Lupa
Button toggle Button toggle
Inicio Flecha a la derecha Categorías ... Flecha a la derecha ... Flecha a la derecha Qué es el bienestar financiero y cómo afrontan la... Comunicar los...
Botón de scroll

Qué es el bienestar financiero y cómo afrontan las empresas el reto de mejorarlo

Rectangules
11 de mayo de 2017

NUESTROS EXPERTOS:

Tiempo de lectura
4 minutos

Edición editorial:

Juan F.Samaniego

Un trabajador no sólo se puede sentir bien pagado desde el punto de vista económico. También puede considerar como un ‘sueldo emocional’ una mayor flexibilidad que le permita la conciliación, un servicio de nutrición y entrenamiento personalizado para mejorar su salud, un seguro médico o dental, un plan de pensiones, etc. Es decir, que los trabajadores pueden sentir un bienestar financiero si su empresa les ofrece algo más que un buen salario. Y eso no sólo es beneficioso para los empleados sino que repercute de manera muy positiva en los resultados de la compañía.

Qué es el bienestar financiero

¿Tu situación financiera es buena? O quizá lo que es más importante: ¿crees que tu situación financiera es buena? Te parecerán dos preguntas que significan lo mismo, pero no es igual saber tu situación real que tu percepción personal.

La suma de los indicadores objetivos y subjetivos respecto a tus finanzas es lo que determina tu bienestar financiero. El bienestar financiero es un concepto que engloba tus ingresos, tus ahorros, tus deudas y tus conocimientos sobre productos y servicios financieros, así como tu satisfacción financiera, la comparación que realizas respecto de otros compañeros de trabajo o la cultura financiera de tu empresa.

En definitiva, el bienestar financiero hace referencia a la salud financiera de cualquier trabajador y su capacidad para administrar de manera correcta sus ingresos. Tiene algo que ver con aquello que nos advertían algunos economistas durante la crisis del 2008 de vivir por encima de nuestras posibilidades. Al menos, en el sentido de que para lograr el bienestar financiero tus gastos deben ser proporcionales al salario que percibes para no endeudarte más de lo que puedes asumir. Además, el bienestar financiero de los empleados afecta directamente a su productividad.

Así lo corroboraba ya hace unos años un estudio elaborado por Willis Towers Watson, que realizó 30.000 encuestas entre trabajadores de compañías privadas de 19 países distintos y concluyó que el bienestar financiero afecta al rendimiento y, por tanto, a la productividad de las empresas.

Cómo interpretan los empleados el bienestar financiero

Como decimos, en nuestro bienestar financiero influyen factores objetivos pero también subjetivos. Por ello, no todos los trabajadores percibirán su situación en base a los mismos criterios.

Las preocupaciones de los empleados son diferentes en cada momento. Lo que más preocupa a unos no es lo que más preocupa a otros respecto a sus finanzas. Por tanto, hay que tener en cuenta esas variables a la hora de evaluar el bienestar financiero de los trabajadores.

En la citada encuesta de Willis Towers Watson se segmentó a los trabajadores en cuatro grupos para intentar comprender cómo les afectan los problemas financieros:

  1. Los despreocupados.
  2. Los que tienen preocupación por su futuro. En este grupo se engloban aquéllos que manifiestan inquietud por su capacidad para enfrentarse a la jubilación.
  3. Aquellos que muestran intranquilidad por el momento actual. Este colectivo siente preocupación por sus finanzas a corto plazo, pero tienen seguridad para afrontar su jubilación.
  4. Los que tienen dificultades. Este grupo representa a los que luchan con problemas a corto y largo plazo.

Durante una década de estudio, desde la crisis económica de 2008, se pudo deducir que la tendencia era a la mejora de la situación financiera de los trabajadores.

Sin embargo, y más después del impacto de esta nueva crisis global, la postura respecto al bienestar financiero a largo plazo sigue siendo pesimista, ya que dos tercios de los empleados a nivel mundial consideran que su generación disfrutará de menos beneficios que sus padres.

Ese malestar, como decimos, se traslada al puesto de trabajo, ya que esta preocupación tan extendida sobre el futuro supone un lastre emocional que, indirectamente, se traduce en un coste para la empresa, que ve empeorar sus resultados por la bajada de la productividad de sus trabajadores.

Cómo fomentar el bienestar financiero

En base a ese dato sobre la productividad en relación con el bienestar financiero de los empleados, cada vez más empresas se dan cuenta de la importancia de mitigar ese malestar de sus trabajadores, que puede manifestarse en forma de estrés.

El problema no es menor y, por eso, un importante porcentaje de empresas de todo el mundo ya están tomando medidas para mejorar el bienestar financiero de sus empleados de una u otra manera.

Tener un plan de bienestar financiero es beneficioso para el trabajador pero también, como demuestran diferentes estudios, para la compañía. Que los empleados sientan un bienestar físico y emocional influye en su productividad y en su compromiso con la empresa.

Tener una buena base financiera genera bienestar y -muy importante- también seguridad y eso implica tener planes para el futuro y sueños que cumplir, cuestiones que aumentan la motivación del trabajador y, en consecuencia, su rendimiento.

Pero lograr ese bienestar no sólo implica subir los salarios, sino lograr un equilibrio entre sus beneficios y la satisfacción de sus necesidades financieras personales y familiares. E incluso proporcionar al trabajador las herramientas y la educación financiera necesarias para lograr ese bienestar. Eso también se contempla en los planes de bienestar financiero de las empresas que, como puedes intuir, son de gran importancia y generan muchos beneficios para los trabajadores.

Beneficios a empleados a corto plazo

Como es lógico, las crisis incrementan la preocupación y el estrés de los trabajadores respecto a su situación laboral. Es tarea de las empresas procurar la estabilidad y seguridad que los empleados necesitan para que su bienestar laboral sea positivo, y eso genera una serie de beneficios casi inmediatos:

  • Se produce un ahorro que permite cumplir deseos a corto plazo.
  • Aumenta la motivación laboral del trabajador.
  • Incrementa la productividad, porque los empleados no están preocupados por su futuro.

Beneficios a empleados a largo plazo

La implicación de la empresa en la mejora de la salud laboral de sus trabajadores es clave para que tanto la compañía como los empleados obtengan beneficios a largo plazo de esa mejora de su bienestar financiero:

  • Mayor implicación, compromiso y orgullo de pertenencia no solo provoca una mayor productividad individual, sino también una mayor productividad a nivel colectivo afectando de forma positiva la cultura empresarial.
  • Menor estrés y menor preocupación significa también una mejora de la salud física y mental, ya que el microestrés laboral es algo que queremos evitar en todo momento.
  • El sentimiento de estar valorado por tu empresa incrementa tu crecimiento profesional y, de paso, aumenta el valor del capital humano de la compañía.
  • El clima laboral mejorará porque todos se sentirán valorados.

Por si te lo perdiste:

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tranquil@, tu dirección de email no se publicará

Edición editorial: Juan F.Samaniego

Todo lo que WTW puede ofrecer a tu empresa

Salud y beneficios sociales

Pide información

Bienestar integral

Pide información

Benefits Access

Pide información

Quizás te interese

Previous Next