000 solo en España, las cifras de la emergencia de salud pública son probablemente el mejor indicador de todo lo que hemos pasado en el último año. A nivel económico, los datos no son mejores.

El impacto de la pandemia se ha llevado por delante más de 207.000 empresas en España (solo entre marzo y octubre de 2020), la gran mayoría micropymes. Además, más de 3,5 millones de personas estaban desempleadas a marzo de 2021, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), a las que hay que añadir otras 750.000 que se encuentran afectadas por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Para todas las empresas que han aguantado el tirón, la incertidumbre seguirá siendo elevada en el corto y medio, y el impacto económico de la pandemia seguirá haciéndose notar. Durante los últimos meses, muchas organizaciones han buscado adaptarse al nuevo escenario con medidas como fomentar el teletrabajo, reducir o congelar la contratación y mejorar los programas de bienestar y beneficios, en particular, aquellos relacionados con la salud mental.

Un tercio de los empleados sufre mala salud física o mental (o ambas) en la actualidad.

El impacto del bienestar en la empresa

La pandemia ha agravado los niveles de estrés y ansiedad entre los empleados. Las situaciones derivadas del teletrabajo también han tenido un impacto en el bienestar físico y el confinamiento ha afectado al bienestar social. Según los datos del último estudio del equipo de Health & Benefits de Willis Towers Watson, un tercio de los empleados sufre mala salud física o mental (o ambas) en la actualidad.

Tener una mala salud física y mental impacta directamente en el compromiso del empleado con su entorno laboral y la empresa, dispara el número de días perdidos al año (por ausencia y presentismo), afecta directamente al bienestar financiero de los empleados y, también, a las conexiones sociales en el trabajo. Por otro lado, los beneficios de salud son un importante factor de atracción y retención del talento (así lo creen más de uno de cada tres empleados).

Tendencias en beneficios para 2021

Esta nueva realidad social y económica se ha concretado en una serie de tendencias que se verán reforzadas durante el resto del año, una serie de tendencias que buscarán también adaptarse a las nuevas necesidades, presentes y futuras, de los empleados.

El foco puesto en mejorar y agregar

De acuerdo con los datos del estudio de Willis Towers Watson, la mayoría de las empresas se centrarán, a lo largo de este año, en mejorar los programas de bienestar existentes y agregar nuevas alternativas de beneficios. Casi el 60% planea mejorar su oferta actual de beneficios y otro tanto buscará alternativas alineadas con las necesidades futuras de sus empleados. La comunicación de los planes y la medición del rendimiento serán otras de las prioridades durante 2021.

La importancia del bienestar y los beneficios voluntarios

Más del 40% de las empresas busca ya mejorar el bienestar de sus empleados y más de un tercio tiene la intención de mejorar sus programas incluyendo beneficios voluntarios, así como beneficios flexibles. Además, muchas planean introducir beneficios sanitarios y financieros, y prácticamente ninguna buscará reducir los beneficios ofrecidos en la actualidad.

El apoyo al teletrabajo y la conciliación

Tras unos meses en los que el teletrabajo fue la única alternativa para la mayoría de las empresas, la presencialidad ha vuelto a crecer en España. Aun así, según los datos del INE, alrededor del 10% de los ocupados trabaja desde su domicilio, más del doble que antes de la pandemia.

Durante 2021, muchas empresas buscarán incluir nuevos beneficios y medidas de apoyo al teletrabajo como, por ejemplo, aumentar las videoconferencias con fines tanto laborales como no laborales u ofrecer una mayor flexibilidad de horarios para que los empleados puedan gestionar mejor la conciliación de su vida personal con el trabajo.

Un gran número de organizaciones está apostando por promover servicios de ayuda y orientación financiera

El fortalecimiento del bienestar financiero

Aunque para muchos el último año ha sido el año del ahorro, la inseguridad financiera se ha disparado en líneas generales durante la pandemia. Un gran número de organizaciones está apostando también por promover servicios de ayuda y orientación financiera y está estudiando soluciones alternativas para adaptarse a la nueva realidad de los empleados.

La gestión del estrés y la ansiedad

La pandemia ha afectado de forma muy diferente a cada persona. Sin embargo, existe un denominador común: todo el mundo ha tenido que hacer frente a muchas decisiones para las que no estaba preparado en un entorno en el que no existen certezas. Esto, sumado a los miedos, el confinamiento y los cambios sociales, ha disparado los niveles de estrés y ansiedad. Una tendencia que también se ha reflejado en el entorno laboral.

Buena parte de las empresas planean centrar sus mejoras en el terreno de los beneficios en la gestión del estrés. Entre otras cosas, contemplan ampliar el acceso a herramientas virtuales para las reuniones sociales, revisar los objetivos de los grupos más necesitados de apoyo o promover actividades y opciones para que los empleados conecten más allá de los fines laborales.

El refuerzo del papel del manager

En este nuevo escenario, el papel de los mandos intermedios y los managers en la gestión de personas es fundamental. De su bienestar depende en gran medida el bienestar de la organización. Muchas empresas apostarán este año por equipar a los managers con herramientas para contratar trabajadores a distancia y por ayudar a los directivos a identificar a los empleados que puedan necesitar ayuda y promover la importancia de la flexibilidad.

En definitiva, la situación derivada de la pandemia ha hecho a muchas empresas replantearse sus estrategias de bienestar y beneficios. Pero no para reducirlas, sino para adaptarlas a una nueva realidad marcada por la menor presencialidad, la incertidumbre financiera y la inestabilidad emocional.

Por si te lo perdiste:

Health & Benefits: Descarga ahora nuestra propuesta de valor y conoce por qué elegirnos para el diseño de tu estrategia de beneficios sociales



Suscríbete a nuestra newsletter «RISKS 360º» para recibir las últimas novedades sobre riesgos financieros, profesionales y corporativos o ciberriesgos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Quizás te interese

Previous Next