Cómo alinear los propósitos corporativos con los beneficios, el bienestar, la inclusión y la diversidad

Cómo alinear los propósitos corporativos con los beneficios, el bienestar, la inclusión y la diversidad

SUSCRÍBETE

Los esfuerzos de capital humano apuestan por mejorar cada vez más la experiencia de los empleados día a día con el objetivo de crear un impacto positivo en el talento. Los beneficios y el bienestar del empleado, la inclusión y la diversidad influyen en la sostenibilidad del capital humano y, al mismo tiempo, pueden estar alineados con los propósitos corporativos.

Según señalan los expertos de Willis Towers Watson en el informe Company purpose and sustainable human capital, la llamada Declaración de Negocio sobre el Propósito de una Empresa (o Business Roundtable Statement on the Purpose of a Corporation) se ha convertido en un argumento en favor de la sostenibilidad del capital humano, en el que se incluyen los programas, prácticas y factores culturales que permiten al talento prosperar.

Esta declaración fue firmada por más de 200 directivos que se comprometieron a liderar sus empresas para el beneficio de cada parte que la forma, incluyendo los empleados. Esta declaración de apoyo a las personas y al capital humano puede sin duda servir como modelo inspirador para el resto de las organizaciones. Desde la perspectiva de los consultores de beneficios, la declaración de Purpose of a Corporation no es un concepto nuevo. De hecho, este argumento apoya lo que los profesionales de recursos humanos y finanzas han venido destacando durante años: la gente importa.


Sostenibilidad y bienestar del capital humano

La sostenibilidad se define como la capacidad de mantenerse a un cierto ritmo o nivel. Las organizaciones que adoptan un capital humano sostenible se preocupan por el bienestar de su mayor activo: las personas. Dicho bienestar está compuesto por componentes físicos, financieros, emocionales y sociales, que colectivamente tienen un impacto directo en el compromiso y la productividad del empleado.

Las estadísticas sugieren que cuanto mayor sea el estrés (ya sea de salud o de finanzas), menos comprometidos estarán los empleados y más tiempo estarán en la organización, para poder planificar y ahorrar para la jubilación. El impacto directo de la planificación de la fuerza laboral en los resultados empresariales no pasa desapercibido en las empresas, lo que ha llevado a muchas a implementar o ampliar sus estrategias de bienestar.

La inclusión y diversidad han ido ganando importancia en las organizaciones por su gran impacto en los empleados. Las empresas prestan cada vez más atención a una serie de beneficios que van más allá de los económicos, con el fin de abordar las necesidades reales de los trabajadores. Alinear esta estrategia con los objetivos empresariales es también importante para destacar en un mercado laboral muy competido.

Los empleados quieren saber si las empresas tienen iniciativas de sostenibilidad y un compromiso ambiental, social y de gobernanza.

Hoy por hoy, ya no son solo los inversores y los consumidores los que quieren la posición de una empresa en materia de sostenibilidad; los empleados también quieren saber si las empresas tienen iniciativas de sostenibilidad y un compromiso ambiental, social y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés). Además, quieren saber cómo influyen estos esfuerzos en una cultura saludable, en I&D y en el bienestar, y qué impacto tiene todo esto para sus beneficios.

Tampoco se debe pasar por alto que los millennials representan ya el 40% de la fuerza laboral. Esto ha dado lugar a que las organizaciones empiecen a revisar sus estrategias de beneficios para que se ajusten a las nuevas necesidades de sus empleados.

De hecho, según la 2018 Best Practices in Health Care Employer Survey de Willis Towers Watson, el 76% de las organizaciones evaluarán y alinearán el entorno de trabajo, las políticas, los programas de salud y bienestar con su cultura corporativa en 2020 o más adelante. Y el 72% está planeando incorporar formalmente la salud y el bienestar en la propuesta de valor de los empleados en ese mismo plazo.


Invirtiendo en los empleados

“Invertir en nuestros empleados comienza con una compensación justa y con la provisión de importantes beneficios. También incluye el apoyo a través de la formación y la educación para desarrollar nuevas habilidades para un mundo en rápida evolución. Fomentamos la diversidad y la inclusión, la dignidad y el respeto”. Así reza uno de los cinco compromisos de la declaración de Business Roundtable.

El cuidado del bienestar de los empleados comienza con el liderazgo que conecta la estrategia de la empresa con la estrategia del capital humano, y luego cobra vida a través del diseño de beneficios para los empleados. Esto implica entender quiénes son los trabajadores actuales y futuros y ponerlos en el centro de la experiencia del talento, evaluando la cultura de la empresa, los beneficios y el apoyo a la comunicación para asegurar el bienestar general y el compromiso.

Las palabras y la forma de comunicar a la organización importan, por lo que los beneficios se deben comunicar en un lenguaje sencillo y comprensible para todos.

Explorando más a fondo los matices de los beneficios, estos son algunos ejemplos de lo que las organizaciones han hecho, en colaboración con sus proveedores, para mejorar la experiencia y el bienestar de los empleados:

  • Apoyar a las familias a través de la atención a la fertilidad y la maternidad, las prestaciones por adopción y sustitución y la licencia parental, con prestaciones que se aplican también a los padres del mismo género.
  • Mejorar (y extender) la salud y la vida mediante el acceso a avances en la atención del cáncer y otras áreas de asistencia clínica y recursos como clínicas y gimnasios.
  • Manejo de la salud emocional a través de programas de asistencia al empleado (EAP, por sus siglas en inglés), visitas conductuales y formaciones.
  • Apoyar la consecución de los sueños a través del reembolso de préstamos para formación o la asistencia financiera y planificación de la jubilación.
  • Prestar servicios de conveniencia, como cafeterías, cuidado de niños, mercado, y descuentos para una variedad de productos y servicios.
  • Darse cuenta de que las palabras y la forma de comunicar a la organización importan, comunicando los beneficios en un lenguaje sencillo y comprensible para todos, utilizando la tecnología y reconociendo que los empleados aprenden y se involucran de forma diferente.

Parece claro, por tanto, que cualquier organización que persiga el éxito empresarial y la responsabilidad social, debe tener como firme propósito alinear sus objetivos corporativos con los programas de beneficios para empleados, las políticas de bienestar y fomentar la inclusión y diversidad en sus plantillas.


SUSCRÍBETE

Comparte

Dejar una opinión